jueves, 11 de junio de 2015

MILITARIZACIÓN Y PRÁCTICAS DE TERRORISMO DE ESTADO DURANTE LA FARSA ELECTORAL

Militarización para sofocar protesta social

CEND-SNTE

Ha concluido el proceso electoral del 7 de junio y ha quedado demostrado el signo actual del verdadero contexto en que se encuentra el sistema económico y político en nuestro país, estas elecciones son antecedidas por una colosal y millonaria campaña de propaganda desde los partidos políticos, el propio gobierno federal, el recientemente creado y ya deslegitimado Instituto Nacional Electoral, con un objetivo imposible: sostener la legitimidad de un sistema caduco y obsoleto que no responde a los intereses del pueblo de México.
Bajo varias formas el pueblo ha mostrado una férrea oposición al actual estado de cosas y al vergonzante proceso electoral, la irritación que se ha manifestado en mayor medida en las zonas más pobres del país, el alto porcentaje de abstencionismo y de votos nulos, etc., demuestra la oposición a las desquebrajadas bases en que se sostiene el Estado mexicano.
Repudio expresado en boletas electorales

El gobierno federal ha evidenciado otra vez su fracaso, al no demostrar viabilidad y recurrir al esquema de represión, militarización, buscando infundir temor en los mexicanos, nos encontramos ante unas elecciones militarizadas que explica la dimensión del miedo a la oposición a las reformas, que demuestra la rabia e indignación de millones de mexicanos afectados por la política de inseguridad y violencia.
Denunciamos y repudiamos la violencia del Estado mexicano contra organizaciones sociales, sindicales, populares, magisteriales, estudiantiles y políticas que han mantenido la lucha por la presentación con vida de los 43 normalistas desaparecidos y que se han opuesto a unas elecciones fraudulentas, onerosas y de oprobio contra el pueblo de México y a una clase política que no ha resuelto esta exigencia.
El fracaso de las reformas estructurales que no han levantado expectativas a 33 años de implementadas generando un puñado de superricos y 70 millones de pobres sin expectativas, sin derechos laborales, sociales, con territorios despojados y desolados, con recursos naturales agotados, en fin un futuro insostenible de desesperanza, desolación y muerte.
Resistencia y digna rabia contra brutalidad policíaca

El pueblo ha visto en el circo electoral, un proceso de simulación, un ejercicio vacío, sin sentido, pseudo democrático, la elección de personajes que darán continuidad a procesos de corrupción, sometimiento a los organismos internacionales y entrega de nuestros recursos naturales, la traición al pueblo.
Solo dentro del seno del pueblo se darán procesos que lleven a un real cambio para nuestra patria con ejercicios que nazcan desde abajo para la construcción del Poder Popular.
Policías federales enfrentando la digna resistencia popular
 
Es necesario que el gobierno detenga la masacre contra el pueblo, el ejército debe regresar a sus cuarteles, los estados que se han opuesto a la farsa electoral deben retomar la calma y sólo se logrará sacando de las calles a los militares y marinos, la sangre no debe de seguir corriendo.
El Estado mexicano es el responsable de la ola de violencia tanto antes, como del día de la elección, Enrique Peña Nieto se ha vuelto a manchar las manos de sangre de inocentes, cuyo único delito es denunciar el estado de cosas que ya es intolerable.
Asesinato del joven profesor Antonio Vivar Díaz en Tlapa, Guerrero.
Desde una gran convergencia magisterio, movimiento social y el pueblo avancemos en la construcción de un gran movimiento de unidad que pueda derrotar el régimen fascista que intenta imponerse a sangre y fuego, hagamos uso de la inteligencia colectiva para generar un plan de acción inmediato que obligue al Estado a replegarse con sus policías y militares a sus cuarteles para parar el derramamiento de sangre, continuemos en la construcción de la fuerza popular que revierta las reformas estructurales y tracemos la ruta nacional de un gobierno popular.
Cherán: Ejemplo de un pueblo organizado que hace valer su derecho a autogobernarse.

No hay comentarios: