lunes, 24 de marzo de 2014

Perú: Nuevo ataque contra ronderos en Cajamarca motiva pedido de auxilio internacional

 
Campesinos también solicitan la intervención de la Defensoría del Pueblo.
Servindi, 19 de marzo, 2014.- Preocupación en diversos sectores de la sociedad viene generando la violencia con la que fueron desalojados de sus tiendas los denominados guardianes de las lagunas amenazados por el proyecto minero Conga, en Cajamarca. Ayer, efectivos del orden arremetieron en su contra con disparos de perdigones y bombas lacrimógenas. 
Según informaron ronderos que llegaron hasta las cercanías de las lagunas Seca y Negra, en Bambamarca, el ataque se dio en varios lugares dejando como saldo dos heridos y una persona desaparecida.
Elmer Micha, del grupo Tinkari, quien se hallaba en la zona afirmó que tuvo que mantenerse oculto hasta horas de la tarde a fin de no ser atacado por los efectivos de la División Nacional de Operaciones Especiales (Dinoes) que los superaban ampliamente en número.
Según información recogida por algunos medios locales, fueron doscientos los ronderos que padecieron los ataques de los efectivos policiales.
En declaraciones a radio Líder de Cajamarca, Manuel Ramos, secretario de Organización del Frente de Defensa de El Tambo, dio la alerta. Según señaló, en horas de la tarde ellos se encontraban cercados por la policía a unos cien metros de las lagunas Seca y Negra.
Elmer Micha agregó que los efectivos llegaron también hasta la zona de la laguna Mamacocha en donde haciendo uso de la fuerza obligaron a los guardianes de las lagunas a dejar las chozas que ocupaban con el objetivo de impedir el inicio en la zona de las obras de proyecto Conga de minera Yanacocha.
“Luego que conseguimos escapar de los ataques, nos ubicamos en las partes altas. Es ahí donde vimos cómo la policía quemó los almacenes y las frazadas, maletas, el campamento de nuestros guardianes de las lagunas”, informó.
Respecto a lo ocurrido en la zona de las lagunas Seca y Negra, señaló que los ronderos llegaron hasta esta parte muy temprano el día de ayer, en el marco de una declaratoria de paro, para verificar que la minera no siga trabajando en la zona.
Señaló así que desde temprano también, los efectivos de la Dinoes, algunos sin portar identificación, empezaron a atacarlos con bombas lacrimógenas y disparos de perdigones.
La policía por su parte sostuvo que dispersaron a los comuneros porque pretendían ingresar a una zona donde se encontraba maquinaria de las empresas contratistas de Yanacocha, las cuales realizaban labores de construcción de un acceso en la zona cercana a las lagunas Seca y Negra.
Justamente, la construcción de esta vía ha sido motivo de rechazó por parte de las rondas campesinas que incluso ha merecido la presentación de una denuncia de los alcaldes de dos centros poblados en contra de Javier Velarde Zapater, gerente general de la minera.
Según pudo verificar esta mañana Micha, la presencia policial en la zona continúa. Precisó que ahora los efectivos policiales han conformado un cordón en el centro poblado El Alumbre, ubicado muy cerca de las citadas lagunas.
Con esta medida se buscaría impedir el reinicio de las protestas.

Solicitan acciones a la CIDH

Las organizaciones que se ha pronunciado por estas agresiones han sido las Rondas Campesinas de las provincias de Celendín y Bambamarca, la Central Única de Rondas Campesinas del Perú (CUNARC), conjuntamente con el Instituto Internacional Derecho y Sociedad (IIDS).
Todos ellos solicitarán a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) adoptar acciones urgentes a favor de las cerca de doscientas personas, entre campesinos, ronderos y autoridades indígenas, que se encuentran en la zona del proyecto minero Conga en Cajamarca.
Algunas fotos de Elvira Vásquez Huamán compartidas por facebook por Cajamarca Reporteros
 

No hay comentarios: