domingo, 29 de marzo de 2015

NOS FALTAN 43; Acto de protesta a 6 meses y 3 días: 29 marzo 2015: Parque Revolución, Col. Nva. Sta. Ma., Azc.

El domingo 29 de marzo, luego de que han transcurrido más de seis meses de ausencia forzada de 43 compañeros normalistas de Ayotzinapa, realizaremos una jornada cultural, informativa y de protesta en el kiosco del Parque Revolución (calles Plan de San Luis y Clavelinas, colonia Nueva Santa María, Azcapotzalco), a partir delas 12 horas.

Participarán solidariamente:
El Grupo de teatro
La Biznaga
Poesía coral de Mario Ficachi dedicada a Ayotzinapa
Amelia Escalante (trova)
"ROJO", EN HONOR A LOS NORMALISTAS DE AYOTZINAPA (Amelia Escalante)
Trova Cósmica,
Los Juglares del Asfalto (canto libertario),
El Hombre De Mierda - Juglares del Asfalto
Alexander Bernal y las víctimas de la Crisis
(trova rupestre)
¡AYOTZINAPA VIVE, LA LUCHA SIGUE… HASTA ENCONTRARLOS!
¡NO NOS RENDIMOS, NO NOS CANSAMOS, NO OLVIDAMOS, NO PERDONAMOS!

El gobierno apuesta al desgaste, al olvido, a que la protesta social y la solidaridad nacional e internacional con madres, padres y compañeros de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos se diluya, se vaya quedando atrás. Eso quiere, que nos resignemos a aceptar que ya están muertos y convertidos en cenizas. Apuesta a que se “supere” el dolor causado por tan brutal crimen y a quedar, una vez más, impune.
          Ese es su cálculo, por eso, a cada minuto nos bombardea por todos los medios con su propaganda electoral. Quiere que ya miremos hacia otro lado, pretende sumergirnos en el estercolero del circo electoral. Que busquemos alguna “alternativa” en su ampliado menú de opciones partidistas. Están los que ya conocemos y otros de reciente registro, otros que cambiaron de nombre. Desde el “progresista” Morena de López Obrador, al Humanista de derecha recalcitrante (hijo del Yunque). Hay variedad de matices de los colores ya conocidos. Pero ninguno representa nada nuevo. De manera que si votas, gane quien gane, todos perdemos. Eso lo saben las madres, padres y compañeros de los 43 normalistas desaparecidos, por eso, en el estado de Guerrero han decidido boicotear las elecciones y esperan que en solidaridad, los hombres y mujeres que en todo México nos hemos movilizado por la presentación con vida de los compañeros desaparecidos, también boicoteemos la farsa electoral, si es que eso es posible, si no, al menos no votar por ningún partido o anular el voto tachándolo con un “43”.
          No llaman a “ni un voto al PRI”, sino ni un voto por ningún partido político. Los promotores del voto de los distintos partidos dicen que anular el voto favorece al PRI. Nosotros decimos que boicotear el circo electoral, si no se limita a sólo no ir a votar, sino que se acompaña de múltiples acciones: quema de basura electoral, actos de repudio durante las campañas de todos los partidos y en el mero día de las “elecciones”, serán un paso previo para pasar a la organización, desde cada pueblo, municipio, ejido, escuela, fábrica, barrio, nombrando de manera directa, en asambleas populares, espacios de poder popular, representantes y autoridades que elija el pueblo  y comenzar a formar el poder popular, ese que surge desde el pueblo, sin registro, ni boleta electoral, sin partido, sin ajustarse a las leyes del Estado. Formar gobiernos autónomos, y si eso aún no es posible, formar espacios  autónomos, autogestivos: proyectos productivos, espacios culturales, cooperativas, trabajos colectivos, bibliotecas comunitarias, ocupaciones autogestivas, huertos comunitarios, espacios libres, independientes del control estatal o partidista, donde la gente decida de manera horizontal, defendiendo el bien común colectivo.
          A esto aún le llaman “utopía”, como una forma de hacernos creer que es un sueño imposible, irrealizable. Pero es completamente posible y ya es real en algunas partes de México. Conozcamos la experiencia de organización de comunidades como Cherán y Ostula en Michoacán, donde de la defensa del bosque y la recuperación de tierras comunales, pasaron a la autonomía; la experiencia de algunos pueblos del Istmo de Tehuantepec, como Álvaro Obregón y San Dionisio del Mar, donde de la resistencia contra los parques eólicos pasaron a la autonomía; la experiencia de las Policías Comunitarias de Guerrero donde del combate al crimen organizado que asolaba a los pueblos pasaron a coordinar regiones autónomas; la experiencia de diversos pueblos indígenas, como los yaquis de Sonora, donde defienden su agua desde sus formas tradicionales de autonomía comunitaria. Y, por supuesto, la experiencia de los pueblos zapatistas de Chiapas que luego de levantarse en armas y reclamar su derecho a la autonomía, la ejercen por la vía de los hechos desde hace ya poco más de 21 años.
          Ese es el camino por el que han optado los familiares y compañeros de los 43 normalistas desaparecidos, por eso llaman a boicotear los elecciones, pues el siguiente paso será crear el poder popular en todos los municipios guerrerenses donde esto sea posible.
Colectivo Azcapotzalco, adherente a la Sexta
La Voz del Anáhuac
Síguenos en las redes sociales:
 
 

No hay comentarios: