jueves, 28 de febrero de 2013

Misión Civil de Observación exige garantías para la comunidad Nueva ESperanza

Red por la Paz Chiapas respalda exigencias Misión Civil de Observación para retorno Nueva Esperanza a su tierra
Chiapas, 27 de febrero 2013
El día 28 de febrero las organizaciones que integran la Misión Civil de Observación, autores del informe sobre Nueva Esperanza, La Frontera Olvidada de octubre 2011, acompañarán a las y los desplazados de Nueva Esperanza el retorno a su tierra. En este marco, las organizaciones de la Misión Civil de Observación hacen público el siguiente comunicado. Por este medio, las organizaciones que formamos parte de la Red por La Paz Chiapas manifestamos nuestro apoyo a las exigencias que en él se plantean.
ATENTAMENTE
Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas (Frayba)
Comité de Derechos Humanos Fray Pedro Lorenzo de La Nada (CDHFP)
Centro de Derechos Indígenas A.C. (CEDIAC)
Servicios y Asesoría para la Paz A.C. (SERAPAZ)
Comisión de Apoyo a la Unidad y Reconciliación Comunitaria, A.C. (CORECO)
Desarrollo Económico y Social de los Mexicanos Indígenas, A.C. (DESMI)
Educación para la Paz, A.C. (EDUPAZ)
ENLACE, Comunicación y Capacitación, A.C. (ENLACE CC)
Servicio Internacional para la Paz (Sipaz)
Centro de Derechos de la Mujer Chiapas, A.C. (CDMCH)
Nueva Esperanza, en retorno a su tierra

La Misión Civil de Observación exige garantías para la comunidad

Comunicado conjunto

La comunidad de Nueva Esperanza, Guatemala, desalojada con violencia en agosto de 2011 y desplazada hacia la línea fronteriza con México, donde ha vivido año y medio en condiciones críticas, ha comunicado a la Misión Civil de Observación que llegó a un acuerdo con el gobierno de Guatemala para ser reubicada al Petén el próximo 28 de febrero.

La Misión Civil de Observación documentó la desatención de los gobiernos de Guatemala y de México, el incumplimiento de obligaciones de asistencia humanitaria e incluso el hostigamiento hacia las y los pobladores desplazados. El deterioro de las condiciones incluso ocasionó la muerte de una niña y puso en riesgo la vida de las y los pobladores, la mayoría niñas y niños. 

Las y los pobladores de Nueva Esperanza tienen derecho a la tierra y la Misión se alegra por este logro de la comunidad que ha resistido. Sin embargo, a unos días de la fecha acordada nos preocupa y nos parece indispensable que el proceso de retorno a su patria, reubicación y establecimiento se realice con plena seguridad para la comunidad, garantizando que las decisiones se tomen conjuntamente con la propia comunidad, evitando que se les impongan condiciones o rutas que entorpezcan el proceso.

Quienes integramos la Misión Civil de Observación nos hemos mantenido atent@s al proceso y hemos decidido acompañar la salida de la comunidad, desde el lugar donde estuvieron durante año y medio viviendo en condiciones críticas ante la desatención de los gobiernos de Guatemala y de México. La Misión Civil acompañará a la comunidad hasta la línea fronteriza, de acuerdo con la ruta que la propia comunidad determine para ese retorno a su patria. Una comisión acompañará a la comunidad hasta el lugar en el que se reubicarán, en el Petén.

Se prevee que la salida sea el 28 de febrero, a las 7 de la mañana. Sin embargo, una inquietud para la propia comunidad es que aún no cuentan con confirmación acerca de la ruta que se seguirá y cuál será el punto fronterizo por el que cruzarán, aunque se espera que sea por el Ceibo. El día anterior, 27 de febrero, por la tarde, la Misión Civil de Observación participará en un acto en el campamento donde se encuentra la comunidad desplazada.

La Misión Civil exige a los gobiernos de Guatemala y México que esta movilización de Nueva Esperanza, retorno a su patria, reubicación y establecimiento se realice en un marco de respeto hacia la comunidad, garantizando en todo momento del trayecto la seguridad de las y los habitantes y de quienes les acompañen. Exigimos al gobierno de Guatemala garantizar que la comunidad cuente con las condiciones que permitan a este pueblo establecerse y vivir con dignidad.

Exigimos, asimismo, respetar y abstenerse de obstaculizar la labor de la Misión Civil, que realizará una labor de observación amparada en el derecho y el deber de todos los individuos de promover y defender los derechos humanos.

La Misión Civil está integrada por 10 organizaciones de derechos humanos de México, entre otras "La72 Hogar Refugio para personas Migrantes", de Tenosique, Tabasco, quien se ha mantenido atenta al caso y asistiendo humanitariamente, en la medida de sus posibilidades, a las familias guatemaltecas.

También participan en la Misión Civil Servicios y Asesoría para la Paz (Serapaz) Chiapas, el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, el Equipo Indignación y la Red de Derechos Humanos Todos los Derechos para Todas y Todos (conformada por 75 organizaciones de 22 estados de la República mexicana),   entre otras organizaciones.

La Misión presentó un informe sobre Nueva Esperanza, La Frontera Olvidada, en octubre de 2011, y una actualización de dicho informe en agosto de 2012. Ambos pueden consultarse en las páginas www.redtdt.org.mx