jueves, 29 de agosto de 2013

Colectivo de Abogados en Defensa de la Justicia Social se solidariza con Colectivo de Abogados Zapatistas

A todos los individuos y adherentes de abajo y a la izquierda:
Mandamos un saludo como Colectivo de Abogados en Defensa de la Justicia Social, nuevo colectivo que nos reunimos comúnmente desde que nos integramos en el domicilio de Benjamín Franklin N° 231, Tercer piso, Colonia Condesa, espacio que se encuentra en pugna, del cual manifestamos los siguientes hechos:
Como es de todos sabido, desde la defensa de los compas procesados y presos de San Salvador Atenco en el año del 2006, el Colectivo de Abogados Zapatistas (CAZ) se encuentra ocupando junto con otros grupos, e individuos el espacio ubicado en Benjamín Franklin N° 231, Tercer piso, Colonia Condesa, ya que ha servido de espacio de aglutinamiento, reuniones, o simplemente para que los compañeros abogados les den una asesoría.
A nosotros como estudiantes del derecho mas allá de vernos como clientes que es la visión común de los abogados, nos han demostrado que son nuestros compañeros de lucha y como parte de la confianza y apoyo los compas nos han compartido su conocimiento práctico, ya que somos la nueva generación de abogados comprometidos a la causa justa y continuaremos con ese legado.
En el 2011 nos constituimos como CADJS, consecuencia de una convocatoria amplia, invitando a compañeros de diferentes espacios, estudiantes de derecho y en su mayoría compañeros comprometidos en defender la educación pública y gratuita en el año 1999-2000. En este acompañamiento que nos hemos dado se a reproducido como actividad conjunta por ejemplo el taller de ¿Qué hago si estoy detenido? en la sala de reuniones del multicitado espacio de Benjamín Franklin, impartido a diferentes grupos de la Otra Campaña y a organizaciones que se encuentran comprometidos con la lucha social, siempre y cuando existan los principios fundamentales de la Otra Campaña.
Así desde el año del 2011 buscamos estar organizados, coordinados y aprendiendo de los compañeros del CAZ, compartiendo un espacio físico para podernos reunirnos.
En relación al espacio conocido como Benjamín Franklin, siempre hemos observado que en esa sala de reuniones se encuentra pegada una copia simple ampliada de un folio real expedido por el Registro Público de la Propiedad y el Comercio del DF, documento que tiene relación al inmueble y acredita a una sociedad anónima como legitima propietaria. Hay un cubículo en el cual se comenta que es de un grupo llamado Lak Hormiga y solo se ven como una vez al año, y en otro vive una persona que dice llamarse Víctor con el cual es imposible entablar una conversación por su estado inconveniente derivado de sus  dependencia al alcohol y drogas.
En el espacio de Benjamín ocupamos la sala de reuniones cuando son convocatorias amplias, y cuando son reuniones pequeñas ocupamos un espacio muy reducido que se encuentra a un lado del espacio del de Lak Hormiga, el espacio pequeño lo compartimos con compañeros que dan masajes curativos y de relajación, pero nuestra sorpresa fue cuando en fecha 27 de junio del 2013 fue atacada la sala de reuniones con destrozos, pero a los 5 días ya habían entrado personas desconocidas y ajenas a cualquier colectivo que se han instalado de forma indefinida, que se muestran de una manera muy hostil y agresiva, si saber cual sea el motivo por el que se encuentran pernoctando en el espacio.
En fecha 08 de agosto del año en curso llegamos al espacio pequeño para dar unas asesorías jurídicas y al entrar nos percatamos que el espacio pequeño fue tomado por los individuos desconocidos sacando todos los objetos al pasillo que se encuentra en el ingreso, dejando en claro la actitud de provocación a lo cual manifestaos lo siguiente:
Brindamos nuestro apoyo incondicional a los compañeros del CAZ, compañeros de masajes y todos aquellos que se han aglutinado en la sala de reuniones para seguirse organizando.
Reivindicamos el uso del espacio, porque sabemos que el espacio es de quien lo ocupa.
Sabemos que hay comunicados y pronunciamientos pero nadie da explicación de los individuos que allanaron el espacio de Benjamín Franklin.
Solicitamos su apoyo a todos los que conocen al CADJS porque el ataque es directo en nuestra contra, ya que nuestros expedientes, computadora y archiveros fueron lanzados al pasillo, y en su lugar se encuentra una cama y custodiado por personas desconocidas.
Pedimos a todos los colectivos e individuos que acudan a Benjamín Franklin para que vean cual es la situación actual y los exhortamos a que se mantengan al pendiente por lo que pueda suceder con estos individuos.
Sin más por el momento
COLECTIVO DE ABOGADOS EN DEFENSA DE LA JUSTICIA SOCIAL
PEDRO
LAURA
HORACIO
VANE