martes, 27 de octubre de 2015

“Han negado mi traslado cerca de mis familiares”, denuncia Esteban Gómez, indígena tzeltal preso por defender la tierra.

Publicado por: Pozol Colectivo 
octubre 19, 2015

Chiapas, México. 16 de octubre. “El mes de septiembre me llamaron al área técnica con derechos humanos, donde llego negado mi traslado en donde me queda cerca con mis familiares, en San Cristóbal de las Casas”, expone el indígena tzeltal, Esteban Gómez Jiménez, del ejido San Sebastián Bachajón, de Chilón Chiapas. Los compañeros del ejido de Esteban, adherentes a la Sexta, aseguran que su encarcelamiento se debe a “la maña del mal gobierno de acusarnos de falsos delitos de asaltos y delincuencias organizada”, y precisan que desde 2009 y 2011 “encarcelaron a compañeros por defender la tierra”.

“Pido mi libertad pronto, en lo inmediato, con las autoridades competentes, tal como me explican todo el tiempo de que todos tenemos el derecho a defendernos y estar cerca de nuestras visitas”, recalca Gómez Jiménez. “Cuando me detuvieron, me acusaron de asalto y homicidio pero soy inocente, el que me acusa está a mi favor, exijo que haya resultado favorable a mi libertad, porque llevo 3 años detenido con cinco meses y no le he cometido lo que me acusan”, abunda el indígena chiapaneco.
Por su parte el ejido Bachajón, también integrante del Congreso Nacional Indígena, explica que el acoso a sus tierras, dentro de las cuales se ubican las turísticas Cascadas de Agua Azul, se debe a que “el mal gobierno está utilizando estrategia con supuestos empresarios turísticos, para crear ambiente de persecución en contra de las comunidades indígenas, pero especialmente a nuestra organización, por falsos delitos de asalto de carretera y delincuencia organizada para difamar nuestra lucha como si fuéramos asaltantes o delincuentes de caminos”.

“Están enviando cada vez más policía a nuestra región de San Sebastián, que está cerca del crucero Agua Azul, de la carretera Ocosingo a Palenque, porque no encuentran manera de acabar con la defensa de nuestro territorio y como ven que cada vez más hermanas y hermanos ejidatarios están abriendo sus ojos de la mala política del gobierno”, han reiterado los indígenas tzeltales a lo largo de este año 2015.