lunes, 23 de enero de 2017

ORGANIZARNOS PARA LUCHAR CONTRA AUMENTOS A GASOLINAS, ELECTRICIDAD Y GAS LP

LA NUEVA CENTRAL DE TRABAJADORES LLAMA A FORTALECER LA LUCHA POPULAR EN CONTRA EL AUMENTO A LAS GASOLINAS, LA ELECTRICIDAD Y EL GAS LP
 Nueva Central de Trabajadores
enero 2017
Durante las primeras horas del 2017 miles de mexicanos en todo el país se han manifestado en contra del “gasolinazo” que el gobierno de Enrique Peña Nieto anunció en días pasados; con la llegada del año nuevo el costo por el combustible aumentó en un 20%.
Las calles de la CDMX y el Estado de México se llenaron de protestas, tomas parciales de gasolineras y marchas en diversas vialidades, además del cierre total de la carretera México-Querétaro.
El enojo ha ido en aumento; para el segundo día del año las tomas de carreteras y centros de distribución de Pemex se expanden por diferentes estados como Morelos, Guerrero, Hidalgo, Tlaxcala, Veracruz, Michoacán, Durango, Jalisco, Tamaulipas, Coahuila, Chihuahua, Yucatán y Chiapas; en el centro del país las vías Texcoco-Lechería, Naucalpan-Toluca, México-Pachuca y la México-Toluca también presentan cierres. Gasolineras ubicadas cerca de la autopista México-Puebla y vías primarias como Tlalpan e Insurgentes están siendo bloqueadas por la población de zonas aledañas. Por su parte, en estados como Oaxaca y Nuevo León ciudadanos buscan crear amparos colectivos en contra del aumento a la gasolina.
Como era de esperarse la escalada de alza de precios de bienes y servicios sigue inmediatamente a la del combustible; éste traerá aumentos generalizados en los insumos básicos como la tortilla, que podrá llegar a los 20 pesos por kilo. Además, se anunció ya el incrementó al costo de las tarifas eléctricas y el gas LP, y también se prevé que el transporte público ajuste sus tarifas al alza mientras que el transporte foráneo las ajustó desde las primeras corridas del 2017.
La situación es desastrosa para la población trabajadora. El poquitero aumento a los salarios mínimos ya quedo fulminado con los aumentos de bienes y servicios. Ante ello, sólo nos queda responder con la movilización en rechazo a las medidas antipopulares del gobierno que, como en otras ocasiones, pretende cargar sobre los hombros de la clase trabajadora todo el peso de la crisis económica.
Conforme se vayan anunciando el resto de los incrementos que traerá consigo el alza de la gasolina las protestas van a seguir aumentando y probablemente también radicalizando; cabe destacar que son los transportistas los que hasta el momento están llevando consigo la protesta por las carreteras del país, además de ser la ciudadanía organizada a través de las redes sociales la que está tomando calles, plazas y expendios de distribución de combustibles; aún falta por ver las acciones que realicen los estudiantes, campesinos, comunidades y demás trabajadores organizados.
Los partidos políticos institucionales están siendo rechazados en las marchas. En respuesta se limitan al activismo por internet en contra del PRI y Peña Nieto; la ciudadanía encabronada les reclama que fueron ellos los que aprobaron la reforma energética y estos aumentos son en parte consecuencia del mal llamado “Pacto por México”.
Ante este escenario.
La Nueva Central de Trabajadores (NCT).
1. Llama a todos los ciudadanos conscientes a respaldar todas las acciones de protesta que de manera legítima manifiesten un enérgico rechazo a la escalada de alzas de precios de la gasolina, la electricidad, el gas natural, el costo del transporte público y de la canasta básica que golpean brutalmente a la economía popular. Llama a toda la población a sumarse a las iniciativas que estén a su alcance -cuales sean- para salir a las calles, plazas, avenidas, carreteras y autopistas a manifestarse.
2. Llama a auto organizar la resistencia civil y pacífica en contra de este nuevo atraco del gobierno en nuestros centros de trabajo, escuelas, barrios, ejidos y comunidades. Es necesario convocar a reuniones informativas y asambleas populares desde nuestras formas existentes de organización, sean asociaciones, clubs, cooperativas, sindicatos, colectivos, coordinadoras o asambleas populares para desplegar una campaña informativa entre la población que nos lleve a tomar acciones masivas más contundentes en contra de la escalada de precios.
3. Convoca a las organizaciones integrantes de la NCT a realizar asambleas de base para tomar acuerdos que fortalezcan la respuesta popular al incremento de la gasolina, las tarifas eléctricas y el transporte público. Así mismo, la NCT promoverá los acuerdos mínimos para la unidad de acción con los distintos referentes sindicales y populares que reprueban el alza de precios y coincidan en la necesidad de convocar a una gran Jornada Nacional de Lucha y Desobediencia Civil contra el alza de precios de las gasolinas, las tarifas eléctricas, el gas natural y en contra de los recortes al gasto público en educación, salud y vivienda.
4. Los argumentos del gobierno para justificar el alza de las gasolinas son falsos y risibles. Como aquel de que en otros países no petroleros la gasolina es más cara. En realidad el gobierno no tiene ingresos para sostener un presupuesto de egresos que conserva los privilegios de los partidos y la clase política, sus lujos, bonos, despilfarros y negocios mal habidos. El país está quebrado a consecuencia de sus políticas neoliberales, la crisis capitalista y la entrega de nuestros recursos estratégicos al extranjero. El desmantelamiento y cierre de las refinerías, la dependencia de la gasolina proveniente de Estados Unidos, en pocas palabras, la pérdida de nuestra soberanía energética, es lo que explica la escazes y el incremento de las gasolinas. Nosotros no tenemos por qué pagar los platos rotos. Nosotros exigimos No más recortes al gasto público, No más impuestos, No más aumentos de bienes y servicios.
5. La NCT convoca a todos los trabajadores y sus organizaciones a emprender una lucha decidida por la defensa y recuperación del poder adquisitivo del salario; a exigir mayores incrementos salariales en las próximas revisiones contractuales e ir a la huelga de ser necesario. En esta misma línea, demandemos un incremento general de emergencia.

6. 30 años de neoliberalismo, de saqueo de nuestros recursos naturales, de privatización de los servicios públicos y bienes comunes, de despojo de nuestros derechos sociales y libertades políticas, de represión de la lucha social, de falsa democracia partidista y manipulación mediática, están llegando a su fin. Alcémonos con la unidad popular para alcanzar un México con justicia, paz y libertad.

NUEVA CENTRAL DE TRABAJADORES

México, enero de 2017.

No hay comentarios: