viernes, 20 de mayo de 2016

OBAMA VS BLM // MLK VS OBAMA (LAS VIDAS DE LOS NEGROS IMPORTAN)

Foto de Periferias
–©’16 maj
Texto de Mumia Abu-Jamal
Audio grabado por Noelle Hanrahan: www.prisonradio.org
Texto circulado por Fatirah Litestar01@aol.com
Traducción Amig@s de Mumia, México
Por Amig@s de Mumia de México
/19 mayo, 2016/
Publicado por Agencia SubVersiones
01 de mayo de 2016
En su último viaje a Gran Bretaña, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama dio una bofetada a los jóvenes activistas del movimiento Black Lives Matter, BLM, (Las Vidas de los Negros Importan).
Han sido «realmente eficaces en  llamar la atención a problemas graves», dijo, «pero han fracasado en sentarse a platicar con los líderes políticos».
«No pueden seguir gritándoles», les reprochó.
El regaño de Obama al movimiento retrató a sus integrantes como inmaduros, poco sofisticados  y mal informados  sobre los misteriosos usos y costumbres de la política, los cuales ante el punto de vista del ejecutivo trata de sentarse a hacer tratos.
Esto es más que irónico, dicho por un presidente que no ha podido reunirse con la plétora de políticos que se le oponen a él. De hecho, ¡sus opositores le han tachado de «mentiroso» desde el pleno del Congreso!
Adivinen quién más fue criticado por organizar protestas.
Sí, el Dr. Martin Luther King.  En su libro Por qué no podemos esperar (1963: Signet) MLK escribió:
«Sabemos a través de nuestras experiencias dolorosas que la libertad nunca se regala voluntariamente por el opresor. Francamente, aún no emprendo una campaña de acción directa que haya sido ‘oportuna’ desde el punto de vista de los que no han padecido la enfermedad de la segregación racial. Durante años, he escuchado la palabra ‘¡Espérense!’. Suena en el oído de cada persona negra con lacerante familiaridad. El ‘espérense’ casi siempre ha significado ‘nunca’. Tenemos que reconocer, junto con uno de nuestros distinguidos juristas, que ‘La justicia demorada es la justicia negada’». (191)
Estas palabras de su «Carta desde una cárcel en Birmingham» (1963), llegan a describir «policías llenos de odio» (sí, son palabras de King),  quienes «maldicen, patean y hasta asesinan a ustedes, hermanos y hermanas negras». (92)
Fue esa crisis permanente que dio lugar al movimiento Black Lives Matter (BLM), y no su ingenuidad política.
Por cierto, BLM ha hecho mucho más que «gritar a los políticos». Sus esfuerzos post-Ferguson han provocado la derrota electoral de procuradores que escupieron en la cara de las comunidades después de los asesinatos policíacos de jóvenes negros como Laquan McDonald en Chicago, el hogar político de Obama.*
Las y los activistas han levantado la bandera de resistencia negra contra la injusticia. En lugar de hacer esto, ¿debieron haber realizado una «cumbre de cerveza»?**
¿Debieron haberse sentado en privado para discutir estos asuntos con el homie de Obama –el alcalde de Chicago, Rahm Emanuel? ¿Emanuel, cuyo desprecio por la vida de los negros es legendario?  ¿El mismo que ayudó a encubrir el asesinato de McDonald por la policía?
Sí, cómo no –buena suerte con eso-.
Los gritos de BLM no son el problema.
Demasiadas veces, el problema son los políticos, quienes hacen tratos –mientras la gente negra muere-.
Desde la nación encarcelada soy Mumia Abu-Jamal.
*Ahora también ha sido derrotado el procurador que se negó a enjuiciar al policía blanco que asesinó al joven Tamir Rice en Cleveland. (N. de la T.)
**Se refiere a una reunión con cerveza convocada por Obama en el jardín de la Casa Blanca con el profesor africano-americano Henry Louis Gates y el policía blanco que lo detuvo por entrar por la fuerza en su propia casa. (N. de la T.)

No hay comentarios: