domingo, 29 de junio de 2014

Azcapotzalco: Jornada contra la criminalización de la lucha social, 29 de junio, Parque de la China, 12 hrs.

No a la criminalización de la lucha social.
JORNADA CULTURAL-INFORMATIVA Y DE PROTESTA:
Domingo 29 de junio 2014, 12 hrs., Parque de la China (calles Clavería y Allende)
 
Participarán solidariamente:
Grupo de Teatro ‘Mutis’, con la obra:
De chile, de dulce y un poco de cebolla

el grupo de teatro Utopía Urbana
con la obra La Represión Infantil
autor: Enrique Cisneros director: Roberto Vázquez Montoya
actuación: Janis Alatriste y Roberto Vázquez
Trova Cósmica,
Amelia Escalante (trova),
 (y otr@s trabajadores de la cultura, independientes, solidarios, por confirmar)
El 2 de mayo un grupo paramilitar, al servicio del mal gobierno, atacó a la comunidad zapatista de La Realidad, sede de la Junta de Buen Gobierno de la Zona Selva Fronteriza de Chiapas. Ahí fue asesinado el compañero José Luis Solís López, Galeano, Votán de la Escuelita Zapatista, 15 compañeros bases de apoyo zapatistas quedaron heridos por bala, machete y piedras, varios vehículos de la comunidad, la clínica y la escuela fueron destruidos.
Ante esto, como adherentes a la 6ª Declaración de la Selva Lacandona, estamos llamando a toda la gente de buen corazón a solidarizarse con el digno pueblo zapatista, apoyando para la reconstrucción de la escuela y la clínica autónomas.
Si puedes apoyar con materiales educativos o de curación, llévalos a la Biblioteca Popular (Lago Musters # 13, Col. Argentina (a una calle del Metro Panteones)
      Ahí habrá compañer@s para recibir tu apoyo
      los miércoles, de 19  a 20 hrs.,
      los jueves, de 11 a 19 hrs. y
      los sábados de 11 a 16 hrs..
O si es posible tu aportación económica, esta puede depositarse en:
N° de cuenta0237595986
              Clabe07218000237595986
A nombre de: Fernanda Silvia Navarro y Solares
Banco:    Banorte
Para más información o notificaciones nuestros correos son:
Este ataque a comunidad autónoma zapatista La Realidad es parte de la guerra contrainsurgente que el gobierno sostiene en Chiapas desde 1994 para impedir que los zapatistas puedan ejercer su derecho a la libre determinación y a construir su autonomía.
También en Chiapas, en el ejido de San Sebastián Bachajón, municipio Chilón de la Zona Norte, el 21 de marzo fue asesinado el compañero Juan Carlos Gómez Silvano, coordinador de la 6ª e constructor de la autonomía en la comunidad Virgen de Dolores.
Apenas un año antes había sido también asesinado el compañero Juan Vázquez Guzmán por defender las Cascadas de Agua Azul como parte de los bienes comunales del ejido de San Sebastián Bachajón y por oponerse a que las Cascadas fueran convertidas en un negocio ecoturístico privatizado.
Esto es también parte de la guerra que el gobierno ha desatado contra el pueblo en todo el territorio nacional para imponer sus negocios capitalistas de explotación, despojo, destrucción y muerte.
Por eso encarceló el 17 de junio a Marco Antonio Suástegui, quien como parte del Consejo de Ejidos y Comunidades Opositoras a la Presa La Parota (CECOP) en Cacahuatepec y comunidades del Río Papagayo, se opone desde hace 11 años a la construcción de la presa hidroeléctrica La Parota, pues inundaría miles de hectáreas, condenando a desaparecer pueblos enteros.
Suástegui es preso político del CECOP, pero también de la CRAC-PC, pues recientemente decidieron integrar su Policía Comunitaria en Cacahuatepec. Néstora Salgado García, Bernardino García Francisco, Ángel García García, Eleuterio García Carmen, Abad Francisco Ambrosio, Florentino García Castro, Benito Morales Bustos, Rafael García Guadalupe, José Leobardo Maximino, Antonio Cano Morales, Samuel Ramírez Gálvez, Gonzalo Molina González y Arturo Herrera Campos son presos políticos de la Coordinadora Regional de Comunidades Autónomas (CRAC-PC), no por haber cometido algún delito, sino por ejercer el derecho que como pueblos originarios tienen para constituir sus propios órganos de seguridad y justicia, amparados estos por el Art. 2 de la Constitución, la Declaración Universal de los Derechos Humanos de los Pueblos Indígenas de la ONU y el Convenio 169 de la OIT, por lo que como con las Policías Comunitarias no puede hacer lo que hizo con las autodefensas, de que si no se someten a su control, las desarma, persigue o encarcela, entonces les inventa delitos.
 
 
Desde principios de abril encarceló a Enedina Rosas Vélez, a Juan Carlos Flores Solís y a Abraham Cordero Calderón, y recientemente libró otras 10 órdenes de aprehensión contra otros integrantes del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y el Agua de Morelos, Puebla y Tlaxcala, pues se oponen al llamado Plan Integral Morelos, que consiste de dos termoeléctricas en Huexca, Morelos, un acueducto (para llevar el agua a la termoeléctrica) despojando a pueblos de Morelos del agua y un gasoducto que llevará el gas para las termoeléctricas de Tlaxcala a Morelos, cruzando por tierras de labranza de pueblos de Tlaxcala, Puebla y Morelos, despojándoles de la tierra y tendiendo una bomba de tiempo, pues el gasoducto atravesará la zona volcánica del Popocatépetl, poniendo en peligro la vida de pueblos enteros.
Desde el 21 de mayo encarceló a Alberto Pérez Linares, Javier Brígido Castro, Ricardo Pozo Granados, Eduardo Mejía Nava y Gerardo Gutiérrez García, habitantes de San Bartolo Ameyalco (Álvaro Obregón, DF), los compañeros no hicieron sino defenderse de la brutalidad policíaca que invadió su pueblo, agredió a mujeres niños y ancianos, para despojar a Ameyalco del agua de su manantial, para llevarla a la zona de Santa Fe, a colonias residenciales de lujo y oficinas de corporativos empresariales.
En junio fueron encarcelados Francisco Santiago Mora López, José Amador Santos Mora, Miguel Hernández y Maximino Hernández, adherentes a la 6ª Declaración de la Selva Lacandona, que en Ayotoxco, Puebla construían desde hace años la Comunidad Autónoma Ernesto Guevara de la Serna.
Han librado órdenes de aprehensión contra el compañero Mario Luna y otras autoridades tradicionales de la Tribu Yaqui, que desde hace años han luchado contra la construcción del Acueducto Independencia, pues con ello los despojarían del agua, condenando a muerte al pueblo Yaqui.
Han reprimido salvajemente a los pueblos del Istmo de Tehuantepec, Oaxaca que se oponen a los proyectos eólicos, que los despojan de sus tierras, las contaminan, contaminan sus mantos freáticos y destruyen su ecosistema. Los pueblos istmeños viven de la pesca, las torres eólicas ahuyentan la fauna marina y aérea, erosionan la tierra, siembran la muerte.
El gobierno criminaliza la lucha social, inventa delitos para encarcelar a los luchadores sociales, a quienes defienden el agua, la tierra, el territorio de los pueblos originarios.
También el gobierno criminaliza la protesta social, reprime toda manifestación pública de denuncia contra estas injusticias.
Desde el 1° de diciembre de 2012, cuando el ‘carnicero de Atenco’ fue impuesto en la presidencia, todas las manifestaciones han sido reprimidas, por lo menos encapsuladas, pero frecuentemente brutalizadas por la policía.
El 1° de diciembre fue herido gravemente por el impacto de una granada de gas lacrimógena en el cráneo el compañero Juan Francisco Kuykendall, profesor de teatro y adherente a la 6ª. A consecuencia de esa agresión Kuykendall falleció el 25 de enero de 2014, tras resistir una larga y dolorosa agonía por más de un año.
Ese mismo 1° de diciembre el compañero Uriel Sandoval, estudiante de la UACM, perdió un ojo, a consecuencia del impacto de una bala de goma.
Desde el 25 de marzo de 2013 fue perpetrada la desaparición forzada del compañero Teodulfo Torres Soriano, el ‘Tío’, quien el 1° de diciembre llegó junto con Kuykendall a las inmediaciones del palacio legislativo de San Lázaro, para protestar por la imposición de Peña Nieto. Cuando llegaron Kuy y el Tío a San Lázaro ya la policía había comenzado a disparar gases lacrimógenos y balas de goma contra los manifestantes. El Tío traía su cámara de video y se dispuso a documentar la represión desatada por el gobierno, de pronto escuchó un grito de dolor, volteó para ver qué pasaba y vio que era Kuy, que caía herido. El Tío alcanzó a grabar en video el momento en que Kuy cayó. Pero ante la circunstancia, guardó su cámara y fue a asistir a Kuy. Con ayuda de otros compañeros se logró que una ambulancia llevara a Kuy a un hospital. Desde ese momento el Tío se mantuvo cerca y al pendiente de Kuy. En marzo se disponía a acudir como testigo presencial en una audiencia del juicio que la familia de Kuy interpuso demandando justicia. Pero en vísperas de esa audiencia ya no se supo más de Teodulfo. Se trata de una desaparición forzada ordenada por quienes detentan el poder.

Cárcel o muerte es la única respuesta que las luchas sociales han obtenido de este gobierno. ¿Recuerdan que cuando, como gobernador del Estado de México, Peña Nieto dijo estar orgulloso de haber ordenado el brutal operativo del 4 de mayo de 2006 contra el pueblo de Atenco y reiteró que ‘lo volvería a hacer’? Pues de toda su palabrería, eso es lo único que está cumpliendo: ha convertido a la nación en un gigantesco Atenco. Como fiel priísta, ha retomado el estilo despótico de Díaz Ordaz, el genocida de Tlatelolco. Pero no sólo él, también todos los gobernadores de los estados, sean del partido que sean. Así, vemos a los de la llamada ‘izquierda’, a los perredistas, Mancera (DF) o Graco Ramírez (Morelos), a los del PAN como Moreno Valle (Puebla), al priísta Aguirre Rivero (Guerrero), o en cualquier otro estado, o a los que llegan al poder por las alianzas de varios partidos, como Gabino Cué (Oaxaca), aplicando las mismas políticas represivas contra el pueblo.

No hay comentarios: