lunes, 27 de mayo de 2013

Al Foro Educativo sobre la Reforma de la Educación, en apoyo a las luchas de la CNTE

Rebelión, 27-05-2013
Introducción
Si no se analiza el contexto político y económico del país, resultará muy difícil conocer su situación educativa y más difícil comprender el porqué de la propuesta de una “reforma educativa”. Los análisis puntuales de los problemas –que son los que predominan en el terrible dinamismo o pragmatismo que actualmente domina al mundo- quizá ayuden a solucionar asuntos inmediatos, pero los problemas de fondo, los que realmente interesan, tienen que partir de razones esenciales. Así que para hacer un análisis crítico de nuestra sociedad y proponer luego soluciones alternativas, es necesario conocer lo mejor posible el contexto.
Las ideas que contienen este breve trabajo no son neutrales o imparciales sino que muy parciales, pues están comprometidas por ayudar a las batallas que hace más de 30 años ha emprendido la Coordinadora (CNTE) por lograr una educación gratuita, laica y pública, al servicio de la toda la población. Parten del conocimiento de mucho de lo publicado, pero también de experiencias de muchas décadas de participación –por lo menos desde 1960- y de la observación directa de los acontecimientos. El papel de la educación, pero sobre todo el de los maestros –distribuido en todo el territorio nacional- ha sido y es esencial para cambios profundos.
1. La situación global del país
1.1 La economía mexicana –de acuerdo a informes internacionales- ocupa los últimos lugares en crecimiento, estabilidad, seguridad, inversiones de capital, empleo. Esta situación es la leída en todos los informes y desde hace ya unos 20 años ha venido causando alarma. Al parecer se inició esta caída del país a partir de 1982 que es el año de la plena introducción del llamado modelo neoliberal y la economía privatizadora con el gobierno de Miguel de la Madrid. A partir de entonces tanto los gobiernos de Carlos Salinas y Ernesto Zedillo del PRI, como de Vicente Fox y Felipe Calderón del PAN, continuaron por ese camino profundizándolo.
1.2 La imposición de la “carta de intención” por parte del FMI en 1982, que prohíbe el crecimiento de la inversión social y obliga al adelgazamiento del Estado, obligó a que el gasto social se redujera en servicios de bienestar social, de salud, educación, vivienda popular. Al mismo tiempo se obligó a México a “devolverle a los empresarios privados “lo que el Estado les había quitado”, es decir, a vender todas las empresas paraestatales y públicas en beneficio del capital privado y extranjero. Es muy reiterativo decir que con estas medidas se inició en México un proceso de profunda privatización en todos los campos de la economía y la política.
1.3 Ello ha llevado a un mayor empobrecimiento del país, a un terrible crecimiento del desempleo, al enorme crecimiento del sector informal, al elevado número de personas metidas a la llamada delincuencia, a la exagerada inseguridad, a cientos de miles de muertes, a una situación política de cierta ingobernabilidad. Pareciera que el gobierno, en vez de resolver los problemas los hace más grandes; en lugar de lograr la unidad entre la población sus medidas represivas impiden que el país crezca en salud, educación, inversiones, creación de empleos y eliminación de la pobreza. Por ello pensar soluciones alternativas es tarea de todos.
1.4 Los EEUU, al ser nuestro país vecino –con más de 3 mil kilómetros de frontera- y al mismo tiempo el imperio más poderoso en el mundo, impone sus intereses económicos y políticos en el país. Lleva más de 100 años dominándonos en todos los campos y en educación desde que concluyó la segunda guerra, cuando se creó la ONU y la UNESCO. A partir de los años cuarenta, cuando México decidió participar en la guerra junto a los EEUU, también decidió su camino como asociado productor y proveedor de materias primas de la economía de los EEUU. Desde entonces –por el entreguismo de nuestros gobiernos- se le conoce a México como “el patio trasero de los EEUU”.
2. La educación en síntesis histórica
2.1 El planteamiento de la educación para todos, de la educación pública y popular, de la educación gratuita y laica, no nació de un ideólogo en particular sino de la necesidad de la construcción de un país democrático e igualitario. A pesar de que desde 1821-24 logramos que México conquistara su Independencia, tuvieron que pasar 100 años para que la educación logre imponerse sobre los intereses de los terratenientes, militares, clero, conservadores, que buscaron tenerla siempre atada a los negocios de las minorías. Por eso la Revolución mexicana, la Constitución de 1917, el Carrancismo y el Obregonismo, aunque burgueses, lograron cambios importantes.
2.2 A pesar de que vivimos periodos liberales en educación, tales como el juarismo, lerdismo, positivismo, porfirismo, la educación nunca pudo estar al servicio del pueblo porque jamás pudo extenderse entre la población y los “hijitos” de las clases dominantes no estudiaban o lo hacían en el extranjero. Por eso no podemos más que reconocer el papel de Francisco Múgica y los obregonistas que debatieron en 1916-17 para lograr artículos como el 3, 27, 123, que le dieron un carácter –aunque burgués- pero de avanzada a nuestra Constitución. Dentro de ese contexto está el vasconcelismo, su identidad nacional, su batalla contra el analfabetismo y las casas del pueblo. Pero también está el viejo cardenismo (1934-40) que aunque no socialista, cubrió los restos pendientes de la revolución.
2.3 Dentro de esta síntesis se debe hablar de la educación en los años 1940-1970 en la que el ministro Torres Bodet (1934-46 y 1958-64) y la vida del SNTE (fundado en 1943) se unen para instrumentar una educación institucionalizada. Desde entonces nadie puede negar que la educación se hizo de masas, que se ofreció a todos los niños del país, que se construyeron cientos de miles de escuelas en toda la nación y se contrataron al número de profesores que eran necesarios; pero también esto mismo comenzó a demostrar la contradicción de la educación de masas y popular dentro de un sistema capitalista de apropiación privada que buscaba otra cosa.
2.4 Las batallas estudiantiles de 1968 obligaron a los siguientes gobiernos a invertir ampliamente en educación y crear un sistema CCH-UNAM con 75 mil estudiantes con una metodología antiautoritaria; los campus de las Facultades de Estadios Superiores de la UNAM; la Universidad Autónoma Metropolitana; el Colegio de Bachilleres; las Telesecundarias, etcétera. Pero a partir de 1982 las cosas cambiaron radicalmente en perjuicio de la educación pública y en beneficio de la privatización. Jamás se superó el 4 por ciento del PIB cuando la UNESCO pedía como mínimo el 8 por ciento. El presidente Fox metió en su informe la inversión privada para abultar la inversión.
3. La educación actual
3. 1 ¿Qué sucede hoy con la educación? Nadie puede defenderla tal como está: ni el gobierno del PRI, ni los partidos del pacto, ni los empresarios que también han contribuido al deterioro educativo y –mucho menos- los luchadores sociales de izquierda que llevan muchas décadas haciéndole análisis y juicios críticos. En México los niveles educativos: preescolar, primaria, secundaria, preparatoria, licenciatura, maestría y doctorado acusan enormes deficiencias; pero el nivel donde más se concentra el alumnado y el número de maestros es en el nivel de primaria. La cobertura que se otorga a niños de preescolar y de secundaria es muy inferior.
3.2 Veamos algunos datos globales para darnos una idea; por ejemplo: En el ciclo escolar 2002-2003 se registró una inscripción total en educación básica de 24.9 millones de alumnos, de los cuales 3.8 millones fueron de preescolar, 15.3 millones a primaria y 5.8 millones a secundaria. El porcentaje de eficiencia terminal en primaria y secundaria para este ciclo escolar fue de 88% y 78.8%, y el de reprobación de 5.4% y 18.9%, respectivamente. Del total de alumnos inscritos en preescolar, 9.9% asistió a escuelas con sostenimiento federal, 79.4% estatal y autónomo y 10.7% particular. El caso de la primaria y la secundaria es similar. De cada 100 alumnos que entran a la primaria –escribe Karina Avilés en 2007- sólo 14 terminan la licenciatura; existen 12 millones de personas de entre seis y 12 años que no asisten a la escuela.
3.3 Para la educación media superior la inscripción total fue de 3.3 millones de alumnos, 2.9 millones de existencias y 305 mil bajas, es decir, alumnos que abandonaron la escuela en el transcurso del ciclo escolar. Tanto para profesional técnico como para bachillerato la eficiencia terminal es notoriamente menor, al registrar 50.5% y 61.6%, respectivamente; y en el caso de reprobación, éste resulta elevado para ambos niveles con 22.8% y 39.2 por ciento. En normal licenciatura la inscripción total a fin del ciclo escolar 2002-2003 fue de 129 mil alumnos, con 125 mil existencias y 5 mil bajas. En el año 2002 se registraron 343 mil egresados en educación superior, de los cuales 72.7% correspondió a los que estudiaron licenciatura universitaria y tecnológica, 11.5% a normal licenciatura, 11.1% a posgrado y el 4.7% restante a técnico superior.
3.4 La misma periodista Avilés de La Jornada indica: En deserción: de 100 alumnos que entran a primaria, 22 se quedan en el camino, pero en secundaria este número aumenta a 32; sin embargo, del 68 que sigue estudiando sólo egresa la mitad. En el periodo de ingreso a bachillerato desertan otros 10 y durante los estudios de preparatoria otros 16, de tal forma que de los 100 alumnos iniciales sólo 24 completan este nivel educativo. De éstos, 21alumnos llegan a la universidad, pero sólo 14 la terminan. Si en lugar de bachillerato el estudiante opta por una carrera de técnico profesional, el ingreso es aún menor, ya que sólo entran siete y terminan tres. En la mayoría de los estados la situación es peor.
4. Propuestas alternativas:
4.1 Independencia de imperio
La educación en cada país debe desarrollarse de acuerdo a las condiciones de cada nación. Se deben tomar las enseñanzas y experiencias de otros países, pero la base esencial tiene que partir de la historia y la cultura del país en cuestión. Cuando la educación obedece a intereses económicos y políticos de los países imperiales –sin tomar en cuenta las condiciones concretas de cada nación- el fracaso educativo es estrepitoso. En México –dada su categoría de país dependiente de la economía y política de los EEUU- la educación ha obedecido a proyectos internacionales, sobre todo a partir de la creación de la UNESCO; aunque tampoco debe olvidarse el papel del Positivismo de Gabino Barreda en la educación.
4.2 Educación pública y gratuita
4.2.1 Desde 1946 en la ONU se argumentó que los países atrasados o en desarrollo deberían aprobar invertir el ocho por ciento del PIB en educación con el objetivo de que se distribuya bien en sus funciones. Sin embargo quienes sí dedicaron ese porcentaje y más en educación fueron pocos países que por ese hecho adelantaron mucho; México –basta con revisar los datos históricos- nunca invirtió más del 4.3 por ciento y algunas veces sólo el 3.8 o el 3.9 por ciento. Se sabe que el dinero no lo es todo, pero si se revisa bien los salarios de los maestros comparados con los de los funcionarios, son extremadamente inequitativos. Además del desvío de otras inversiones.
4.3 Respeto a los derechos de los maestros
4. 3. 1 Los maestros afiliados al Sindicato (SNTE) son aproximadamente un millón 300 mil y trabajadores administrativos, técnicos y manuales serían unos 400 mil. Esto hace que el SNTE sea quizá –como se ha dicho- el mayor sindicato de América Latina. Desde su fundación en 1943 nunca fue –no puede ser- un sindicato homogéneo, que obedezca a una sola línea política o sindical; sin embargo, dado que fue creado por el gobierno de Ávila Camacho (1940-46), del corporativismo del partido oficial, incluso con el visto bueno del secretario de Educación Pública, Jaime Torres Bodet, nació absolutamente controlado por la política de Estado.
