viernes, 31 de mayo de 2013

Mitin frente a la Rectoría de la UNAM exigiendo diálogo abierto con la comunidad universitaria

El 23 de Mayo de 2013 se realizó un mitin en Rectoría para denunciar que José Narro Robles (rector impuesto en auto reelección con el apoyo del Tribunal Universitario y con el aval del presidente Enrique Peña Nieto) no tiene palabra y no quiere entablar el diálogo con la comunidad universitaria sobre las reformas educativas que vive la UNAM, esto después de que las autoridades rompieron el diálogo usando como pretexto que estudiantes y profesores gritaron consignas el día 16 de mayo durante una mesa de negociación que se realizaba en la Facultad de Economía, las mesas eran para decidir las fechas en que un diálogo abierto con la comunidad universitaria se llevaría a cabo, evidentemente las autoridades universitarias no quieren un diálogo abierto, ni informado, sólo pretenden reunirse entre funcionarios para simular un diálogo que apruebe en las mejores condiciones la reforma educativa que exige el Estado mexicano y organismos internacionales de corte empresarial, empezando por los CCH’s, rompiendo el pase reglamentado al que los universitarios tenemos derecho, imponiendo el horario continuo, restando contenido científico y crítico de las materias para hacer de los CCH’s escuelas técnicas que generen mano de obra barata al servicio de las empresas y del Estado.
Durante el mitin los reporteros de todos los "medios de comunicación" presentes se preocuparon por documentar la versión institucional de rectoría y acosaron constantemente a los estudiantes, trabajadores administrativos y académicos de la UNAM.
Rectoría difundió el rumor de que el mitin era para tomar rectoría y preparó a su vigilancia para documentar los rostros de los universitarios, poner barreras humanas con trabajadores sindicalizados del STUNAM, porros, agentes infiltrados de civil (de dudosa procedencia) y funcionarios universitarios, ninguno de los cuales recibiría su salario si los hijos de los trabajadores no estudiáramos.
Se pusieron unas mantas, demandas y denuncias escritas en papel kraft que exigen el alto a la represión que desató el priísta rector José Narro Robles en contra de los estudiantes, se dice no a los 12 puntos de los CCH’s. También se demandó justicia por el asesinato de Carlos Sinhué y Pavel González estudiantes y activistas universitarios, se denunció el encarcelamiento del compañero Mario González quién en un Wal-Mart fue detenido acusado de robo calificado, siendo que ya pago una multa por robo simple, pero sin embargo se le tiene como rehén político desde el día 11 de abril por ser ubicado como un activista que ha participado en diferentes movimientos.
Mientras tanto José Narro Robles solo pretende reducir al ámbito de lo académico el problema de la privatización, pero nunca nos aclara de dónde obtiene los recursos para viajar por toda la república mexicana y en el extranjero, nunca se habla del porrismo, ni de sus amistades con políticos y empresarios, empezando por Peña Nieto.
Por otra parte, se ha circulado la siguiente carta en solidaridad con Mario González, estudiante y activista del CCH-Naucalpan, preso acusado de robo en una tienda Wal.Mart
Los abajo firmantes denunciamos las irregularidades ocurridas a lo largo del proceso penal que se le sigue al estudiante del CCH y activista Mario González por una acusación de robo por parte de Wal-Mart. A unos días de su detención, sobre todo a partir del plantón en la Rectoría de la UNAM, Mario se convirtió en rehén político de las autoridades universitarias, con la complicidad del Gobierno del Distrito Federal, y en víctima de difamación por parte de varios medios de difusión masiva.
Tanto a Mario como a sus familiares se les ha mencionado, dentro del Reclusorio y del Juzgado, que su proceso se está complicando por su participación en el movimiento estudiantil y que debido a ello (y no al delito por el que se le acusa) se prolongará su estancia en el Reclusorio.
Las autoridades universitarias mienten cuando dicen que quieren diálogo, como lo mostraron al abandonar la mesa de negociación. Lo que vemos es únicamente represión y persecución política hacia los estudiantes en lucha. Hoy ser joven parece ser un delito y más aún si se es estudiante.
Basta ya de criminalizar la protesta social; exigimos la inmediata libertad de Mario González, además de su reinstalación en el CCH, junto con los demás expulsados por el anticonstitucional Tribunal Universitario.
Más información en:
 Para ver el Pronunciamiento leído en la explanada de Rectoría el 24 de Mayo de 2013 haz click AQUÍ
Relatoría de la Primera Reunión con Rectoría, click AQUÍ
CCH-N La Escuela Cuartel, click
AQUÍ
http://es.slideshare.net/otraobrera/cch-n
Información manipulada de la Rectoría de la UNAM:

No hay comentarios: