sábado, 25 de junio de 2016

No hacen ni dejan hacer: Ejecutan a padre de la Brigada Nacional de Búsqueda en Veracruz

Por Omar García
Centro de medios libres
25 junio, 2016
¿Por qué un padre o una madre, un hermano o hermana, hijo o hija que busca y lucha por encontrar a un familiar desaparecido tiene que ser ejecutado?
Ayer asesinaron a otro activista y padre de un desaparecido… Y sentimos rabia por el acontecimiento, porque cuando hemos visto la incapacidad del gobierno y su falta de voluntad para buscar a los desaparecidos, hemos tenido que ser los familiares y amigos quienes tenemos que buscarlos.
¿Acaso es ilegítimo o ilegal hacerlo?
¡Si no pueden o no quieren buscar a nuestros desaparecidos simplemente no nos asesinen por hacerlo nosotros!
Nuestra solidaridad con la Brigada Nacional de Búsqueda, quienes de manera ejemplar sostienen esta lucha que nadie en el país quiere hacer, salvo las propias víctimas a riesgo de perder el pellejo.
Ejecutan a padre de la Brigada Nacional de Búsqueda en Veracruz, observador de actuaciones de la Fiscalía estatal
Exigen organizaciones investigación inmediata y protección para la sobreviviente del atentado y los integrantes de la organización.
Ciudad de México, 24 de junio del 2016. La Brigada Nacional de Búsqueda de Personas Desaparecidas informó del asesinato de José Jesús Jiménez Gaona, integrante de la agrupación y padre de la desaparecida Jenny Isabel Jiménez Vázquez, en un atentado el pasado 22 de junio que dejó gravemente herida a su esposa Francisca Vázquez Mendoza. Ambos son parte también del colectivo Familiares en Búsqueda María Herrera, Poza Rica, recientemente constituido.
La Brigada y organizaciones de derechos humanos observadoras exigieron una investigación inmediata, diligente e imparcial de los hechos y la implementación de las medidas otorgadas por la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Veracruz en el número de queja DAM-0700-2016 y las diversas emitidas por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos,  encaminadas a prevenir cualquier nueva agresión en contra de la vida, libertad e integridad de Francisca Vázquez Mendoza y de integrantes del colectivo Familiares en Búsqueda María Herrera.
Jenny Isabel Jiménez Vázquez, única hija del matrimonio, fue desaparecida el 25 de mayo del 2011 en Poza Rica. Para las organizaciones, el ataque es sumamente preocupante pues sucede a semanas que José Jesús y Francisca, junto con otras familias, formaran un grupo de familiares de personas desaparecidas de esa región para unir fuerzas en la búsqueda de sus seres queridos y exigir conjuntamente a las autoridades una actuación diligente en estos casos, pues en tal región hay un alto número de casos de desaparición en el absoluto olvido, muchos de ellos sin denuncia.
Además, José Jesús y Francisca participaron por primera vez el pasado 15 de junio de 2015 como representantes de su colectivo en una reunión de diferentes colectivos de familias con funcionarios federales y estatales, de la Subsecretaría de Derechos Humanos de la Secretaria de Gobernación federal, la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, la Comisión Nacional de Derechos Humanos, la Fiscalía General del Estado de Veracruz, la Fiscalía Especializada de Búsqueda de Personas Desaparecidas de la Procuraduría General de la República y Comisión Estatal de Derechos Humano de Veracruz, entre otras”, informó la Brigada. En dicha reunión, José Jesús fue designado como observador de las actuaciones de la Fiscalía estatal relacionadas con la investigación y búsqueda de personas desaparecidas en la región de Poza Rica, “donde no se ha llevado a cabo estrategia alguna de atención a estos casos”.
Las organizaciones exigieron que se intensifiquen las labores tendientes a dar con el paradero de Jenny Isabel Jiménez Vázquez, “a quien su padre no podrá buscar más”.

En abril, la primera Brigada Nacional de Búsqueda presentó los resultados de sus 15 días de búsqueda en Veracruz, en los que halló cerca de 15 puntos con restos humanos inhumados clandestinamente. Los integrantes de la Brigada -40 personas provenientes de estados como Guerrero, Sinaloa y Michoacán- destacaron que su trabajo demuestra que las autoridades no tienen ningún interés en buscar a los desaparecidos, pues ellos y ellas sin ningún recurso encontraron restos óseos. Denunciaron la obstaculización de su trabajo por parte de las autoridades estatales de Veracruz, que incluso dijeron que el primer hallazgo eran trozos de madera quemada, y la omisión de autoridades federales, que enviaron tarde y de forma insuficiente a personal para su resguardo. Anunciaron que buscarán que la policía científica y forenses independientes hagan el análisis de los restos.