jueves, 16 de abril de 2015

Habitantes de Atenco convierten en mesa de quejas el foro El Nuevo Aeropuerto de la CDMX

Publicado el 15/04/2015
Habitantes de San Salvador Atenco convierten en mesa de quejas el Foro El Nuevo Aeropuerto de la CDMX, realizado en el senado, al que por cierto no fueron invitados los pueblos afectados que resisten contra el monstruo que los destruirá. Así que en el foro al que se invitó a especialistas, no se esperaba la presencia de quienes viven en esta zona: los pueblos. Entonces, burlando la seguridad del recinto, hicieron presencia integrantes del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra. A nombre del FPDT tomó la palabra América del Valle para exponer las razones por las que la posición de los pueblos que resisten el megaproyecto capitalista es un rotundo NO, pues defienden la tierra, el agua y la vida. Denunció las maniobras de las instituciones, CONAGUA entre ellas, para dividir, engañar, comprar la tierra. A las “consultas” nunca se convoca a los pueblos que van a ser afectados, ni van a ellos, porque les tienen miedo, porque no quieren escuchar la verdad ni enfrentarse a la dignidad de quienes resisten. ¡No se sorprendan de ver nuevamente en las calles protestas, levantando los machetes!
Así, en una breve intervención de 15 minutos, por la voz de América habló en ese recinto la voz del FPDT.
Escúchenla.
El nuevo aeropuerto no va, señalan en el Senado campesinos de Atenco

Ejidatarios de Atenco dejaron escuchar su voz en el Senado. Ante legisladores y expertos, América del Valle, del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT), dejó en claro que el aeropuerto no va. No está dicha la última palabra”. Del Valle llamó a los legisladores a que “nos escuchen y escuchen todas las voces. Hay resistencia por la venta de tierras. No queremos aumento de precio, vamos a luchar en tanto no se nos deje de agraviar; vamos a responder ejerciendo nuestro derecho a la protesta; exigimos derecho a la vida”. Denunció que todos los instrumentos de los que se ha valido el gobierno para aprobar y legitimar el proyecto aeroportuario son una farsa, porque no hay información y transparencia. La obra, que tendrá una inversión de 169,000 millones de pesos, será financiada en casi 50% con inversión pública.