viernes, 15 de abril de 2016

TURUIMA: historia de Sandra, mujer adulta joven que en Wixarika se llama Turuima

Documental Turuima
Proyecto Voces de Mujeres
Video-documental realizado por Selene Hernández Carrillo
Agencia SubVersiones
Publicado el 14 abr. 2016
Este corto documental forma parte de los trabajos realizados durante el proyecto Voces de Mujeres, en el año 2015 y fue realizado por Selene Hernández Carrillo con el objetivo de reflexionar acerca de la mujer Wixárika, como conocedora y trasmisora de la medicina tradicional, el peyote, así como las actividades que realiza como una forma de vida.
Sandra que en wixarika lleva el nombre de Turuima, es una mujer adulta joven, que vive con su familia en la comunidad del Cerro de los Tigres del estado de Nayarit.
Agencia SubVersiones
Por Voces de mujeres
Video-documental realizado por Selene Hernández Carrillo
14 abril, 2016
Esta publicación forma parte de los trabajos realizados durante el proyecto Voces de Mujeres, en el año 2015. En esta ocasión presentamos un video documental realizado por Selene Hernández Carrillo con el que nos comparte la historia de Turuima, una mujer Wixárika conocedora de la medicina tradicional y del uso del peyote, que día a día trabaja por conservar y transmitir las costumbres de su pueblo a sus hijas e hijos.
Este corto documental habla acerca de la historia de Sandra que en Wixarika se llama Turuima, es una mujer adulta joven, que vive con su familia en la comunidad del Cerro de los Tigres en el estado de Nayarit.
Turuima se levanta en la mañana prepara los alimentos para su familia, cuando ellos se van a la escuela, aprovecha el tiempo  para sentarse bajo un árbol y realizar sus artesanías, ya que es su fuente de trabajo, también nos cuenta que conserva sus costumbres y tradiciones desde con sus abuelos, quienes le compartieron todos los conocimientos de la cultura Wixárika, ahora Turuima enseña a sus hijas para que sigan con sus tradiciones, “es importante que se sigan trasmitiendo” menciona Turuima ya que el peyote es una planta medicinal que se debe seguir conservando al igual que las ceremonias entorno a este.
Las mujeres así como Turuima y sus hijas están presentes en esta ceremonia en todo momento, con su canto, su danza alrededor de la lumbre y con la preparación del Hikuri (peyote) hacen que esta fiesta siga año con año.