lunes, 29 de septiembre de 2014

Masacre de normalistas de Ayotzinapa (video)/Acción Urgente/ Comunicado de Tadeco y del CFASDAG

Guerrero: masacran a normalistas de Ayotzinapa

Masacre de normalistas de Ayotzinapa, Guerrero
Video publicado el 27/09/2014
El Gobernador del Estado de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero, y José Luis Abarca Velázquez, Alcalde de Iguala, Guerrero, mandaron asesinar a estudiantes de la Normal de Ayotzinapa: policías municipales de Iguala y un comando armado no identificado acribillaron a estudiantes de la Normal Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, mataron a tres, hirieron a seis, detuvieron a 25 normalistas y desaparecieron a una cantidad indeterminada de estudiantes, además asesinaron a 3 integrantes del equipo de futbol Avispones de Chilpancingo, al chofer del Autobús y a una profesora de la CETEG. Los hechos sucedieron a las 00:30 horas del sábado 27 de septiembre de 2014.
El viernes 26 de septiembre, policías municipales, estatales y federales realizaron varias agresiones con extrema violencia, con un saldo de al menos 6 personas asesinadas.
En la primera de ellas, los policías arremetieron contra estudiantes normalistas durante una movilización en Iguala. Ese viernes los normalistas acudieron a la capital del estado para botear y obtener recursos económicos. Al intentar tomar 3 camiones, los normalistas fueron agredidos por decenas de policías que dispararon contra los estudiantes. La segunda agresión estuvo a cargo de un grupo de choque que atacó a normalistas y maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero. Ya encarrerados, los policías balacearon un camión que transportaba al equipo de futbol de tercera división “Los Avispones”, mismo que se desbarrancó. Una cuarta agresión se produjo contra un contingente del Sindicato Único de Trabajadores del Colegio de Bachilleres.
Hasta el domingo 28 de septiembre se reportan los asesinatos de los normalistas Daniel Solís Gallardo, Yosivani Guerrero, y al joven Aldo Gutiérrez se le diagnóstico muerte cerebral. Un cuarto estudiante apareció muerto con signos de tortura y el rostro deshollado, su nombre: Julio César Mondragón. En el ataque al autobús resultó muerto el chofer Víctor Manuel Lugo Ortiz y el futbolista David Josué García Evangelista, de 14 años de edad. En la balacera fue asesinada también Blanca Montiel Sánchez. Hay al menos 25 heridos, 4 de ellos de gravedad y se desconoce el paradero de 67 otras personas.
Ante tamaña masacre, el presidente municipal de Iguala, el perredista José Luis Abarca Velázquez, sólo alcanzó a balbucear que “la policía (municipal) lanzó unos disparos al aire; eso es todo. No me reportan un solo herido ni un solo muerto”; y del gobernador Aguirre Rivero ni sus luces. Como en todo el país, todos los límites de la política e incluso de lo simplemente humano, han sido rebasados: es hora de dar respuestas contundentes ante las acciones criminales de los gobernantes y sus cuerpos represivos. ¡Justicia para los asesinados en Guerrero!

Acción urgente en favor de normalistas de Ayotzinapa

ACCIÓN URGENTE
GRAVES VIOLACIONES DE DERECHOS HUMANOS COMETIDAS EN CONTRA DE ESTUDIANTES DE LA NORMAL RURAL RAÚL ISIDRO BURGOS COMETIDAS EL PASADO 26 DE SEPTIEMBRE DE 2014 EN IGUALA
El pasado 26 de septiembre de 2014, en al menos cuatro eventos violentos relacionados entre sí, en las inmediaciones de la ciudad de Iguala perdieron la vida 6 personas, entre éstas tres estudiantes de la normal Rural Raúl Isidro Burgos, de Ayotzinapa, 20 más resultaron heridas, uno de ellos, un estudiante que se encuentra en estado vegetativo, y 55 se mantiene sin conocerse su paradero.
Cabe resaltar que los estudiantes normalistas sufrieron hechos similares el 12 de diciembre de 2011[1], en el que, consecuencia de un operativo fallido de desalojo en la “Autopista del Sol” de una protesta de los normalistas, perdieron la vida tres personas, entre ellos, dos estudiantes Jorge Alexis Herrera Pino y Gabriel Echeverría de Jesús quienes fueron extrajudicialmente ejecutados; tres estudiantes más fueron heridos de bala gravemente y se documentaron al menos, 24 casos de detenciones arbitrarias, 1 caso de tortura y otros 7 más de tratos graves e inhumanos. Estos hechos permanecen en la impunidad y los únicos policías que se encontraban procesados fueron exonerados el año pasado.

HECHOS
El día 26 de septiembre de 2014 a las 21:00 hrs., 80 estudiantes de la Normal Rural, Raúl Isidro Burgos se dirigían a la ciudad de Chilpancingo desde la ciudad de Iguala, a bordo de tres autobuses de la empresa Costa Line, después de llevar a cabo actividades de colecta de recursos para costear los gastos de la Normal. Al salir de la central de autobuses, con dirección a Chilpancingo, varias patrullas intentaron cerrar el paso a los autobuses, empezando a disparar de manera intermitente sin dar advertencia alguna. Después de una persecución, los normalistas fueron cercados, al posicionarse las patrullas 017, 018, 022, 027 y 028 en la parte trasera de la caravana de autobuses. Así, los normalistas descendieron de los autobuses dirigiéndose hacia la patrulla que se encontraba estacionada frente a los autobuses.
Sin mediar palabra los policías municipales comenzaron a disparar en ráfagas de manera indiscriminada desde las distintas posiciones, cayendo herido en ese instante Aldo Gutiérrez Solano, alumno del primer año, originario de El Refugio, Municipio de Ayutla, Guerrero, quien el día de hoy se encuentra en estado vegetativo. Los estudiantes que se encontraban en el autobús de atrás fueron violentamente descendidos del mismo por los policías y sometidos, acostándolos en el piso, a un costado de una bodega Aurrera. El resto de los normalistas se dispersaron en diferentes direcciones, al tiempo que los policías municipales continuaban disparando. La balacera tuvo una duración de alrededor de cuarenta minutos.
Los servidores públicos municipales se retiraron, llevándose a alrededor de 20 normalistas detenidos en las patrullas 017, 018, 020, 022 y 028, a la vez que algunos estudiantes se reorganizaron en el lugar de los hechos, esperando que arribaran las autoridades del Ministerio Público, para dar fe de los hechos y recoger los indicios.
A las 24.00 hrs, los estudiantes iniciaron a informar sobre los hechos a los medios de comunicación que habían llegado al lugar de los hechos, junto a diversas organizaciones sociales, cuando del periférico norte arribó una camioneta RAM color rojo de la que descendieron varias personas con armas largas que empezaron a disparar indiscriminadamente en ráfagas. El saldo de los eventos fue de dos estudiantes muertos, Daniel Solís Gallardo y un estudiante de primer año de licenciatura bilingüe que no ha sido aún identificado por sus familiares; además de cinco estudiantes heridos graves y dos los profesores que se encontraban ahí. Esta segunda agresión armada duró alrededor de 15 minutos.
A las 7:00 hrs. del día 27 de septiembre, los normalistas se reagruparon en la Fiscalía de la Zona Norte de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Guerrero (PGJE). Los estudiantes comenzaron a declarar sobre los hechos y solicitaron visitar los separos de la Policía preventiva para constatar la integridad física de los estudiantes que habían sido detenidos por la policía municipal en los primeros hechos sobre la carretera; sin embargo, el director de seguridad publica les dijo que no tenía a ninguna persona en los separos; les permitió verificar y efectivamente no se encontró a ningún estudiante ingresado. Durante la segunda agresión muchos estudiantes se dispersaron por diferentes partes, por lo que a la fecha 55 estudiantes se encuentran desaparecidos, entre ellos los detenidos por autoridades municipales.
A las 16.00 hrs., estando los estudiantes en la fiscalía dando seguimiento a las denuncia, el Ministerio Público les informó que a tres cuadras de donde ocurrieron los hechos habían encontrado el cadáver de un estudiante con visibles huellas de tortura, sin ojos y desollado del rostro; después de ser identificado por sus compañeros, éstos constataron que se trataba de Julio Cesar Fuentes Mondragón.
En este contexto, se interpuso el día 28 de septiembre de 2014, una denuncia por el crimen de desaparición de personas, en agravio de los 55 estudiantes desaparecidos, que quedó radicada bajo la averiguación previa VRA/03/2385/2014 en la PGJE en Chilpancingo. También se ha iniciado una queja frente a la Comisión Estatal de Defensa de los Derechos Humanos del Estado de Guerrero.
Por su parte el Gobierno del estado de Guerrero, ha dado a conocer en un comunicado de prensa, información sobre sus acciones ante estos lamentables hechos y otros dos eventos violentos que sucedieron en el mismo contexto[2].

LLAMAMIENTO:
Las ejecuciones extrajudiciales de los tres estudiantes, la situación de los heridos y de los desaparecidos constituyen graves violaciones a los derechos humanos que no pueden permanecer en la impunidad. Los hechos evidencian de parte de la Policía Municipal un uso excesivo de la fuerza, una intención deliberada de ejecutar ilegal y arbitrariamente a los estudiantes y de las autoridades estatales y federales, una omisión para implementar medidas de seguridad y preventivas que evitaran una segunda agresión y la desaparición de los 55 estudiantes normalistas.
En virtud de ello, las organizaciones de derechos humanos que hemos acompañado por varios años a los estudiantes de la Normal Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, urgimos a la comunidad internacional y a la sociedad civil a urgir a las autoridades Estatales y Federales a:
1. Llevar a cabo una investigación independiente, expedita y eficiente de todos los hechos ocurridos el 26 y 27 de septiembre de 2014 en Iguala.
2. Procesar y sancionar a los policías municipales responsables de las ejecuciones extrajudiciales, así como a las autoridades Municipales que omitieron y consintieron las graves violaciones a los derechos humanos descritas.
3. Iniciar los procesos administrativos y judiciales contra autoridades Estatales y Federales que faltaron a su deber de prevenir razonablemente estas graves violaciones a los derechos humanos.
4. Realizar las investigaciones y acciones de búsqueda para dar con el paradero y presentación con vida de los 55 estudiantes desaparecidos.
5. Implementar medidas cautelares a fin de garantizar y salvaguardar la integridad física y psicológica de los 55 estudiantes desaparecidos.
6. Garantizar la atención integral, médica y psicológica, de los estudiantes lesionados.
7. Establecer la verdad y reparar integralmente los daños a las víctimas y sus familiares.
8. Garantizar la seguridad e integridad de los estudiantes que han denunciado los hechos y de las personas defensoras que acompañan en su proceso a los estudiantes de la Normal de Ayotzinapa, en acuerdo a lo establecido en la Declaración sobre el derecho y la responsabilidad de los individuos, grupos y órganos de la sociedad de promover y proteger los derechos humanos y las libertades fundamentales reconocidos universalmente.

Comunicado de Tadeco y del CFASDAG

COMUNICADO SOBRE EL ASESINATO DE ESTUDIANTES DE LA NORMAL RURAL “RAUL ISIDRO BURGOS” DE AYOTZINAPA, GUERRERO.
Nuevamente estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa, fueron víctimas de la represión por parte del gobierno municipal de Iguala de la Independencia y del Estado de Guerrero, después de realizar actividades de volanteo y colecta de fondos para conmemorar los hechos del 2 de octubre de 1968. Las tres ejecuciones sumarias extrajudiciales de los estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, Guerrero, son claros crímenes de Estado que involucran, por acción, omisión y aquiescencia, a los gobiernos estatal y municipal, que además dejaron varios heridos y desaparecidos.
En estos hechos los cuerpos policiacos municipales y estatales actuaron con dolo y de manera conspirativa, ratificando su vocación represiva, autoritaria y criminal y demostrando un total desprecio por la vida y por los derechos humanos. Seguramente ahora los funcionarios del gobierno de Guerrero y del municipio de Iguala distorsionaran, enredaran y ocultaran los hechos.
Decimos que estos asesinatos no debieron ocurrir. Pero alguien dio la orden y ésta bajó por la cadena de mando. Los asesinos tiraron a matar; lo hicieron a sangre fría. Los autores materiales de los disparos son agentes de un poder violento, lo hicieron conscientes como una acción intencional y calculada que obedeció a una estrategia de poder, como un eslabón imprescindible de un sistema de gobierno al servicio de los poderosos. En este sentido responsabilizamos al Estado Mexicano, al Gobierno Estatal de Ángel Aguirre Rivero, al municipal de Iguala José Luis Abarca Velázquez y a las empresas radicales del narco con las cuales mantienen una perversa alianza y compromisos de poder.
Ante estos hechos nos volvemos a preguntar ¿Cuándo tendrán castigo los culpables? Encontrar la respuesta a ésta pregunta, es ahora nuevamente el reto del pueblo de Guerrero y sus organizaciones.
La Normal Rural de Ayotzinapa “Raúl Isidro Burgos” es un bastión de la lucha del pueblo de Guerrero por el derecho a la educación gratuita, laica y popular; significa la aspiración de los campesinos pobres por tener profesores con una formación crítica, científica, democrática y popular que formen mujeres y hombres nuevos comprometidos con el conocimiento científico al servicio del pueblo e impulsen la construcción de una nueva sociedad. La Normal Rural de Ayotzinapa vive en la conciencia y el corazón del pueblo de Guerrero que aspira a una vida digna con pan, trabajo, justicia, democracia y libertad.
Repudiamos el asesinato de los tres estudiantes quienes murieron con la convicción de la defensa de sus derechos y los de sus compañeros, al igual de los estudiantes que resultaron heridos y los que se encuentran privados injustamente de su libertad. Estas agresiones las sentimos en carne propia y les recordamos a los Gobiernos Estatal, Federal y municipal, que si nos tocan a uno, nos tocan a todos.
Reafirmamos que las instituciones y los grupos de seguridad están hechos para contener a los movimientos sociales y asesinar estudiantes y no para brindar seguridad, tratando de conducir a una parálisis social, mediante el terror y amedrentamiento, de la protesta estudiantil.
Llamamos al Pueblo de Guerrero y a todas sus organizaciones populares a manifestar su más amplio apoyo y respaldo a los estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa y a exigir justicia para que estos crímenes de Estado no queden impunes.
¡AYOTZINAPA VIVE, LA LUCHA SIGUE!
¡POR UNA EDUCACION CRÍTICA, CIENTIFICA, DEMOCRATICA Y POPULAR!
¡LARGA VIDA A LA NORMAL RURAL DE AYOTZINAPA!
Taller de Desarrollo Comunitario A.C
Comité de Familiares y Amigos de Secuestrados, Desaparecidos y Asesinados en Guerrero