jueves, 19 de enero de 2017

ISIDRO BALDENEGRO LÓPEZ, indígena rarámuri asesinado arteramente por defender la Madre Tierra

 
“Indignante y absurdo el asesinato del defensor ambiental rarámuri Isidro Baldenegro”: ONU
Redacción Desinformémonos
19 enero 2017
Ciudad de México / Desinformémonos. El asesinato del defensor ambiental rarámuri Isidro Baldenegro López es un hecho “indignante y absurdo”, aseguró el Relator Especial de Naciones Unidas sobre la situación de los defensores de derechos humanos, Michel Forst, quien condenó el homicidio y explicó que se trata de un “trágico recordatorio de los peligros y riesgos” que enfrentan los defensores indígenas en Chihuahua.
“Estoy profundamente conmocionado por el asesinato a sangre fría de Isidro, quien tan sólo deseaba para su comunidad la preservación de los bosques tradicionales en la Sierra Tarahumara”, dijo Frost durante su visita oficial en México.
El Relator calificó a Baldenegro de un defensor indígena “comprometido y altruista”, y a su muerte como una “trágica pérdida. La muerte de Isidro deja un doloroso vacío no solo en su comunidad, sino en el movimiento global de los derechos humanos”, recalcó el experto.
Frost resaltó la importancia de una inmediata y efectiva investigación por parte de las autoridades competentes sobre el asesinato del defensor, con cuya familia y comunidad se solidarizó “humildemente”.
Isidro Baldenegro era un indígena rarámuri de 50 años que falleció esta semana por las heridas de bala que recibió en un atentado el pasado domingo, en su comunidad nativa en Chihuahua.
Baldenegro defendió el bosque comunal de Coloradas de la Virgen, que hasta la fecha tiene litigios relacionados con la tala de árboles y el territorio y que se suman a lo largo de toda la Sierra Tarahumara por la presencia de grupos delictivos, que actúan principalmente contra los rarámuri y las otras tres etnias que comprenden la región serrana chihuahuense.
El defensor indígena participó en el 2003 en un bloqueo de la carretera en la Sierra Tarahumara, porque por ahí pasaban los camiones madereros para transportar árboles talados a pesar de su prohibición por una orden de un juez, en 2002.

Su actividad de defensa pacífica ante la tala ilegal de los bosques rarámuris de su comunidad fue reconocida internacionalmente con el Premio Goldman en 2005.

El Premio Goldman es un premio que se concede anualmente como recompensa a defensores de la naturaleza y el medio ambiente, es el máximo reconocimiento mundial para activistas de medio ambiente. Instituido en 1990 por los filántropos Richard N. Goldman (1920-2010) y Rhoda H. Goldman (1924-1996) para mostrar que los problemas ambientales son internacionales, para dar atención pública a problemas globales de importancia crítica, para dar reconocimiento a individuos ordinarios que trabajan para proteger y mejorar el medio ambiente, y para inspirar a otros para que sigan el ejemplo.
En 2005 este premio fue otorgado a Isidro Baldenegro López, indígena rarámuri recientemente asesinado por defender los bosques de la Sierra Tarahumara de la tala ilegal perpetrada por talamontes, grupos criminales y empresas madereras.
En 2015 este premio fue otorgado a Berta Cáceres, indígena lenca, activista del   Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH) organización que lucha en defensa del medio ambiente, por el rescate de la cultura lenca y para elevar las condiciones de vida de la población de la región.
Berta Cáceres luchaba contra proyectos hidroeléctricos, mineros y madereros destacando su lucha contra la presa hidroeléctrica de Agua Zarca en el Río Gualcarque en Santa Bárbara, cuando fue asesinada el 3 de marzo de 2016.