sábado, 29 de agosto de 2015

la verdad histórica es la represión y violencia disfrazada de democracia como única respuesta del Estado

 26 de agosto de 2015·
 Nuestra Voz Radio, la Voz del Pueblo Organizado.
A 11 meses de la desaparición forzada de 43 estudiantes normalistas, 6 asesinados y 3 heridos de gravedad, y la "verdad histórica" es la miseria que prevalece en los rincones de nuestro país, la verdad histórica es la sangre derramada de miles de mujeres asesinadas, la verdad histórica son los más de 60 millones en pobreza, la verdad histórica son todos nuestros compañeros injustamente presos, la verdad histórica son los más de 200 mil desaparecidos, la verdad histórica es la represión y violencia disfrazada de democracia como única respuesta del Estado.
¡Vivos se los llevaron, Vivos los queremos!
La situación actual es desoladora, las esperanzas de progreso y desarrollo bajo el slogan “mover a México” han muerto y no han reflejado resultados para el bienestar social de más de 120 mil millones de mexicanos. Lo que sí es evidente es la caída de los ingresos de los mexicanos y la devaluación del peso, lo que provocó que el número de personas en situación de pobreza aumentara en 2 millones durante los primeros años de la administración de Enrique Peña Nieto, al pasar de 53.3 millones en el 2012 a 55.3 millones en el 2014, lo que indica que el 46.2% de la población mexicana es pobre y seguirá careciendo de los servicios básicos y primordiales como la alimentación, vivienda, salud y educación.
Muchos son los problemas que aquejan a nuestro país: desempleo, bajos salarios, aumento de los precios de la canasta básica y medicamentos, devaluación del peso, alza de la pobreza, aumento de la violencia, despojo de las tierras, privatización de los servicios básicos y la constante represión como principal instrumento político del régimen para disolver todo movimiento y organización popular que se oponga a la injusticia, a la miseria y a la desigualdad económico-social, tal es el caso de los constantes ataques a luchadores sociales, las desapariciones y detenciones arbitrarias, ejecuciones a periodistas que denuncian las inconformidades del pueblo y las tranzas de los políticos corruptos involucrados con el narcotráfico.