4.3. 2 Desde los años treinta los maestros venían organizándose en pequeños grupos o “sindicatitos” con apoyos del régimen de Lázaro Cárdenas. Sin embargo todos esos grupos tuvieron que meterse al “sindicatote” que organizó el régimen porque si no lo hacían podían perder el trabajo. Así que desde entonces nació una oposición sindical e ideológica que nunca pudo ser una importante alternativa de poder. Ésta oposición fue importante de 1956 a 1962 en el DF pero se debilitó por la brutal represión del gobierno de López Mateos. La continuidad de esas luchas de oposición sindical la encabeza desde 1979 la Coordinadora (la CNTE) hoy encabezada por Oaxaca, Michoacán y Guerrero.
4.3. 3 Hoy los maestros de la CNTE –aunque otras organizaciones de izquierda y centroizquierda se han debilitado- están más fuertes que nunca. Si en 2006 sólo la 22 de Oaxaca sobresalía con la APPO al frente; hoy tenemos a la sección 14 de Guerrero y la 18 de Michoacán que están acelerando su proceso. Guerrero y Michoacán también cuentan con el apoyo de organizaciones amplias y populares, además del apoyo de los grupos de autodefensa comunitaria y de los estudiantes.
4. 4 Respeto a los estudiantes y padres de familia
Los estudiantes o alumnos, así como los hijos, deben ser independientes, por ello junto a sus padres y maestros deben aprender –desde muy niños- a serlo. Si se busca construir un mundo libre y hacer a seres humanos respetuosos y solidarios, los niños, adolescentes y jóvenes deben aprender a pensar y decidir por cuenta propia. La tradición de que los hijos deben obedecer a sus padres y los alumnos a sus maestros, debe ser cuestionada. La obediencia y la llamada disciplina no pueden imponerse porque ese es el camino de la esclavitud; por el contrario la enseñanza-apredizaje tiene que ser hacia la libertad e igualdad, tal como escribe Freire.
5. El sindicalismo
5.1 La Ley Federal del Trabajo promulgada en 1931 define como sindicato a la asociación de trabajadores o patrones, constituida para el estudio, mejoramiento y defensa de sus respectivos intereses. Agrega que los sindicatos para constituirse no necesitan ninguna autorización previa. Dice que los sindicatos pueden ser gremiales, de empresa, industriales, nacionales de industria y de oficios varios. El Estado, como puede verse, por medio de la ley constitucional acepta derecho de los trabajadores, los reglamenta y por último establece un control por medio del registro obligatorio de la organización sin la cual sus luchas siempre serían declaradas ilegales y condenadas a la derrota.
5.2 Los sindicatos no siempre han existido, sólo surgieron junto al trabajo asalariado; fueron creados como instrumento de clase para la defensa de sus propios intereses. En México comenzaron a existir después del mutualismo y el cooperativismo de los talleres artesanales. Ricardo Flores Magón y su periódico Regeneración comenzaron a impulsarlos como instrumento de lucha de clases. La Casa del Obrero Mundial creada en 1912 fue un símbolo de anarcosindicalsmo. La lucha por la democracia interna, la libertad y la independencia se convirtió en una demanda central.
5.3 La CNTE no es un sindicato sino una organización de oposición interna de izquierda dentro del Sindicato (el SNTE) que lleva 33 años batallando por la democracia y la independencia sindicales. Al mismo tiempo que lucha contra la traición y el entreguismo de los líderes del SNTE –desde que el sindicato se fundó en 1943- madura propuestas para construir una educación que se ponga al servicio del pueblo. La CNTE no es una organización que simplemente busque sustituir al charrismo para crear nuevos métodos de opresión sindical; busca, eso sí, construir un sindicalismo clasista en que los maestros posean mecanismo para que de manera directa decidan por su propia organización.
Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

No hay comentarios: