lunes, 6 de junio de 2016

LA JUSTICIA POPULAR AJUSTARÁ LA CUENTA (de La Voz del Anáhuac a “compARTE conCIENCIAS por la Humanidad”)

LA JUSTICIA POPULAR AJUSTARÁ LA CUENTA
por La Voz del Anáhuac, (pequeña aportación del colectivo Azcapotzalco al “compARTE conCIENCIAS por la Humanidad” convocado por el EZLN)

Siempre ha estado cerca,
desde que rolo la vida,
ronda la muerte,
cerca, como la sombra propia.

No es ajena, es parte de ti, de mí…
Porque hay vida, hay muerte:
vivimos muriendo,
morimos viviendo.

Pero una es la muerte morida
por vejez, por enfermedad,
y muy otra es la muerte matada,
por ejecución, por callarnos.

“Donde hay lucha hay sacrificios y
la muerte es cosa frecuente…
morir por el pueblo es la muerte más digna…”,
escribió Mao hace más de medio siglo.

La muerte no es final de nada,
es sólo el paso a otra etapa.
La materia se transforma,
la energía se libera.

Morimos las personas,
quedan las ideas.
Vives y luchas, aprendes, experimentas,
algo pueden aprovechar otros y otras.

Ninguna fatalidad, así es natural.
Todos nacemos, crecemos, vivimos,
algo aportamos y finalmente morimos.
Sólo esperamos dejar algo que sirva.

No una herencia material,
ojalá que sí de mente y corazón.
Algún recuerdo del sentir y el pensar,
de la necedad de ser dignos.

Vida y muerte, como día y noche
son unidad y lucha de contrarios
de nuestro dialéctico existir
de nuestro vivir luchando.

Eso por lo que luchamos
choca con los intereses
de los que creen tener derecho
a enriquecerse de nuestro trabajo.

Es inevitable que callarnos quieran,
inmovilizarnos, encadenarnos,
someternos, derrotarnos, humillarnos,
sepultarnos en el silencio y en el olvido.

Entonces, si así será, que nadie llore,
que nadie sienta que algo perdió,
que sepa que alguien cumplió
su ciclo de vida y lucha para todos.

Que si fue por muerte matada,
no habrá perdón ni olvido,
ya llegará el momento en que la
justicia popular les ajustará la cuenta.