miércoles, 29 de octubre de 2014

MEXICO SECUESTRADO. Basta de masacres, de narco políticos, de corrupción e impunidad

Escrito por  Carlos Charco
MEXICO SECUESTRADo
Un pueblo cansado de tanta masacre, de narco políticos, de corrupción, de impunidad y de un sin fin de abusos.
Con los ojos llenos de lágrimas, nuestro México se encuentra ante la frustración, la desesperación, el coraje, la impotencia y una inmensa rabia y ésta no por el hecho del crimen o  crímenes de estado en sí mismos, sino porque sabemos que los asesinos están a la vista.
Solos pero unidos por el dolor de un pueblo masacrado, saldremos adelante. El México de hoy ya despertó, un pueblo indignado, lleno de coraje y tristeza por un artero golpe a la libertad de expresión y el asesinato de jóvenes  normalistas cuyo único delito es ser pobres, normalistas y de izquierda.
En una clara manifestación gubernamental por eliminar y sacar del camino a quienes no “comulgan” con ellos,  el gobierno se ha convertido en un monstruo que asesina  y aniquila, en un claro propósito de criminalizar a cualquier tipo de manifestación popular y estudiantil así como a la exigencia de dignidad de un pueblo más que pisoteado.
Sé de la ilusión de un estudiante por salir adelante, perdón, hablo del estudiante pobre y de escasos recursos, los que viven en condiciones de pobreza extrema y cuyo esfuerzo y sufrimiento por salir adelante es mayúsculo. Sé lo que es no tener una cobija para cubrirse del frío y ni una tortilla con sal para mitigar el hambre. Sé del odio burgués y de la discriminación hacia el pueblo humilde e indígena, a quien prefieren mantener en la pobreza, así serán manipulables, eso piensan ellos.
Sé de los crímenes que en este país se cometen día a día, no es Ayotzinapa una excepción, tal vez fue la gota que derramó el vaso, pero reciente está Tlatlaya y los asesinados por el ejército mexicano y más reciente, con la búsqueda de los normalistas, están los cadáveres aparecidos en las fosas clandestinas de Iguala, panteón del Estado Mexicano y fosa común de México.
Esas recientes fosas son el sello de la impunidad, de la gran cantidad de crímenes que se cometen, de los que no se habla, por los que nadie se manifiesta y a los que el gobierno resta importancia.
Si sabían los lazos con el crimen organizado del Ex Alcalde de Iguala, de los parentescos, del lavado de dinero, del enriquecimiento ilícito de este sujeto, ¿Qué pasó entonces? ¿Por qué las autoridades federales y estatales no actuaron? ¿Dónde está la inteligencia de esta país? La respuesta solo puede ser una y conocida de todos, el entramado y enorme red de corrupción se extiende desde las más altas esferas del poder hasta los gobiernos estatales y municipales como pulpo de enormes tentáculos. La impunidad ha sido el cáncer que ha ido carcomiendo a este país y la corrupción está permeada en todos los niveles de gobierno.
El crimen se ha consumado y no hay avances en el esclarecimiento de los hechos, por el contrario, las autoridades tratan de dar un giro a los hechos mal informando a la población, buscando la liberación de culpas de este crimen de estado cuya única responsabilidad recae en el gobierno.
Hoy ya no es tiempo de seguir viéndole la cara al pueblo, ya no creemos en nada ni en nadie, las instituciones han sido rebasadas y no dan al pueblo la fortaleza para la que han sido creadas.
Hoy, este México ya no es el mismo, hoy sí exige justicia y responsabilidades para que, quienes tengan que pagar, paguen.
Este México es de los fuertes, de los que levantan la voz, de los que ya no se dejan, aunque corramos el riesgo de no amanecer al día siguiente, porque vivir en la mentira es peor que vivir en la miseria, por ello hoy el pueblo alza la voz y habla con la verdad. Dejemos que sigan viviendo en su mentira los políticos corruptos, incapaces y traidores, que vivan en paz su “miserable vida”.

No hay comentarios: