jueves, 28 de febrero de 2013

Esplendor y caída de la "cacique" sindical del magisterio mexicano



Rebelión, 28-02-2013


 

"Licenciado, ¿qué epitafio quiere que ponga en su tumba?". Parece una frase proferida por el jefe de un cartel de la mafia mientras juguetea con su vaso de whisky y mira a los ojos de su próxima víctima; pero no, la frase le pertenece a una figura mítica del sindicalismo mexicano. Se trata de Elba Esther Gordillo y se la profirió hace más de una década al diputado Emilio Chuayffet, durante una disputa por la coordinación del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Para ese entonces ya era la cacique del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), al que llegó en 1989; ya había sido dos veces diputada federal (1979-82 y 1985-88), secretaria de Organización del Comité Ejecutivo Nacional del PRI (1988-89) y había desfilado por la Secretaría General del PRI (2002-2005). Para ese entonces ya Gordillo era La Maestra.

En octubre del año pasado se reeligió nuevamente como presidenta del SNTE y anunció por la puerta grande la creación de un Comité Nacional de Vigilancia, Transparencia y Rendición de Cuentas. Hoy, Gordillo abandona la escena gremial que capitalizó por más de dos décadas con una acusación por el desvío de más de dos millones de dólares, provenientes de las arcas de uno de los principales sindicatos de México.

Entre sus últimas alocuciones públicas la cacique se atrevió a decir: "caerá una, dos o tres personas, pero no caerá el SNTE ni perderemos el rumbo del patrimonio nacional que es la educación pública''.

Cayó Gordillo y paradójicamente el "licenciado" amenazado años atrás sigue en pie para ver a su colega de faenas legislativas: Emilio Chuayffet fue designado por el presidente Enrique Peña Nieto al frente de la Secretaría de Educación Pública (SEP).

En el libro Cero en Conducta, Crónicas de la resistencia magisterial, Luis Hernández Navarro recordó otro de las frases célebres de Gordillo: la prensa se controla de dos maneras: con información y con dinero. "Fiel a su máxima, su generosidad ha sido desde entonces proverbial. Conferencias pagadas, publicaciones de libros, financiamiento de viajes, comidas en restaurantes lujosos, regalos, asesorías, trato político privilegiado son algunas de las contribuciones que ha hecho esta cacique sindical a intelectuales y formadores de opinión pública".

El 26 de septiembre de 2005, la organización Punto Crítico denunció a La Maestra ante la Procuraduría General de la República (PGR) por presunto enriquecimiento ilícito. Dos años más tarde la investigación fue cancelada.

Su influencia no fue suficiente para frenar, en marzo de 2012, una multitudinaria movilización de 60 mil maestros que reclamaban su salida del SNTE al grito de "Esther, tiene la mirada de Lucifer".

En 2006, se divorció definitivamente del PRI con el apoyo al candidato presidencial del Partido Acción Nacional (PAN), Felipe Calderón y admitió que "el otro señor" (Andrés Manuel López Obrador) no quiso reunirse con ella.

Confesó que con la llegada de Felipe Calderón al gobierno, en Los Pinos se realizaron "acuerdos de orden político", como por ejemplo las designaciones de Miguel Ángel Yunes en el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE); Roberto Campa en el Sistema Nacional de Seguridad Pública y Francisco Yáñez en la Lotería Nacional.

El bipartidismo mexicano no ha sido obstáculo y se ha disuelto bajo su tutela. Ha sido la favorita del PRI y del PAN para recibir "recursos". De acuerdo a un reportaje publicado en la revista Proceso, del presidente Salinas recibió 16.197 millones de pesos a través del Acuerdo Nacional para la Modernización de la Educación Básica; Ernesto Zedillo le otorgó 1.580 millones para el Programa de Desarrollo Educativo; Vicente Fox desembolsó 41.333 millones de pesos para el Programa Nacional de Educación y de Felipe Calderón consiguió más de 6.000 millones.

Durante la investigación de la PGR fueron detectados depósitos por más de 27 millones de pesos, utilizados para el pago a una cadena estadounidense de tiendas de lujo llamada Neiman Marcus. Otra de las transferencias bancarias internacionales arriba a 900.000 dólares, reportó el diario La Jornada.

Hace un mes, al cumplir 68 años, La Cacique definió el epitafio para su tumba: "aquí yace una guerrera y como guerrera murió".

A las 10:49 pm del día martes, Elba Esther Gordillo ingresó finalmente al centro penitenciario de Santa Martha. En prisión tendrá que rendir cuentas ante las autoridades por una "glamorosa" y rocambolesca carrera magisterial.

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.


No hay comentarios: