sábado, 22 de marzo de 2014

Asesinan a Juan Carlos Gómez Silvano, Adherente de la Sexta Declaración de la Selva Lacandona en Chilón, Chiapas

 
Quien nombra llama. Y alguien acude, sin cita previa, sin explicaciones, al lugar donde su nombre, dicho o pensado, lo está llamando.
Cuando eso ocurre, uno tiene el derecho de creer que nadie se va del todo mientras no muera la palabra que llamando, llameando, lo trae.
Eduardo Galeano
Ellos, los de arriba, piensan que conocen la manera de mutilar nuestra rebeldía, están casi seguros de que rafagueando a nuestrxs compañerxs, arrancando sus cuerpos, vendrá el miedo y el terror y dejaremos de luchar. Nosotrxs, lxs de abajo, pensamos que la dignidad, la resistencia, y la lucha en la defensa de reproducción de la vida tiene raíz honda, y no se acaba con las balas porque su cuerpo es muy otro, es un cuerpo colectivo, que recuerda a sus muertxs no con nostalgia sino nombrándolxs en el caminar de la confrontación contra el mal gobierno y los grupos económicos que nos explotan, despojan, desprecian y reprimen.
Juan Carlos Gómez Silvano fue asesinado el 21 de marzo en el municipio oficial de Chilón en el estado de Chiapas, intentando manchar de sangre la primavera. Perforaron su cuerpo las más de veinte balas del poder, las balas del lucro, las balas del engaño, las balas de una guerra contra los pueblos que no concluye. Pero no asesinaron su historia de lucha.
Juan Carlos Gómez Silvano, con 21 años de edad, participaba en la construcción de autonomía en la tierra recuperada del predio Virgen de Dolores en Chilón, lo hacía desde la lucha digna del Ejido San Sebastián Bachajón, adherente a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona del EZLN, del cual era coordinador regional.
Juan Carlos Gómez Silvano es masacrado a tan solo un mes de cumplirse 1 año del asesinato de Juan Vázquez Guzmán, también ejidatario luchador de San Sebastián Bachajón.
¿Por qué los asesinan?
Ubicado en el noreste chiapaneco, el Ejido de San Sebastián Bachajón, adherente a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona del EZLN, mantiene desde hace años una fuerte lucha contra el despojo de su territorio. Distintos actores, entre los que se encuentran los gobiernos municipal, estatal y federal; empresas trasnacionales (Norton Consulting) e incluso grupos paramilitares (OPDDIC) impulsan estrategias legales e ilegales para llevar a cabo lo que sería uno de los proyectos más ambiciosos de la región y que hace parte del Plan Puebla Panamá: el CIP (Centro Integralmente Planeado) Palenque, una red de infraestructura y servicios a través de la cual se pretende conjuntar atractivos naturales y arqueológicos para un turismo de élite, convirtiendo a sus habitantes en la servidumbre neocolonial en sus propias comunidades.
En este contexto, una de las estrategias utilizadas para asegurar el control territorial ha sido la cooptación y/o amedrentamiento de las autoridades ejidales, así como la persecución judicial y asesinatos selectivos de aquellos que se oponen a ser despojados, como es el caso de los compañeros Juan Carlos Gómez Silvano y Juan Vázquez Guzmán.
Para el resto del mundo, la lucha del ejido de San Sebastián Bachajón es un espejo de aprendizaje para mirarnos en el Horror de la guerra que afecta a todos y cada uno de nuestros territorios, pero al mismo tiempo mirarnos en la Resistencia que germina y se ensancha ante la imposibilidad de vivir sin luchar.
Al momento de publicación de esta nota se está aún a la espera de un pronunciamiento oficial de lxs compañerxs del Ejido San Sebastián Bachajón, quienes seguramente ampliaran lo que sabemos hasta este momento.
René Olvera
San Cristóbal de Las Casas, Chiapas,
21 de marzo de 2014

No hay comentarios: