miércoles, 25 de noviembre de 2015

Mensaje urgente a la CNTE: ¡La juventud rebelde está aquí! ¡TODO O NADA; TIERRA y LIBERTAD O MUERTE!

Escrito por  Jóvenes Rebeldes 
Miércoles, 25 Noviembre 2015
Carta abierta a la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación
¡Nosotros lxs jóvenes, extendemos nuestras manos, abrazamos su lucha y golpeamos al estado!
 “Rebeldía grita el pueblo cuando se pone de pie, para aplastar a tiranos y explotadores”
(Ricardo Flores Magón)
Antes que nada les pedimos disculpas por haber escrito esto tan rápido, sentimos la urgente necedad de volvernos a parar sobre nuestros dos pies, hombro con hombro junto a ustedes para otorgarles nuestros brazos, nuestras voces, estas palabras para que tengan la certeza que expone ante ustedes que seguimos en el mismo sendero de lucha. La realidad nos golpea a cada rato y nos cuesta mucho volver a levantar la cabeza después del delirio que nos han dejado los golpes represivos. La ofensiva del estado se agudiza cada vez más,  pero aun con todo esto, estamos aquí, estamos presentes, somos una maldita imagen del futuro, nuestros corazones se han fortalecido y nuestras quimeras han reavivado la llama de la revuelta popular, sentimos muy de cerca cada golpe que les han dado, si la respuesta estudiantil-juvenil no se ha podido realzar tal vez sea por el desgaste que dejó la coyuntura pasada, nuestra herida sigue abierta, nuestros muertos, presos y desaparecidos siguen presentes en nuestra memoria colectiva, recordamos  cada día de nuestra vida cotidiana a los 43 compañeros que en estos momentos no se encuentran con nosotros, con nosotras. Venimos también a platicarles -queremos también reconocer- que a pesar de nuestra corta edad hemos aprendido -de ustedes, de la vida- lo que consideramos necesario, tan solo lo que pasó en estos últimos 2 años en los que desde el plantón  y el desalojo del zócalo de la ciudad de México en 2013 hasta Ayotzinapa  Guerrero donde los y las acompañamos, con algunos de ustedes comprendimos que es inútil, desgastante y  denigrante seguir enarbolando la consigan de justicia y libertad, hace mucho que dejamos aquellas premisas -de creer en aquellas promesas sexenales de campaña- que nos aseguraba que el estado algún día cumpliría alguna de sus funciones sociales. Hace tiempo que dejamos que el estado controlara nuestras vidas, decidiera por nosotros, ahora es tiempo de creer en nosotros mismos, en nosotras mismas, porque también hace mucho tiempo que nos dimos cuenta que el estado-capital es el problema y que la única solución está en nuestra organización, está en creer en nosotros mismos, en nosotras mismas.
Los mecanismos de control se han perfilado para privatizar cada aspecto de nuestra libertad y nuestra autonomía. Las coyunturas políticas han estado alimentadas de amarillistas noticias en medios de comunicación y que también alimentan formas de luchas que se quedan en el discurso y en ningún momento llegan a la práctica a una trasformación real. Una y otra vez se ha renunciado a una existencia dentro de una jaula con cadenas y colmillos desgarradores que asesinan la vida, y también las ganas de buscar un cambio. La falta de dinámicas de resistencia en la lucha social (independiente a los movimientos coyunturales) ha desarmado y desarticulado las fortaleza que dan legitimidad a las otras vías y formas de organización, por eso y muchas razones más, creemos y sabemos que el estado-capital desde su interior ha estado creando, y re-configurando escenarios, que inminentemente buscan seguir fortaleciendo sus formas de dominación.
Pareciera alarmante para muchos hacer esta alerta-llamado si se le quiere decir agitar y preparar los cuerpos en urgencia ante lo que se viene, este no es el principio sino el centro de la tormenta, esta vorágine capitalista que esta estratégicamente preparada para desaparecer a esos que son el último reducto de la lucha no solo sindical sino social, pero es que nosotros desde las distintas ubicaciones geográficas pensamos que ustedes por su potencialidad podría llegar a paralizar un país, a incitar a una insurrección generalizada, a crear condiciones para un cambio radical y desde abajo, la lucha por la defensa de alguna ideología política ha quedado hace rato como obsoleta,  el papel que nos toca jugar ahora es defender la vida, la sobrevivencia. ¡TODO O NADA; TIERRA y LIBERTAD O MUERTE!
Dentro de todo este proceso organizativo tenemos algunas consideraciones que creemos necesarias exponer:
1.- Es necesario y urgente que la lucha amplíe sus horizontes políticos, esto no es una cuestión de la defensa “magisterial” ni de la actual “educación pública” –a la cual le tenemos infinidad de críticas- sino de las mismas libertades que el estado nos está quitando poco a poco a través de la militarización y el estado policíaco con el cual pretende y controla ya los cuerpos y los territorios.
2.- Es más que necesario plantear una ofensiva generalizada, basta de estar a la defensiva, como dijo un compañero libertario caído en combate en la región chilena, ya sabemos dónde viven, solo falta ir por ellos, perder el miedo, recordar que en la lucha por la vida solo hay un camino… El conflicto.
Y es que nuestro llamado a la solidaridad entre intereses comunes de los que estamos abajo, pondrán en jaque a esos monstruos estructurales, si la propuesta en sí de manera temporal reconoce que la abolición de la lógica de muerte es compleja, la experiencia de conflicto y enfrentamiento con su brazo represivo, es un antecedente que incendia de antemano los colmillos de la fiera, además de generar afinidad de quienes están en su individualidad creyendo y siendo parte una lógica diferente, se rompe con la cotidianidad y se da pie a fijar posición frente al enemigo, que aquí estamos y no nos podrán parar.
Por eso y por más hemos decidido:
Renunciar a los brazos cruzados
Renunciar a vivir callados
Renunciar a mirar los madrazos, y no sentir coraje, e indignación y por ende pasar a la acción
Reconocemos que las palabras no aliviarán los golpes de la bestia, no devolveremos flores ante las balas, ya no pondremos la otra mejilla, porque nuestros muertos no serán vengados con la pacificación en las movilizaciones ni con la toma del poder, porque la justicia no vendrá desde quienes ostentan la violencia, porque nuestro tiempo ha llegado y necesitamos de todos y todas.
El aula se ha cambiado por la violencia, y los libros por los golpes, nuestros lápices han sido quebrados, y estar sentados en el pupitre, copiando el dictado y mirando el pizarrón ha quedado atrás. En un sistema de muerte, las instituciones educativas son el principal enemigo de la educación.
¡Epilogo de un conflicto que se ve venir!
No se queden solos, no se queden solas, llámenos, llamen a tanta gente sea posible, hay que encontrar la manera en generalizar el sentimiento. Habrá que invertir el rol, la escuela debe generar el espacio de las nuevas relaciones sociales, comprender que su arma más potente es nuestra división, no teman a llamarnos para cambiar nuestras vidas todos juntos, no escuchen a organizaciones políticas de izquierda ni a diputados que les hacen creer que están de su lado,  hagan lo que se necesite, confíen en la gente, en su gente,  no en esquemas ni programas políticos únicos.
La evaluación es el segundo paso, el tercero es el despojo y la muerte, estamos aquí, estamos con ustedes, somos aquellos que no seguimos líderes, aquellos que tratan de organizarse de manera horizontal, porque creemos que la autonomía es la parte esencial de la vida, somos aquellos que se encapuchan en las marchas, quienes en primera línea de batalla se enfrentan a la representación más cercana del estado -la policía-, somos aquellos jóvenes que desde lo más honesto se entregan en todo por el nada, algunos estudiantes, otros trabajadores, somos los NINIS que tanto desprecia la sociedad, esa juventud que ya nada tiene que perder.
Que se oiga este sábado 28 de Noviembre el resurgir de todas las voces que desde la NO VIDA se levantan al llamado de la Guerra, de la defensa.
Es nuestro tiempo, es nuestra lucha.
Desde distintas ubicaciones geográficas dentro del territorio Mexicano
Atte:
La juventud rebelde

No hay comentarios: