martes, 24 de noviembre de 2015

Telefonistas protestan contra cobro de impuesto al ahorro y se alistan a defender sus pensiones

La Voz del Anáhuac
24 de noviembre de 2015
El martes 10 de noviembre, en la asamblea del sector de los jubilados de Telmex se informó que nuevamente se pretende cobrar impuesto a la principal prestación económica del gremio: el ahorro.

Cada semana se descuenta el 10% del salario a trabajadores activos y jubilados. Lo acumulado por este concepto, más un 205% (premio al ahorro) es pagado a los trabajadores en diciembre (antes de día 20, estipula el Contrato Colectivo de Trabajo). Esta prestación ha estado históricamente exenta de impuesto. En 1963 el Sindicato de Telefonistas logró la firma de un compromiso por parte de la empresa, de respetar esta condición. Sin embargo, en diciembre de 2014 se presentó el problema: con el pretexto de la miscelánea fiscal recién aprobada, se dijo que dicha prestación quedaría exenta de impuesto sólo para aquellos trabajadores que reciban por concepto de premio al ahorro hasta un 100%, por lo que, según esa reforma fiscal, se cobrará impuesto a los trabajadores que perciban un porcentaje mayor por esta prestación, por lo que a los telefonistas se les cobraría el impuesto por el 105% excedente. 
Esta información caló hondo entre los jubilados reunidos en su asamblea mensual. Se manifestó el descontento, se propusieron acciones en contra de esta medida hacendaria. Se acordó hacer un mitin en Hacienda antes del 20 de noviembre. El Comité Ejecutivo se comprometió a convocar esta movilización e informar a través de su página de internet.
Esto se cumplió a medias: en la página del STRM no se publicó la convocatoria a la movilización, sólo se avisó a algunos por medio de un breve mensaje de Facebook. El mitin no se convocó en Hacienda, sino en Parque Vía, frente a las oficinas centrales de Telmex, el viernes 20 de noviembre.

A pesar de esto acudió un buen número de trabajadores al mitin magramente citado. Se manifestó la indignación y repudio a la lesiva pretensión hacendaria.
Lamentablemente esta acción se da de manera tardía, pues falta muy poco tiempo para que se cumpla el término de la fecha de pago y, por la información difundida por la representación sindical, es poco probable sostener la exención de impuesto a la prestación referida, pues la reforma fiscal en cuestión, ya causó ejecutoría, por lo que un amparo contra su aplicación ya no procede. Aunque a decir verdad, todo indica que nunca se interpuso ningún amparo, a pesar que el Sindicato estuvo informado de este problema desde su origen.

No obstante, el ánimo de lucha entre los trabajadores telefonistas va en aumento, pues desde la asamblea del 10 de noviembre y en el mitin mismo, se informó de otro golpe que viene: el cambio de régimen de las pensiones.
Esto es por ahora una “recomendación” de la OCDE, consistente en pasar a todos los trabajadores que se pensionen al régimen de las Afore. Aunque las Afore de crearon el 1997, los trabajadores que se han jubilado entre esa fecha y la actualidad, conservaron el derecho a jubilarse de acuerdo a la ley de 1973, es decir, con el fondo de pensiones del IMSS, no con la Afore, pues así convenía a sus intereses. Sin embargo, la reforma al sistema de salud, conocido como “universalización del sector salud”, apunta a la fusión de todas las instituciones de salud pública en una sola, por lo que dejarían de tener razón de ser las actuales Ley del IMSS, Ley del ISSSTE y todas las demás leyes se salud existentes, para dar origen a una nueva ley de salud universal que se aplicaría una vez que la reforma de “universalización de la salud”  se concrete. Esto todavía no ocurre, pero ya la OCDE está “recomendando” pasar a todos los trabajadores al régimen de las Afore, dando por hecho que los fondos de pensiones de IMSS e ISSSTE desaparecerán.
Ya sabemos que para el gobierno mexicano, las “recomendaciones” de organismos como la OCDE más bien son órdenes, por lo que tal “recomendación” se tornará en una iniciativa de ley que habrá que discutirse en las cámaras de diputados y senadores. Y ya sabemos también cómo funcionan esas cámaras.

Frente a este panorama el camino que le queda a los trabajadores activos y jubilados de Telmex para salvar del impuesto a su ahorro y defender sus pensiones es organizarse y luchar; obligar a su representación sindical a hacer todo lo que le corresponde en términos jurídicos, esto es necesario pero no determinante. Lo determinante será la movilización de todos los trabajadores, activos y jubilados de Telmex respecto a su ahorro.
          Y para la defensa de las pensiones la movilización tendrá que ser de toda la clase obrera, de todos los trabajadores de los sectores privados y públicos, pues afecta tanto a afiliados al IMSS como al ISSSTE.
Así que es momento de comenzar a organizarse, desde las bases, los trabajadores a pesar de las direcciones sindicales charras y neocharras, sin permitir la intromisión de los partidos políticos. Estos han demostrado sobradamente su engaño, su mentira, su demagogia, su traición. Es momento de preparase como trabajadores para dar una lucha que cierre el paso a este nuevo atraco que se prepara contra toda la clase obrera y sus familias.

No hay comentarios: