viernes, 27 de junio de 2014

CDH Frayba: La tortura, mecanismo de terror. Informe Especial sobre Tortura en Chiapas

Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas
jun26 a las 3:21 P.M.
A los medios libres, autónomos, comunitarios, independientes
A la prensa nacional e internacional
A la sociedad civil
El 26 de junio se conmemora el Día Internacional en Apoyo a las Víctimas de Tortura, esta fecha es para recordar que no existe ninguna justificación para la práctica de la tortura. En este contexto el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas presenta el informe: La Tortura, mecanismo de terror
Agradecemos a las y los sobrevivientes de tortura, a sus familias y comunidades por la confianza en el Frayba y su empeño en la búsqueda de la justicia. Así como a la red de médicas, médicos, psicólogas y psicólogos que acompañan la investigación, documentación y dan apoyo psicosocial a las y los sobrevivientes.
Compartimos: El texto presentación del informe y les invitamos a Leer el informe completo: La tortura, mecanismo de terror. Informe Especial sobre Tortura en Chiapas
http://www.frayba.org.mx/archivo/boletines/140625_infome_tortura_frayba.pdf
Escuchar audios de la presentación del Informe Especial sobre Tortura en Chiapas, 25 de junio 2014, San Cristóbal de Las Casas, en: http://radiozapatista.org/?p=10073
Foto: No más tortura en Chiapas. Radio Pozol
Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas
Presentación Informe Especial: La tortura, mecanismo de terror
25 de junio de 2014
Jovel, Chiapas, México
Jorge Hernández / Frayba

“porque los castigos van siendo progresivamente más duros.”
(Pedro y el Capitán. Mario Benedetti)

“no tienen piedad de ti, tú gritas y no les importa, te siguen golpeando. Los torturadores no razonan, sólo siguen sus instintos más salvajes, no les importa, no te ven como ser humano. Los policías creen que yo no puedo hacer nada, que tengo miedo, y reconozco que tengo miedo, pero sí puedo hacer muchas cosas, tengo mucho coraje, puedo denunciar”
(testimonio de víctima de tortura)

El 26 de junio se conmemora el Día Internacional en Apoyo a las Víctimas de Tortura, esta fecha es para recordar que no existe ninguna justificación para la práctica de la tortura. En este contexto el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas presenta el informe: La Tortura, mecanismo de terror.
Este Informe Especial sobre la Tortura en Chiapas, es continuidad del documento: De la Crueldad al Cinismo, presentado el año pasado. Esta actualización de los casos documentados por este Centro de Derechos Humanos, demuestra que la Tortura no es sólo cifras, sino historias de hombres, mujeres, rostros, voces, dolores de las y los sobrevivientes y de sus familias.
El contenido de La tortura, mecanismo de terror, se basa en la información entregada, el 29 de abril de 2014, al Sr. Juan E. Méndez, Relator Especial de Naciones Unidas sobre la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes, en una reunión sostenida con él en la ciudad de Tapachula, durante su visita oficial a México.
La tortura se vive frecuentemente en México, es un método de investigación policial, de control, de terror; producto de la violencia engendrada por el sistema político; ejercida por quienes desde el gobierno representan el poder.
La tortura como método recurrente devela un sistema de justicia corrupto y distante a la garantía de protección y seguridad jurídica. Aunque los gobiernos federal y del estado de Chiapas, realizan y publicitan reformas legislativas, políticas públicas y ratifican su compromiso en instancias internacionales, la realidad rebasa los límites. La tortura se oculta, es tolerada, permitida y ejercida desde quienes tienen la responsabilidad de la administración de justicia, desde las estructuras de gobierno las violaciones a los derechos humanos son la norma.
El regreso del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el gobierno federal y de su aliado el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) en Chiapas, que llevó a la gubernatura a Manuel Velasco Coello, han dado continuidad a aspectos como:
1. La construcción de un enemigo interno, para justificar la restricción de derechos a la población.
2. El aumento de la militarización en comunidades indígenas y zonas urbanas lo cual ha intensificado las violaciones a los derechos humanos.
3. La criminalización de quienes se organizan y defienden derechos humanos, así como de la sociedad en general.
4. Las propuestas de reformas constitucionales para legalizar prácticas violatorias de derechos humanos.
En este contexto, el Frayba documentó 17 eventos en donde se realizó al menos un acto de tortura. Los municipios donde se registraron estos actos son: Tuxtla Gutiérrez (6), Tapachula (2), Chenalhó (2) y con un caso cada uno en Simojovel, Maravilla Tenejapa, Arriaga, San Cristóbal de Las Casas, Palenque, Sabanilla y Acala.
En cuanto a las víctimas, 14 son hombres, uno de ellos menor de edad y 3 mujeres. Dos de las víctimas murieron bajo custodia policial, presumiblemente a causa de los golpes recibidos, una en el municipio de Acala y otra en Tapachula.
En el caso de las mujeres, quienes además han sufrido violencia en razón de género, la situación es muy vulnerable, ya que no confían en sus redes de apoyo (familia y/o comunidades) por el miedo a ser estigmatizadas y/o vueltas a violentar por denunciar lo sucedido.
En los actos de tortura cometidos contra mujeres, los métodos utilizados tienen una connotación sexual. La violencia sexual es una de las armas privilegiadas y elegidas por los perpetradores para degradarlas moralmente, humillarlas y aplicar un castigo diferencial de acuerdo a su género.
Entre los autores responsables de estos hechos se encuentran: militares; funcionarios de la PGJE de Chiapas, de manera específica la Fiscalía Especializada Contra la Delincuencia Organizada (FECDO) y la Fiscalía de Distrito Metropolitano; Policías Municipales; Policía Ministerial; Policía Estatal Preventiva; médicos legistas de la PGJE, autoridades comunitarias tradicionales y civiles con anuencia de agentes del Estado.
El Frayba ha tomado nota de las omisiones en los reportes del personal médico de la PGJE, quienes se limitan a realizar una revisión médica rutinaria de lesiones físicas. Estos mismos profesionales prolongan con su ineficiencia y falta de ética el sufrimiento de las y los sobrevivientes de tortura.
La intencionalidad de la tortura, en los eventos documentados, ha sido una forma de castigo para desalentar la denuncia y la participación en movimientos sociales críticos al gobierno. También ha funcionado como acto intimidatorio, para anular la personalidad de la víctima y para que se autoinculpe de delitos y/o inculpe a terceras personas.
Podemos concluir que los gobiernos federal y estatal se niegan a respetar, proteger y garantizar los derechos humanos. Su doble discurso sobre la construcción de instancias de derechos humanos, promulgación de leyes de protección en lo interno, la adopción de tratados y convenios internacionales donde se compromete a cumplir ante la comunidad mundial, son parte del velo que disfraza la realidad.
Hemos documentado certeramente que en la práctica el sistema judicial mexicano, tiene una vocación de tortura, inculca el miedo y el terror ante la población.
Aunque estemos en un cambio de sistema penal, la práctica de la tortura está enraizada en el actuar de los funcionarios y servidores de gobierno y difícilmente cambiará con medidas limitadas.
Ante este panorama, desde el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas, impulsamos la construcción de redes de apoyo: familias, comunidades, organizaciones sociales, con las que pueden articularse las y los sobrevivientes de tortura en una acción de defensa integral.
Agradecemos a las y los sobrevivientes de tortura, a sus familias y comunidades por la confianza en el Frayba y su empeño en la búsqueda de la justicia. Así como a la red de médicas, médicos, psicólogas y psicólogos que acompañan la investigación, documentación y dan apoyo psicosocial a las y los sobrevivientes.
La tortura, mecanismo de terror
Radio Zapatista (audios del Informe)
Presentación Informe Especial. La tortura, mecanismo de terror
De la Crueldad al Cinismo (Informe sobre Tortura en Chiapas)
Chiapas: “La tortura es parte esencial de la necropolítica de los que mandan mandando y matando”.
Publicado por: Pozol Colectivo  
junio 26, 2014 en Chiapas

San Cristóbal de las Casas, Chiapas. 25 de junio. “En el informe que presentamos el día de hoy es una síntesis que intenta visibilizar y dar voz a las víctimas que se han atrevido a compartirnos su testimonio”, comunican integrantes del Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas (Frayba), al presentar el Informe Especial sobre Tortura en Chiapas, “La tortura, mecanismo de terror”, esto en el marco del Día Internacional de las Naciones Unidas en Apoyo de las Víctimas de la Tortura.
El informe documenta casos registrados entre marzo de 2013 y marzo de 2014, en seguimiento al documento: Tortura en Chiapas, de la Crueldad al Cinismo, publicado en junio de 2012 y enviado en ese entonces al Comité Contra la Tortura de las Naciones Unidas.
En palabras del Frayba, el contenido de La Tortura, mecanismo de Terror, se basa en la información entregada, el 29 de abril de 2014, al Sr. Juan E. Méndez, Relator Especial de Naciones Unidas sobre la Tortura y Otros Tratos y Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes, en una reunión sostenida con él en la ciudad de Tapachula, durante su visita oficial a México.
En el actual informe, el centro de derechos humanos fundado por el obispo Samuel Ruíz García, registró 17 eventos en donde se realizó al menos un acto de tortura, y precisa que los municipios donde se registraron estos casos son: 6 en Tuxtla Gutiérrez, 2 en Tapachula, 2 en Chenalhó, y con un caso cada uno en Simojovel, Tenejapa, Arriaga, San Cristóbal, Palenque, Sabanilla y Acala.
Ante este panorama el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas, informa que impulsa la construcción de redes de apoyo: familias, comunidades, organizaciones sociales, con las que pueda articularse las y los sobrevivientes de tortura en una acción de defensa integral. A continuación algunos testimonios sobre la tortura en Chiapas.

Gabriel García Salyano médico de la red de peritos independientes que investigan la tortura.
“La tortura y el maltrato son prácticas cotidianas en Chiapas, ocurren todos los días, las perpetran agentes de seguridad del estado, de todos los niveles, sistemáticamente se detiene, se arraiga”, asegura Gabriel García Salyano, médico de la red de peritos independientes que investigan la tortura, y recalca que en el estado “se busca más inculpar que encontrar responsables”.
García Salyano, afirma que la tortura es sobre todo sistémica, y explica que quienes torturan “cuentan con toda una red de complicidades dentro de las instituciones que permiten realizarla con el consentimiento, justificación, encubrimiento, tanto de sus pares como de sus superiores”.
Para torturar, expone el integrante de la red de peritos independientes “se necesita complicidad institucional, es necesario que haya quien encubra los hechos, quien los justifique, quien los minimice, quien no los denuncie. Es necesario que haya agentes del ministerio público que no reciban la denuncia, investigadores que no investiguen, jueces que no juzguen”. Gabriel García subraya que “la tortura es parte esencial de la necropolítica de los que mandan mandando y matando”.
Los profesionales de la salud señala el defensor de derechos humanos, “tienen una doble obligación”, una obligación principal ante el paciente de promover sus mejores intereses, y una obligación general ante la sociedad de asegurar que se haga justicia e impedir las violaciones a los derechos humanos. Sin embargo advierte que “los dilemas que plantea esta doble obligación, son particularmente agudos entre los profesionales de la salud que trabajan para la policía, el ejército u otros servicios de seguridad”.
García Salyano, deja claro que cualesquiera que sean las circunstancias de su empleo, todo profesional de la salud tiene el deber fundamental de cuidar a las personas a las que se les pide examine o trate. Asegura que “no pueden ser obligados ni contractualmente ni por ninguna otra consideración a comprometer su independencia profesional, es preciso que realice una observación objetiva de los intereses de la salud de sus pacientes y actúen en consecuencia”, pero acepta que “por las opiniones que compartimos, vemos que eso no ocurre.
Gabriel García Salyano, es contundente cuando nos recuerda que “no olvidemos, no dejemos de pensar que nadie está solo”, y que “todas las personas que han vivido una experiencia de tortura y que levantan la voz, y que levantan la cabeza, nos ayudan a seguir”.
Aurora Margarita Rosette Hernández, familiar de víctima de tortura en Chiapas.
 “Aquí llevo tres años pidiéndole una audiencia al procurador y no me la da, al anterior y actual gobernador y no me la dan, en la comisión estatal de derechos humanos y tampoco. Viene el señor de la ONU y el sí nos atiende, ¿cómo es posible eso, que lógica tiene, qué significa entonces, dónde está la justicia y la atención del gobierno de Chiapas?”, se pregunta durante su participación en la conferencia Aurora Margarita Rosette Hernández, familiar de víctima de tortura en el estado.
Rosette Hernández expone que también se han dirigido al señor Rutilio Cruz Escandón Cadenas, presidente del poder judicial del estado, pidiéndole audiencia para mostrar las pruebas que tienen de la inocencia de su hermano y no ha querido atenderlos. “Se ven muy bonitas sus mantas a favor de los derechos humanos de mano con el gobernador, se ve muy bonito pero es mentira, porque en la realidad no defiende ni atiende las necesidades de las personas que estamos comprobando con hechos, que hemos sido víctimas de tortura”, abunda Aurora.
“Me causa tristeza que aquí en el estado, las autoridades hagan como que todo está bien, aquí no pasa nada, y es una gran mentira. Nosotros, los que hemos sido sobrevivientes, yo al menos como familiar de mi hermano, me duele que viva huyendo como animal, que seamos amenazados una y otra vez”, denuncia Margarita.
“Pedimos al gobierno lo que cualquier víctima puede pedir, que le retiren a mi hermano las ordenes de aprensión, que nos dejen de hostigar, que nos dejen vivir en paz, que le resarzan estos años a mi hermano que ha tenido que vivir lejos de nosotros, que le den una disculpa pública por el atropello que ha vivido mi familia, y que en ningún momento el gobierno pudo comprobar la culpabilidad de mi hermano”, exige Rosette Hernández.
Aurora Margarita, comenta que su hermano Miguel Ángel Rosette Hernández, fue detenido y torturado por policías el 16 de abril de 2011, supuestamente por robar la casa de la familia Orantes Constanzo; ese mismo día fue liberado y posteriormente el 26 del mismo mes fue reaprehendido y trasladado a la procuraduría del estado y posteriormente al entonces centro de arraigo Pitiquitos, donde lo obligaron a firmar su culpabilidad encarcelando a su hermano y a su padre también.
Margarita Rosette Hernández precisa que ha sido por un exhorto de la presidencia de la república que se abre una queja en la procuraduría del estado de Chiapas, la cual ya fue ratificada, y se van a presentar pruebas y ampliaciones de declaraciones en los siguientes días. La hermana de Miguel Ángel Rosette subraya que “si no es por la Comisión Nacional de Derechos Humanos no reabren el caso de tortura en el consejo estatal de derechos humanos, si no es por la presidencia no abren la denuncia en la procuraduría de justicia del estado”.
Estela Malis Figueroa, integrante de Amnistía Internacional.
“Si uno logra que los afectados que están, pero también los afectados que no están, puedan aparecer a través de nuestra voz, es una forma de revivir a los que no están y de dignificar a los que están pero que están dañados” expresa en su participación la psicóloga de Amnistía Internacional Estela Malis Figueroa.
“La posibilidad que tenemos de combatir la impunidad es con la memoria y con la visibilización, y esto es tarea de todos, no es necesario ser defensores”, abundó la defensora de derechos humanos, pero también recalca que “es muy necesario que exista el Frayba, si no existiera el Frayba me parece que en Chiapas, no tendríamos esta posibilidad de memoria colectiva, que es el trabajo de los integrantes del Frayba todo el tiempo”.
“La posibilidad de difusión que se da en esta ocasión es importante. Estamos en una red que aunque sea lejana está contribuyendo a la recuperación de personas que han sufrido injustamente” subraya la psicóloga.
La integrante de Amnistía Internacional explica que la reparación de las víctimas de tortura tiene un aspecto jurídico que “legaliza el tema, porque implica darle realidad a los hechos sucedidos”. Esa lucha contra la impunidad es para “decir esto existió, esto pasó, para decir que ocurrió”, y pone como ejemplo el caso de Rosendo Radilla en México, en donde el estado acepta su responsabilidad por su desaparición después de 30 años.
El otro aspecto de la reparación expone Malis Figueroa, es la recuperación de los afectados directos, de los familiares, de la comunidad o barrio, y de defensores de derechos humanos. “Existe la capacidad de recuperarse, de reponernos, no volver a cero, pero sí de seguir adelante transformados”, asegura Estela.
COLECTIVO POZOL.
PRESENTACIÓN DEL INFORME:
INFORME FRAYBA:
Audios de la presentación de Informe Especial sobre la Tortura en Chiapas:

No hay comentarios: