viernes, 21 de marzo de 2014

Teodulfo Torres, testigo presencial de la agresión mortal a Kuykendall, desaparecido desde el 25 de marzo 2013

 
La Voz del Anáhuac

Juan Francisco Kuykendall y Teodulfo Torres Soriano, ambos compañeros adherentes de la Sexta Declaración de la Selva Lacandona, ambos integrantes de la Otra Cultura, siempre solidarios con los de abajo, de izquierda anticapitalista, luchadores sociales, activistas antisistémicos, llegaron juntos el 01 de diciembre de 2012 a las inmediaciones del palacio legislativo de San Lázaro, sumándose a las protestas por el regreso del PRI al poder, manifestando su repudio al carnicero de Atenco.
         Ya las fuerzas represivas federales y locales disparaban bombas lacrimógenas y balas de goma contra los manifestantes desde la barda metálica que resguardaba la madriguera de los falsos ‘representantes populares’ ante los que rendía protesta, luego del cuestionado fraude electoral fraguado a base de la compra de votos, el señor del copete.
         Teodulfo llevaba una cámara de video, por lo que se disponía a grabar la brutal represión que comenzaban a presenciar, cuando Teodulfo alcanzó a escuchar un grito de dolor emitido por Kuy. Alcanzó a grabar ese momento. Kuy cayó. Teodulfo fue en su auxilio. Pero los gases lacrimógemos y las balas de goma no lo permitían.
         Pronto se acercaron más compañeros a ayudar. Teodulfo y otros compañeros improvisaron una camilla, llevaron el cuerpo de Kuy en busca de una ambulancia. Después de mucho insistir, lograron trasladarlo a la Cruz Roja de Pantaco. La herida fue por el impacto de una bala de goma que le fracturó el cráneo, con masa encefálica expuesta.
         Ahí comenzó una verdadera viacrucis para Kuy, un peregrinar de hospital en hospital, con un daño neuronal severo. Kuy resistió poco más de un año, luchando contra la muerte, soportando la deficiente atención médica en distintas clínicas del IMSS, luego de haber recibido las primeras atenciones en la Cruz Roja. El amor y la solidaridad de su compañera Eva Palma, su familia, amigos y compañeros fueron vitales en este largo y doloroso sufrimiento,  hasta que finalmente falleció el 25 de enero de 2014.
         Desde el momento de la agresión a Kuy, hasta el 25 de marzo de 2013, Teodulfo se mantuvo cerca, solidario como siempre, al pendiente de Kuy.
         En febrero de 2013, la familia de Kuy interpuso una demanda penal en contra de los responsables estatales del atentado contra la vida de Juan Francisco Kuykendall. Teodulfo se disponía a ofrecer su testimonio, en calidad de testigo presencial, para obligar a las autoridades judiciales a investigar y castigar a los responsables materiales de la agresión, indiciando como autores intelectuales al gobierno federal, encabezado ya por Enrique Peña Nieto, a los responsables de la política interna y la seguridad nacional, el secretario de gobernación, Miguel ángel Osorio Chong y Manuel Mondragón y Kalb, al gobierno local, todavía bajo el mando de Marcelo Ebrard y su sucesor, ya involucrado en estos actos represivos Miguel Ángel Mancera (ex procurador de justicia) y los responsables directos del operativo, las corporaciones policíacas federales y locales que intervinieron en la represión del 01 de diciembre.
         Este 25 de marzo se cumplirá ya un año de que no sabemos de ‘El Tío’ como llamamos a Teodulfo Torres sus compañeros adherentes a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona.
         Ante esto, la Red contra la Represión y por la Solidaridad y Familiares, Amigos y Compañeros de El Tío han convocado a realizar un mitin el viernes 21 de marzo, a las 12:00 horas frente a las oficinas de la Procuraduría General de la República, ubicadas en Reforma 212, Col. Cuauhtémoc, para insistir en nuestra exigencia:

¡Presentación con vida de Teodulfo Torres Soriano!
¡Vivo se lo llevaron, vivo lo queremos!