jueves, 28 de noviembre de 2013

Abraham Cortés Ávila, artesano de Tlaxiaco, Oax., preso injustamente desde el 2 de octubre de 2013

Abraham Cortés Ávila, joven de 22 años, artesano de Tlaxiaco, Oaxaca, se encontraba en la ciudad de México el 2 de octubre de 2013. Se encontraba en las inmediaciones del Templo de San Hipólito, cerca del metro Hidalgo, cuando quedó en medio de un encapsulamiento policial. No estaba manifestándose, pero por su edad y apariencia fue “seleccionado” por la policía capitalina para ser criminalizado, sin motivo, sin más “pruebas” que las mentiras de los policías, está acusado de “ultrajes a la autoridad” y “ataques a la paz pública”.
Desde entonces está preso, es uno de los que permanecen secuestrados por el gobierno en el Reclusorio Norte. Su situación es algo más complicada que la de los demás compañeros presos, pues es de familia humilde que vive en Tlaxiaco, Oaxaca, no pertenece a ningún colectivo y no cometió más delito que el de “estar en el lugar y la hora equivocada”.
Viajó a esta ciudad para comprar material para sus trabajos artesanales, se dirigía al centro histórico, pero no pudo pasar por el cerco policial que impedía el paso al Zócalo (calles atrás de Palacio Nacional se encuentran los comercios donde se compran cuentas de vidrio y pedrería para confeccionar pulseras, collares, aretes), se retiraba, pero al pasar por la iglesia de San Hipólito, en el cruce de Av. Hidalgo y Reforma, fue detenido por ser joven e indígena, al parecer, en criterio policial, suficientes elementos para identificarlo como transgresor, socialmente peligroso, violento. Ser joven, pobre e indígena son, por lo que se ve, claras muestras de que transgrede las leyes, caminar por ahí, donde las ‘fuerzas del orden’ arremetían contra quienes no olvidan la masacre del 2 de octubre de 1968, es agravante para ser criminalizado, para ser encarcelado.
¡LIBERTAD A TODOS LOS PRESOS DEL 2 DE OCTUBRE DE 2013!
¡LIBERTAD A TODOS LOS PRESOS POLÍTICOS!

No hay comentarios: