viernes, 17 de octubre de 2014

A los 43 los quemaron vivos, pero el gobierno evalúa costo del anuncio, afirma el padre Solalinde


Solalinde aseguró que el gobierno mexicano le está dando un manejo político y no de justicia al caso. Foto: Cuartoscuro.
 
Sin Embargo
octubre 17 de 2014
Shaila Rosagel

Ciudad de México, 17 de octubre (SinEmbargo).– Los 43 normalistas desaparecidos en Iguala están muertos, no hay ninguna esperanza de que aparezcan vivos y algunos fueron quemados vivos, aseguró hoy el padre Alejandro Solalinde Guerra.

“Desde el domingo a la fecha he tenido varios encuentros con testigos, algunos testigos presenciales, que sufrieron el primero y segundo ataque, estudiantes, pero hay otras fuentes, que no son estudiantes, que nos hablan de otro momento. Hablan de que aún estando algunos vivos, heridos, pero vivos, fueron quemados”, dijo el sacerdote y activista social.

Solalinde Guerra indicó que desconoce si los jóvenes podrían estar en alguna de las fosas que la Procuraduría General de la República (PGR) y la Unión de Pueblos Organizados del Estado de Guerrero (UPOEG) han encontrado en Iguala.

“No lo sabemos. Si están en las fosas, el equipo argentino de antropología forense no tiene la tecnología para saberlo, ellos pueden trabajar en condiciones normales, pero no imposibles con restos calcinados. No hay esperanzas de que estén vivos”, dijo.

El sacerdote aseguró que el gobierno mexicano le está dando un manejo político y no de justicia al caso y que evalúa qué ‘verdad’ decir: la de menor costo político.

“¿Qué es menos penoso para el sistema?, ¿decir que están calcinados con todo lo que implicó eso?, o decir que están desaparecidos y que no saben lo que les pasó, porque es menos impactante decir lo segundo, y además menos comprometedor, pero es más doloroso para los familiares tenerlos con la esperanza. El gobierno sabe muchas cosas, si está reteniendo la verdad es su responsabilidad, hay que decirlo, este manejo ya se contaminó y su manejo no es de justicia, es político”, sentenció.

Solalinde Guerrea indicó que el Gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero, debe renunciar si aún le queda “una poca de dignidad” y cuestionó al Partido de la Revolución Democrática (PRD).

“Al PRD le diría: ¿no sabían que a Ángel Aguirre se le imputan decenas de muertes de perredistas?, él entró calado al gobierno, no pueden decir que no sabían quién era, ¿fue su mejor gente?, ¿si lo quitan pondrán a otra gente de esa calidad?, ¿de dónde van a sacar mejores gentes?, ¿de los demás partidos políticos?, que vergüenza que del dolor de Ayotzinapa  están haciendo rapiña electorera”, dijo.