miércoles, 31 de agosto de 2016

LONKO FACUNDO JONES HUALA, REFERENTE MAPUCHE: “No tememos a la cárcel, ni a la muerte”

30 de agosto de 2016

“Soy un weichafe que revindica el accionar de su pueblo, en busca de su Liberación”
A una semana de que se realice la audiencia pública por el juicio de extradición que demanda la justicia chilena, el Lonko Facundo Jones Huala dio a conocer un extenso documento en el que analiza no sólo su detención sino el contexto político social en que se producen procesamientos y persecución a integrantes de los Pueblos Originarios en ambos lados de la Cordillera.
El Lonko Wichafe, Facundo Jones Huala dio a conocer una proclama en la que reivindica la rebelión como un derecho frente a lo que denomina regímenes tiránicos y con las comunidades sometidas a vivir en la pobreza, marginación y vulneración de derechos básicos. El líder indígena, que el próximo 30 de agosto afrontará el juicio por el pedido de extradición que impulsa la justicia chilena, denuncia falta de diálogo para encontrar una solución política a los conflictos que afrontan los Pueblos Originarios.
“No tememos a la cárcel, ni a la muerte, no debemos someternos más. Los autores intelectuales de nuestra lucha de liberación son nuestros antepasados, dignos Weichafes que en resistencia combatieron, transmitiendo su Rakizuam (pensamientos) y su Nguneu (voluntad) hasta hoy. Los tribunales colonialistas carecen de moral y legitimidad para nosotros, solo justifican con tecnicismos inventados por ellos mismos, basados en la lógica del derecho imperial romano, su represión y brutalidad occidental judeo-cristiana capitalista. Si las leyes las escribieron los ricos (terratenientes, empresarios, etc.) descendientes de la europea genocida, no podemos esperar más que el resguardo de sus privilegios”, sostiene Jones Huala que está detenido desde el pasado 27 de mayo cuando se produjo un violento allanamiento en el territorio recuperado en Vuelta del Río, a pocos kilómetros de El Maitén.
Desde la Unidad Nº 14 del Servicio Penitenciario Federal, el líder indígena confiesa que “hasta hoy se han negado al dialogo serio y han respondido con cárcel y plomo, ante nuestros planteos políticos, tratándonos de delincuentes y terroristas frente al resto de la sociedad. Inventando perfiles en la prensa burguesa, cuando el verdadero terrorismo proviene del Estado y de las empresas, incluyendo gatillo fácil y abuso sexual de la policía, que ni siquiera es cuestionado. Entonces ¿qué podemos esperar de la democracia?, sistema de origen griego, quienes tenían ‘ciudadanos’ y ‘esclavos’; ¿más cuando es burguesa? Así todo, lamentablemente, la democracia es lo menos inhumano, creado por los occidentales que nos han dominado para someternos a su régimen de explotación racial y de clase”.
Si bien la justicia provincial terminó morigerando la medida cautelar dictando la prisión domiciliaria, la justicia federal negó finalizar con la prisión preventiva hasta tanto se sustancie el juicio por extradición que se realizará la semana próxima en Gendarmería Nacional. “Pretenden usarme como escarmiento ejemplificador para el Pueblo Mapuche consiente, pero no nos doblegaran. Soy un comunero más que la historia y el Pueblo han llevado a este contexto, para amplificar esa voz que no será silenciada por barrotes ni percutores bélicos de ningún tirano”, agrega Jones Huala y proclama: “soy una Autoridad Mapuche, un weichafe, soy un Revolucionario que revindica el accionar de su pueblo en la búsqueda de su Liberación”.
En el documento escrito y divulgado desde la prisión, el referente mapuche se pronuncia por la negativa respecto de la extradición y aclara: “pero si me extraditan sepan bien que preso o libre seguiré siendo uno más en la confrontación dialéctica Mapuche/Capitalismo, otro agitador social, militante, subversivo alterador del orden político”. Con duros cuestionamientos al sistema judicial y político, Jones Huala entiende que desde hace años se fueron cerrando todas las vías “para seguir siendo verdaderos e íntegros Mapuches”, tras lo cual concluye: “Han hecho válidas todas las formas de lucha para resistirnos a la muerte, la usurpación y el ultraje”.
El lonko no sólo reivindica la lucha sino que entiende que su privación de la libertad tiene como propósito el “escarmiento ejemplificador para el pueblo mapuche consiente”. Sin embargo, añade que no serán doblegados en sus reclamos. “Soy un comunero más, que la historia y el Pueblo, han llevado a este contexto, para amplificar esa voz que no será silenciada por barrotes ni percutores bélicos de ningún tirano”.