sábado, 21 de enero de 2017

HAY UN ESTADOS UNIDOS DE ABAJO QUE SE ORGANIZA CONTRA TRUMP: Laura Carlsen


Afectaciones a la comunidad migrante esbozadas en entrevista por Laura Carlsen
Vea este video:
Gloria Muñoz Ramírez
Desinformémonos
20 enero, 2017
Ciudad de México/Desinformémonos. El gélido y triste ambiente que se respira hoy en Washington durante la jornada de actividades entorno a la toma de posesión de Donald Trump como presidente de Estados Unidos, las implicaciones inmediatas internas e internacionales, en especial el futuro de las relaciones con México y las afectaciones a la comunidad migrante, son esbozados en esta entrevista por Laura Carlsen, experta en relaciones México-Estados Unidos, quien se encuentra en Washington analizando el arribo del republicano y viviendo de cerca las manifestaciones de rechazo a su administración.
-¿Cuál es el ambiente que se respira en Washington?
.- Hay que tomar en cuenta que la ciudad de Washington se conoce porque desde aquí se ejerce el poder, y que un porcentaje muy bajo de la población de aquí votó por Trump. Entonces, en este momento se ve, se siente un ambiente de mucha tensión, mucha tristeza, angustia e incertidumbre, porque además de lo que se sabe desde la campaña, las políticas explícitas de cómo va a ser el nuevo gobierno generan muchas preguntas.
Frente a la Casa Blanca desde ayer hay manifestaciones de agradecimiento a Obama y muchas lágrimas. La gente estuvo llorando tanto por la salida de Obama, que representó esperanza para muchos sectores, como el de los afroamericanos; como por la llegada de Trump. La gente, literalmente, está llorando.
Todo el mundo está esperando que llueva porque el clima refleja el estado de la gente.
– ¿Cuáles serán las implicaciones de la llegada de Trump en cuanto a los derechos humanos? ¿Qué se espera?
.- El sector latino, los sindicatos, dirigentes y todos están esperando una ofensiva muy fuerte en contra de sus derechos. Del sector sindical se sabe desde la campaña que el presidente Trump tiene una visión muy personal en contra a todo lo que tiene que ver con ellos. Es un empresario que ha peleado contra ellos para acabar con el derecho de organización de los trabajadores. No están en pánico, pero están viendo que su agenda es sobrevivir en estos días, en estos años. No tienen todavía estrategias específicas, pero sí tienen frente a ellos un panorama en el que solamente defender los logros de las últimas décadas será un gran desafío.
Por parte del sector latino, está muy presente el mensaje claro de exclusión, porque en todo el nuevo gabinete no hay un sólo latino, y no se han abierto canales ni de negociación ni de diálogo con ellos. Están viendo una situación en la que este sector, que es una gran parte de la población de Estados Unidos, no tiene ninguna representación en el gobierno, y por el otro lado, también esperan una ofensiva contra sus derechos, simplemente contra su derecho de existir.
– ¿Cuál es la tu opinión sobre el gabinete?
.- El gabinete es terrible. Todas las personas que habían dicho que Trump en el poder sería diferente al de la campaña, que sería moderado, estuvieron completamente equivocadas. En los nombramientos y las políticas que ha hecho Trump es todo lo contrario: será más extremo que en la campaña. Vemos un gabinete compuesto por hombres blancos multimillonarios. No hay latinos, hay un sólo afroamericano que ha confesado que no tiene ninguna capacitación para el puesto en el que está, y hay muy pocas mujeres.
El vicepresidente es una persona que sí sabe de gobierno, pero es muy conservador. Está comprometido con las políticas de Trump, y otra preocupación del pueblo es que si quitan a Trump, entre Pence a la presidencia. Por un lado, se quita a una persona cuyas políticas y capacidad de gobernar son nefastas, pero por el otro se pone a una persona igual de pensamiento, sólo que sí sabe de gobierno, es más capaz, más efectivo y con mayor ideología y contactos.
El problema de la incertidumbre en Washington es que Trump ya nombró a su gabinete, pero no ha nombrado a las personas que trabajarán en los puestos de segundo nivel y todo lo que implica una transición en donde se pueden tomar las riendas del gobierno de una manera que garantice, por lo menos, un seguimiento. Es un gobierno que está entrando de una forma muy improvisada, lo cual aumenta la angustia que se siente en la sociedad.
El gabinete está desplazando un gobierno que por lo menos debería tener una fachada de gobernar para el bien común, y ya no tiene ni siquiera eso. El sector empresarial estará gobernando sin intermediarios, directamente para sus propios intereses. De esta forma se puede explicar el acercamiento a Rusia y la manera que están cambiando todo el mapa geopolítico para favorecer a los intereses de las grandes trasnacionales, a costa de los intereses del pueblo.

El gobierno estadounidense nunca ha dado voz dominante al pueblo en estos asuntos, pero ahora están desnudando la forma en que funcionan a favor del sector empresarial.
¿Cómo está reaccionando la sociedad de abajo ante esta desnudez del Estado norteamericano?
.- Lo que está ocurriendo sirve para demostrar las grandes fallas del concepto de democracia de Estados Unidos, y esto sí está movilizando a la gente. La gente está diciendo “ahora sí, está mal”. Desde el nivel local se están formando espontáneamente comités anti-Trump, y en el nivel nacional se prepara una mega marcha para este sábado 21 de enero.
La gente se siente comprometida para, por lo menos, defender lo que cada sector ha logrado. La idea es dejar claro que Donald Trump es totalmente inaceptable, por lo que se tienen que buscar las ideas de resistencia y de cambio que hagan falta. Hay mucho compromiso con esto.
Es el primer día de su gobierno y ya se habla de que probablemente no dure mucho en las Casa Blanca. ¿Qué se dice en Washington?
.- Hay mucha gente que piensa que no hay forma de que Trump dure los 4 años y hay muchas razones para pensarlo. Primero porque es una persona que puede tronarse por los severos problemas psicológicos que tiene, y también están buscando la manera de quitarlo por ser una persona que no tiene ni las mínimas características de un presidente. Si eso pasa y queda Pence, se puede mejorar un poco el panorama, porque por lo menos es una persona más razonable y menos impredecible, aunque igualmente peligrosa.
¿Cuáles son las iniciativas concretas de resistencia desde abajo?
.- Es muy posible que los estados y las localidades tomen la iniciativa, como ha estado pasando. Se proclaman como santuarios y se pronuncian para asegurar que no entrará el gobierno federal a su comunidad. Ya son 19 universidades declaradas santuarios, que defenderán a los migrantes y lucharán contra la deportación. En respuesta, se anunció el retiro de los fondos federales para las ciudades e instituciones que se proclamen contra la “cacería de migrantes”.
California, por ejemplo, se ha mostrado a favor de los migrantes, y como forma parte importante de la economía estadounidense, tiene con qué defenderse ante las amenazas del gobierno federal y de Trump. Es irónico, porque siempre la bandera de los derechos de los estados ha sido de derecha, pero ahora vemos una situación inversa. Los estados exigen sus derechos para oponerse al Partido Republicano.

Este 20 de enero se proclamó como el Día Sin Migrantes, con el que están pidiendo a todos los migrantes que no trabajen y no consuman para mostrar la fuerza e importancia que tiene el sector en Estados Unidos. También se esperan manifestaciones en varias ciudades, por lo menos 170 registradas. En Washington se hará una manifestación convocada por mujeres, que se amplió a todos los sectores que formaron contingentes para participar.

No hay comentarios: