sábado, 30 de marzo de 2013

Los yanquis amenazan con guerra a Corea del Norte, ¿Debe o no defenderse? (x Pedro Echeverría V.)

30/3/2013




1. Kim Jong-un, el presidente o líder de Corea el Norte, según se informó, ordenó la madrugada de ayer viernes 29 poner en alerta las tropas de misiles estratégicos para lanzar un posible ataque contra la parte continental de EEUU y las bases estadounidenses en Corea del Sur y el Pacífico; se dice que en una reunión Kim dispuso que se prepara el lanzamiento de misiles estratégicos para que puedan alcanzar en cualquier momento el territorio de EEUU y sus bases militares en Correa del Sur, Hawai y Guam. Asimismo el Ejército de Corea del Norte incrementó la actividad en sus bases de misiles de mediano y largo alcance. ¡Cuánto cinismo! Miedo a un país pequeño, pobre y sin más armamento que el sólo hecho de presionar para ser tomado en cuenta. Me recuerda cuando en 1962 Cuba, isla de 10 millones de habitantes, era acusada de amenazar a los mismos EEUU, el país más poderoso del mundo en todos los campos.

2. La realidad es que durante un siglo ha sido más que probado, que los poderosos empresarios fabricantes de armas de los EEUU no pueden vivir sin provocar guerras: terminó la guerra de Kosovo, pero se iniciaron invasiones a Irak, Afganistán, se colocaron decenas de bases militares, se propició golpe de Estado en Venezuela y Honduras, se amenazó a Irán y ahora a Corea del Norte. El objetivo ha sido siempre el saqueo de riquezas, el dominio del petróleo; pero los pretextos siempre son muchos, fáciles de inventar: lo importante es vender armas, aviones, helicópteros y así demostrar que sube la bolsa de valores y la economía se va para arriba en los EEUU. ¿Qué sabe el pueblo norteamericano de lo que hacen sus jefes, los poderosos yanquis empresarios si lo mantienen muy bien divertido y aturdido? Pero Corea del Norte, aunque es una pequeña península, no quiere ser esclavo yanqui y ha dicho basta; por ese motivo se le acusa de todo.

3. Ahora -gritan alarmados los EEUU y los medios de información a su servicio- que “Corea del Norte eleva el tono de sus amenazas y apunta directamente a EEUU”. Pero silencian de manera cínica que hace dos meses los EEUU iniciaron ejercicios militares y se reconoce que “la amenaza de Corea Norte llega después” (y en eso hay que darse cuenta) de que Washington envió, como si fuera una provocación, primero dos bombarderos nucleares a sus bases de Corea del Sur en una excepcional demostración de fuerza; con esa provocación EEUU pretende demostrar la capacidad "de llevar a cabo ataques de larga distancia y precisión con rapidez" y el compromiso de "defender a Corea del Sur y extender el efecto disuasorio en la región Asia Pacífico". Además, el Pentágono como un reto, había anunciado recientemente que reforzaba su escudo antimisiles por temor a un ataque norcoreano. Corea del Norte no debe dar ni un paso atrás, pero también debe estar atento del juego político que prepara en Pentágono yanqui.

4. Un día antes, el jueves por la noche, el secretario de Defensa, Chuck Hagel, dijo que Washington se estaba tomando muy en serio las amenazas de Pyongyang, horas después de que el Pentágono diera la orden de que sobrevolaran la región bombarderos furtivos B-2. EEUU recordó que durante las maniobras en curso han participado también bombarderos B-52 con capacidad nuclear. Hagel negó que el despliegue de los B-2 en Corea del Sur fuera una provocación y aseguró que “la disuasión también forma parte de los ejercicios militares” entre las fuerzas surcoreanas y las tropas estadounidenses, maniobras que comenzaron el 1 de marzo y se prolongarán hasta el 30 de abril. ¿Por qué el secretario de Defensa niega que EEUU esté en plan de clara provocación? Lo único que hace Corea del Norte es defenderse ante los ejercicios militares que EEUU y Corea del Sur realizan a unos cuantos kilómetros de Pyongyang, capital de aquella nación.

5. Corea del Norte hoy, es un pequeño país peninsular de 25 millones de habitantes. Fue divido en 1945 al terminar la segunda guerra mundial en dos zonas de influencia: la soviética en el Norte y la yanqui en el Sur; ello provocó después una funesta guerra de 1950-53. Sin embargo Corea no ha dejado de luchar por mayor presencia en el mundo y, al mismo tiempo, por solucionar sus problemas internos provocados por bloqueos de los EEUU. Por ello ha tratado de desarrollar una industria nuclear, al estilo de otros países como EEUU, Inglaterra, Israel, Rusia, China, que han usado para desarrollar su industria y al mismo tiempo para obtener mayor presencia mundial. Los coreanos preguntan: ¿Por qué hay decenas de países que poseen industrias nucleares y por qué su prohíbe a Corea del Norte desarrollar la suya? En 2003 Bush declaró que Norcorea es parte de “Eje del Mal”, junto a otros países que considera enemigos.

6. En octubre de 2006 Corea del Norte, buscando que se le escuche, hizo explotar su primera bomba nuclear a pesar de las amenazas por parte de los EEUU. Luego se reanudaron las conversaciones multilaterales con otros países en Pekín. Al siguiente año, en la misma capital China, Corea del Norte exigió compensaciones energéticas y en conversaciones a seis bandas, las delegaciones de Corea del Norte, Corea del Sur, EEUU, Rusia, Japón y China se firmaron acuerdos de desnuclearización de Corea del Norte. A cambio, la Corea del Norte recibiría ayuda energética equivalente a un millón de toneladas de petróleo y compensaciones económicas. Sin embargo, tras la llegada al poder en Corea del Sur del conservador proyanqui Lee Myung-bak tras las elecciones de 2008, ese tratado quedó cancelado y toda la ayuda al país dada por los anteriores gobiernos desapareció. ¿No está claro acaso que se busca evitar que Corea del Norte se defienda?

7. La realidad es que la última prueba nuclear de Corea del Norte se realizó el pasado mes, el 11 de febrero de 2013, en el noroeste del país generando un estado de alerta en Corea el Sur y en el mundo en el cual llamaron en la ONU a asamblea general urgente, poco tiempo después de que se detonara la bomba nuclear de prueba. ¿Habrá caído en la provocación el gobierno de Pyongyang a pesar de que durante más de 10 años han sido calentados por los yanquis? Parece que ya nos veremos en las calles gritando –por enésima vez- contra ese maldito imperio que no puede descansar de bombardear e invadir países. Pero tenemos esperanza en que China, Rusia, incluso Japón y de más países de la región, estén dispuestos a parar a los EEUU. ¿O será que el imperio gringo –que durante un siglo ha impuesto su poder total- esté ya dando los últimos pasos hacia el cadalso en este mundo que se está transformando en tri o multipolar?