sábado, 15 de julio de 2017

SACMX SUSPENDE SUMINISTRO DE AGUA A CASA PARA MIGRANTES TOCHÁN

El Gobierno de la Ciudad de México suspende el suministro de agua al albergue para migrantes Casa Tochán
Por Ernesto Álvarez y Brenda Burgoa 
Fotografía de portada: Ernesto Álvarez 
Agencia Autónoma de Comunicación SubVersiones
13 julio, 2017
El martes 5 de julio personal del Sistema de Aguas de la Ciudad de México (SACMX) cortaron el suministro de agua del albergue para migrantes Casa Tochán ubicado en la colonia José María Pino Suárez en la delegación Álvaro Obregón. Esto a pesar de que están al corriente con todos los pagos.
Gabriela Hernández, coordinadora del albergue, demandó la reinstalación del servicio, sin embargo, la dependencia no tiene registrada ninguna orden de suspensión, por lo que se interpuso una queja ante la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México por la violación al artículo 4º constitucional, que obliga al Estado a garantizar el derecho al acceso, disposición y saneamiento del agua, así como del Pacto Internacional de Derechos Económicos Sociales y Culturales de la Organización de las Naciones Unidas, que reconoce el derecho humano al agua potable y limpia, ya que es esencial para la realización de todos los derechos humanos.
A pesar de que SACMX ha negado la orden de suspensión y asegura no tener conocimiento de quiénes y por qué fueron a poner los candados a la toma hídrica, el albergue sigue sin suministro de agua. Al momento de la interrupción había 21 personas, que, debido a la emergencia se han tenido que acomodar en otros recintos. Al día de hoy todavía quedan 17 personas.
Gabriela solicitó apoyo a la delegación Álvaro Obregón, que tardó tres días en proveerles una pipa de agua. Fue hasta el sábado 8 a las 4 de la tarde que los abastecieron. La demarcación aseguraba que el albergue sí tenía agua debido a que, en una de las tomas, la que se encuentra en la parte no habitada y más lejana del predio, cae un pequeño hilo del vital líquido.
A pesar de las circunstancias los migrantes del albergue bromean “de seguro fue la migra quien cortó el agua porque no es de la Ciudad de México” comentan entre ellos mientras acarrean agua de una calle cercana para poder asearse y cubrir las necesidades básicas de Casa Tochán.