viernes, 20 de mayo de 2016

LA VOZ DEL ANÁHUAC: POR SEGUNDA OCASIÓN FACEBOOK NOS BLOQUEA: NOS CENSURA POR NUESTRAS PUBLICACIONES LIBRES

En 2010, después de 15 años de existir como un boletín impreso, La Voz del Anáhuac entró al mundo de internet. Primero creamos un Blog llamado así. Ya nos lo tumbaron tres veces, pero necios que somos, lo volvemos a levantar. Luego incursionamos en las llamadas redes sociales: Facebook y Twitter.
Ahí posteamos todo lo que se publica en el blog, para darle más difusión. Es información de las luchas, de las resistencias y rebeldías de los pueblos que construyen autonomía, que defienden el territorio, la naturaleza, la vida, oponiéndose a los megaproyectos neoliberales, las denuncias de represión: detenciones arbitrarias, tortura, prisión política, desaparición forzada, ejecuciones extrajudiciales y la lucha por verdad y justicia.
         En Facebook registramos un espacio llamado Colectivo Azcapotzalco, nombrado así porque eso somos. Poco más de dos años después de funcionar con ese nombre, Facebook bloqueó la cuenta con el pretexto de que no se permite utilizar el nombre de un grupo, colectivo u organización, sino de una persona. Registramos entonces una nueva cuenta, ahora como Doroteo Arango. Así se pudo continuar con la tarea  informativa hasta el pasado 15 de mayo. Ahora el pretexto fue que la cuenta estaba contaminada por un virus, “extensión maliciosa”, dijeron. De nuevo quedamos bloqueados. Abrimos entonces una tercera cuenta, ahora como Guillermo Palacios, que es un nombre real.
         Hemos visto muchas otras cuentas de Facebook que sin problema publican como colectivo u organización. De igual manera con nombres supuestos. Entonces, ¿cuál es el problema por el que se nos ha bloqueado en Facebook?
         Es la censura por la información que publicamos como “Colectivo Azcapotzalco” y luego como “Doroteo Arango”.
         Decidimos utilizar las llamadas redes sociales para difundir la información de las resistencias, de las rebeldías de abajo y de la izquierda. No para publicar trivialidades ni para “chatear”, sino para que se difunda la lucha de los pueblos de México y del Mundo. Eso seguiremos haciendo sin pedir permiso a nadie. Esa tarea nos autoasignamos. Seguiremos cumpliendo con ella, le guste o no a quienes administran Facebook. Pueden seguir censurando, pueden seguir bloqueando. No nos van a callar.
         La Voz del Anáhuac sigue publicándose como boletín impreso, como hace casi 21 años, sigue como blog y seguirá difundiéndose en las redes sociales. Es una forma de ejercer nuestra libertad de expresión que no pueden impedir.