viernes, 20 de noviembre de 2015

REPRESIÓN LABORAL EN LA UNAM A LA TRABAJADORA Y LUCHADORA SOCIAL BLANCA MARGARITA GONZÁLEZ MARTÍNEZ

Por varias organizaciones e individu@s
09 de noviembre de 2015

¡Repudiamos la represión laboral y el hostigamiento de género en la UNAM!
Exigimos restitución inmediata en su fuente de empleo así como el pago íntegro de los salarios de Blanca Margarita González Martínez
A la opinión pública:
Blanca Margarita González Martínez ocupa una plaza de base desde febrero de 2012 en la Dirección General de Control Presupuestal e Informática de la UNAM, dependencia administrativa que encabeza la contadora María de los Ángeles Ríos Flores, quien instruyó al Sr. José Luis González Zaldívar en la tarea de presionar y hostigar laboralmente a Blanca por sus antecedentes de participación en la lucha social.
Blanca participó desde 1995 respaldando a la Organización Proletaria Emiliano Zapata (OPEZ) en Chiapas, en los momentos en que esa organización campesina luchó frontalmente contra el caciquismo, así como en los paros del Colegio de Ciencias y Humanidades en octubre del mismo año defendiendo el proyecto histórico del CCH, y apoyando también la lucha de los trabajadores del extinto SUTAUR-100; en 1999-2000 participó directamente en la huelga estudiantil encabezada por el CGH en la UNAM; ya en la actualidad se ha sumado a la demanda por la presentación con vida de los 43 normalistas y la lucha de la CNTE por la defensa de la educación pública, además de apoyar la movilización nacional de enfermería desde noviembre de 2014 hasta la fecha.
Por sus antecedentes de activismo, desde su incorporación como trabajadora de base sindicalizada en el STUNAM, Blanca ha sido hostigada laboralmente por la burocracia patronal de la UNAM. En mayo de 2014 fue comisionada para realizar actividades sindicales al interior del STUNAM, pero la patronal desconoció dicha comisión y emplazó a nuestra compañera para levantamiento de acta por supuesto “abandono de empleo”, ella acudió ante el emplazamiento, se defendió y combatió las acusaciones. La patronal decidió rescindir su contrato, pero ella hizo válido su derecho de acudir en segunda instancia interna a la Comisión Mixta Permanente de Conciliación. No obstante que la patronal aceptó tratar el asunto en dicha Comisión Mixta, al mismo tiempo comete la aberración de separar del empleo a Blanca, violando el Contrato Colectivo de Trabajo, particularmente todo el Capítulo IV (Procedimiento en caso de conflicto) que contiene cuatro cláusulas de obligado cumplimiento, configurando una grave violación que por sí sola debió dejar sin efecto el procedimiento de cese laboral montado en su contra.
Dado el incumplimiento del normativo citado, la patronal se vio obligada a aceptar ante la Comisión Mixta Permanente de Conciliación, la trasferencia de Blanca a una dependencia diversa, no sin la reticencia de “recomendar” a nuestra compañera apostando a cansarla y quebrar su resistencia, lo cual no ocurrió toda vez que ella logró la transferencia hacia la Facultad de Ciencias, obteniendo el acuerdo en documento oficial con firmas autógrafas en original entre las cuales se encuentra la de una ex candidata a la rectoría de la UNAM. Empero, la patronal se desdijo de dicho acuerdo contraviniendo su compromiso, negándose de plano a reincorporar a nuestra compañera a su fuente de empleo con la debida restitución de sus derechos, desafiándole a demandar ante los tribunales judiciales correspondientes por el conjunto de atropellos expuestos, así como a denunciarles por medio de esta campaña.
Sobre el particular, consideramos: primero, que el hostigamiento y represión de la burocracia patronal contra Blanca sigue la lógica de castigar a los ex huelguistas de 1999-2000, en donde sea que estos se encuentren, bajo la perversa tarea de “arruinar su vida”, redoblando gravedad cuando se trata de una mujer de la cual depende económicamente una familia, atropello inscrito en el ciclo de agresión contra las luchadoras sociales y las mujeres trabajadoras en general; segundo, que el impedimento físico para que Blanca continuara laborando durante el tiempo en que el asunto se ventila en la Comisión Mixta Permanente de Conciliación es, además de violatorio de la normatividad, una práctica opresiva recurrente en la UNAM desplegada contra las y los trabajadores a fin de obligarlos a aceptar condiciones de reinserción desventajosas, bajo la idea de rescindirlos a la menor falta.
En razón de estos hechos, denunciamos que José Narro Robles se despide de la UNAM reprimiendo, sobre todo a las trabajadoras con antecedentes de activismo, y a donde quiera que Narro sea ubicado por el gobierno de Peña Nieto en la función pública, nada bueno augurará para el sector a donde llegue, dado que en la UNAM representó siempre una postura conservadora y represiva, que deja tras de sí una universidad más elitista que nunca, donde no cabe ninguna postura crítica, con un marcado avance del autoritarismo así como de los procesos privatizadores en la educación superior, sin dejar de lado el crecimiento de una numerosa burocracia patronal parasitaria. Finalmente nos preguntamos: ¿Por qué la dirigencia sindical tolera el hostigamiento laboral y la represión contra las y los trabajadores? ¿Qué hará al respecto el Secretario General del STUNAM?
Enfáticamente nos pronunciamos por el resarcimiento íntegro de los daños causados a Blanca Margarita González Martínez.
¡Exigimos la restitución inmediata de su fuente de empleo así como el pago íntegro de los salarios que dejó de percibir debido a la responsabilidad exclusiva de la burocracia patronal universitaria!
¡NUESTRA COMPAÑERA BLANCA ES UNA LUCHADORA SOCIAL QUE NO ESTÁ SOLA!

COMBATIVAMENTE:
En Ciudad de México, Distrito Federal;
 a 9 de noviembre de 2015
Organizaciones:
Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE); Unión General de Trabajadores de México (Corriente sindical del STUNAM); Asamblea General de Trabajadores de la FES Iztacala; Asamblea Nacional de Enfermeras y Enfermeros de México (ANEM); Colectivos de trabajo de Veracruz, Oaxaca, Cd. Juárez-Chihuahua, Montaña de Guerreo, Querétaro y Distrito Federal; Asamblea Nacional de Trabajadores del Seguro Social.
Personalidades:
Mario Rivera Ortiz, Carlota Guzmán, José Enrique González Ruiz, Mario Rivera Guzmán, María Esther Navarro Lara, Beatriz Amézquita León, Guadalupe Susano Caballero, Emigdio Navarro Esquivel, Iván Zavala Echavarría, Alfredo Velarde y Arturo Toscano.
Ex huelguistas del CGH-UNAM, 1999-2000:
Alberto Juan Castillo, Yaim Waldo Moreno, José Alfredo Fuentes Castro, Karina Masiel Hernández Barrero, Ana Lilia Sánchez Mendoza, Josué Palacios Cid, Jorge Ortiz Sánchez, Nayeli Bolaños Saldaña, Felipe Valerio Marín, Virginia Lugo Becerra, Miriam Eloísa Segundo Escamilla, Irma Balderas Arrieta, Liliana Becerril Pineda, Fabiola Campos Estrada, Aurora Gutiérrez Larrauri, Gisela Hernández Cervantes, Oswaldo Mora Puga, Sonia Ríos Cifuentes, Fabián Infante Valdez, Perla Chapero Tovar, Rubí Yepes, Gerardo González, Erika Moreno López, Citlalli Flores García, Guillermo Pardo Hernández, Paola Bazán Espinoza, Jorge Martínez Valero, Argel Pineda Meléndez, Alberto Pacheco Guízar, Sofía Olmedo, Eduardo Amador, Soledad Guzmán Núñez, Salvador Jolalpa Yescas y Juan Manuel Pérez Puente.
Contacto para información: Jorge Alberto Martínez Valero
Correo electrónico: joalmava67@gmail.com