sábado, 21 de septiembre de 2013

¿Son los maestros la vanguardia, muy arriba de los campesinos, obreros y estudiantes, en las luchas sociales?

Pedro Echeverría V. (pedroe@cablered.net.mx)
1. En los pensamientos sobre la revolución y las batallas contra el capitalismo algunos reflexionaron en su tiempo acerca de las vanguardias y las luchas sociales. Para Marx en la Europa del siglo XIX, sólo la clase obrera era la revolucionaria; para Lenin en la Rusia de principios de los XX fue la clase obrera y campesina; en Mao de la China en los cuarenta, “rodear la ciudad por el campo”. En México hemos visto, por lo menos desde los setenta –fuera de una minoría de obreros, campesinos, colonos, burócratas, que han luchado públicamente, que han sido los maestros (un poco los estudiantes) quienes han dado la cara en las calles en defensa de sus derechos.  Cada personaje tuvo su fundamentación para el cambio revolucionario; en México se opina muy poco al respecto.
2. Recuerdo que desde los años sesenta algunos analista como Marcuse, Adorno, Sartre, Gorz, Merlau Ponty, hablaban del aburguesamiento de los obreros, de los obreros de cuello blanco y altos salarios, de la integración de la clase obrera al establishment; pero también se demostraba el crecimiento del sector terciario, de las ciudades, es decir, de la tecnocracia, la cibernética,  de la burocracia, de los trabajadores del transporte, de las luchas de las mujeres, de los homosexuales, dejando rezagada a la clase obrera y campesina que decrecía. No es que a Marx le haya fallado el análisis; él vio a la clase obrera como la contradicción principal, como la creación del capitalismo y su futuro enterrador. Los campesinos pertenecían a la sociedad anterior, al feudalismo.
3. En México no puede olvidarse las luchas de los obreros ferrocarrileros, electricistas de los años 1958-59, de los campesinos de Guerrero, Chiapas, Oaxaca; de los estudiantes de 1968, 86, 99 o 2012; pero las batallas de los maestros han sido durante más de 30 años y todos los años. La presencia de la CROM de 1918 a 1936, de la CTM de 1936 hasta 2013 y el Congreso del Trabajo desde 1966 –absolutamente controladas por los gobiernos del PRI- mantuvieron un férreo control sobre la clase obrera; así como sobre la clase campesina con la CNC y organizaciones del campo coincidentes. Incluso durante los dos sexenios panistas, el PRI continuó controlando a los obreros y campesinos por medio de sus organizaciones otorgándoles algunas diputaciones, senadurías y gubernaturas.
4. Marx no inventó a la clase obrera y la lucha de clases, sino que estaban frente a sus ojos en tendencia en los países capitalistas como Inglaterra, Alemania o Francia. Sus análisis tenían muy poco que ver con sus emociones porque eran producto de estudios acerca de la sociedad capitalista y sus contradicciones esenciales. Por ello Marx veía que el capitalismo tendría que derrumbarse como producto de sus contradicciones como “la producción social y la apropiación individual”, como lucha inter capitalista y como el desarrollo incesante de la clase obrera que le daría sepultura. No pasó por su mente que los pueblos atrasados como Rusia, México –con características semifeudades- pudieran luchar por el socialismo; solamente lo podrían hacer por “democracias” dentro del marco capitalista.
5. La situación que vivió Lenin antes de 1917 en la Rusia zarista, donde predominaba la aristocracia, la monarquía, los campesinos y con una muy débil presencia la clase obrera fue muy distinta.  En el gigantesco territorio de la Rusia campesina (con fábricas y obreros sólo en San Petersburgo) la situación era distinta; sin clase obrera no podía existir el partido del proletariado llevando a ser sustituido por el partido “de sus representantes” que resultó  en la formación de una elite y una poderosa burocracia que hizo más difícil la construcción de un socialismo. Lenin, muerto en 1924, no pudo vivir las luchas intestinas por el poder entre Stalin y Trotsky, mucho menos los 30 años de estalinismo, el debate chino-soviético y el desplome de la URSS en 1989. Ningún socialismo, pero queda la tendencia.
6. ¿Qué decir del dirigente Mao Tse-tung (hoy Mao Zedong) cuyas bases campesinas fueron determinantes en la revolución de 1949? ¿Por qué Mao se planteó la construcción del socialismo a partir de las Comunas si –de acuerdo con Marx- las sociedades atrasadas sólo lucharían por la democracia burguesa? El voluntarismo de Mao logró transformar a China, pero después de su muerte en 1976 las cosas parecen haber cambiado radicalmente: se está construyendo un poderoso capitalismo “bajo la dirección del partido comunista”. No se sabe lo que resultará, pero China, esencialmente de economía campesina, está viviendo una experiencia de lucha por la hegemonía mundial frente a EEUU, que es importante estudiar a fondo. Aquí obviamente tampoco ha tenido que ver la clase obrera.
7. En México los marxistas coincidimos más con el pensamiento leninista, por lo menos hasta finales de los setenta, cuando las acciones libertarias –sobre todo después de 1968- comenzaron a extenderse lentamente entre los más jóvenes; más a partir de que todos los partidos que se autocalificaban de marxistas, leninistas, maoístas, comenzaron a integrarse –como cualquier socialdemócrata- a la vía electoral. La dirigencia de los maestros de la CNTE, que no es una burocracia sino mil personas de lucha firme y consecuente, no pertenece a partido alguno ni tampoco participa en procesos electorales. Su característica básica es siempre promover reuniones, asambleas y foros de los que saca acuerdos para que se cumplan. No son un partido sino un movimiento social horizontal y rotativo. (20/IX/13)

No hay comentarios: