jueves, 14 de abril de 2016

Gobierno de Eruviel Ávila pagará daños en Xochicuautla. Se comprometen a detener construcción de autopista

Somos el medio
Mario Marlo
Alejandra Peña
Después de que maquinaria de Grupo Higa y más de 800 granaderos del Estado de México participaron en el desalojo y derrumbe de la casa del Doctor García Salazar, delegado de la comunidad, el Gobierno del Estado de México, acordó que reparará los daños de las construcciones derribadas, pagará una renta en tanto se restablezca el predio y emitirá órdenes para que la policía estatal se retire del lugar.
Mediante una reunión entre el Consejo de Xochicuautla, la Comisión Nacional de Derechos Humanos, la Secretaria de Gobierno  colectivos y defensores de derechos humanos con autoridades del Estado de México y la presión de la sociedad, el Gobierno de Eruviel Ávila se comprometió a “reparar el daño” de las construcciones que fueron derribadas, pagará una renta para los habitantes, mientras que el patrimonio derrumbado se restablezca.
El gobierno de Eruviel Ávila también tendrá que reparar los daños a la tubería del agua de la comunidad y retirar a la Policía Estatal dejando solo una guardia que cuide la maquinaría.
San Francisco Xochicuautla, comunidad otomí del Municipio de Lerma, Estado de México,  enfrentó desde el día lunes 11 de abril agresiones  por parte de la Policía Estatal, destruyendo viviendas y violentando a la comunidad, esto con el fin de imponer la construcción de la carretera Toluca- Naucalpan a cargo de Grupo Higa, aun cuando ya cuentan con dos amparos en donde se concedió la suspensión definitiva del proyecto carretero, por ello la comunidad realizó un llamado a la sociedad en general a solidarizarse en defensa del Bosque Sagrado.
El día 11 de abril, a las 10:00 am,  irrumpieron en la comunidad de Xochicuautla alrededor de 800 policías del Estado de México y maquinaria de Grupo Higa, rodeando y destruyendo el campamento en defensa del Bosque Sagrado y agrediendo a diversos defensores de la tierra y  derechos humanos que ahí se encontraban. Más tarde a las 13:00  los Policías del Estado de México ingresaron al lugar conocido en la comunidad como “El Castillo”, propiedad de Armando García Salazar, integrante del Mecanismo Federal de Protección a Personas Defensoras, el cual fue violentado verbalmente y físicamente por parte de la Policía, en conjunto con su compañera Isabel Fernández García, de 64 años de edad, de igual forma perteneciente  a este mecanismo  y finalmente destruyendo la propiedad. Cabe destacar que “El Castillo”  era un sitio de vital importancia para la comunidad de Xochicuautla puesto que aquí realizaba su organización como son asambleas y talleres.
El 12 de abril, continuaron las agresiones, desde temprano  un grupo policiaco ingresó a la comunidad de Xochicuautla, amenazando con destruir la capilla “Ermita o Templo Sagrado”, lugar en donde realizan ceremonias de la propia comunidad.
Ante estos hechos, la comunidad  denunció las agresiones a través de redes sociales, de ahí que las y los defensores de derechos humanos, organizaciones civiles,  medios de comunicación y la sociedad en general se solidarizó con la comunidad de Xochicuautla.
Es por ello que en apoyo a la comunidad Otomí, se decidió  hacer un llamado a través de redes sociales para realizar acciones pacificas en defensa de Xochicuautla;  #VallaHumanaPorXochicuaultla, #XochicuautlaNoEstaSolo y la instalación de un campamento en defensa del  Bosque Sagrado.
El Frente de Pueblos Indígenas en Defensa de la Madre Tierra, lanzó un comunicado desde tempranas horas del día 13 de abril, para informar  que en Xochicuautla se encuentran contingentes de la Normal Rural Lázaro Cárdenas del Río, de Tenería, Tenancingo, Estado de México, los cuales “se han sumado a las acciones pacíficas por la defensa de nuestro territorio y por la cancelación de la autopista privada Toluca-Naucalpan”.
Así mismo destacaron, que su lucha de resistencia es pacífica y no caerán en provocaciones por parte del gobierno del Estado de México.  Anunciaron para ese momento, que “estaban en camino a San Francisco Xochicuautla, representantes de 179 comunidades, organizaciones, colectivos, artistas e intelectuales, de la Campaña Nacional en Defensa de la Madre Tierra y el Territorio”. Y responsabilizaron al Gobierno del Estado de México, específicamente a Eruviel Ávila Villegas, de cualquier agresión a la comunidad.
En Xochicuautla, se instaló un campamento en defensa del Bosque Sagrado y la tierra,  para ello llegaron integrantes de la Campaña Nacional en Defensa de la Madre Tierra, medios de comunicación, colectivos independientes, normalistas de Tenería y miembros de la comunidad de Xochicuautla. Hasta hace pocas horas se realizó un acto político, en donde denuncian  las agresiones por parte de la policía del Estado de México y Grupo Higa,  así como también el incumplimiento de la ley por parte de las autoridades y la imposición de la carretera Toluca- Naucalpan.
La comunidad de Xochicuautla, en conjunto con otras comunidades indígenas aledañas, como San Lorenzo Huitzizilapan, Santa María Atarasquillo, Ayotuxco, entre otras, han enfrentado una lucha de resistencia desde el 2007 en defensa de su territorio y Bosque Sagrado, esto ante la construcción del proyecto carretero denominado Toluca- Naucalpan, el cual pretende atravesar el gran bosque sagrado Otomí-Mexica, devastando más 600,000 metros. Dicho proyecto fue impuesto durante el gobierno Enrique Peña Nieto en el Estado de México. La construcción de esta carretera está a cargo de la empresa Autopistas de Vanguardia (Autovan), filial de la Constructora Teya, ambas  pertenecientes al  Grupo Higa propiedad de Juan Armando Hinojosa Cantú. Durante más de nueve años la comunidad se enfrentó a agresiones y violaciones a sus derechos humanos, sin embargo fue hasta hace poco que lograron ganar dos amparos; el  4 de diciembre del 2015  y el  del 11 y 18 de Febrero del 2016,  uno de ellos logró la suspensión del decreto expropiatorio de casi 38 hectáreas y otro en donde se les concedió la suspensión definitiva del proyecto de construcción de la autopista de cuota Toluca-Naucalpan.

No hay comentarios: