jueves, 13 de julio de 2017

NOAM CHOMSKY: La actualidad del continente y los posibles escenarios que se avecinan

Noam Chomsky: “EE.UU. corre hacia el precipicio, mientras el mundo está tratando de hacer algo”
Entrevista a Noam Chomsky
12 julio, 2017
En entrevistas recientes, el lingüista norteamericano analizó la actualidad del continente y los posibles escenarios que se avecinan desde la llegada al poder del magnate Donald Trump. Neoliberalismo y desigualdad; el acuerdo de París y la destrucción de la vida humana; Berni Sanders y la conspiración Obama-Clinton.
El reconocido lingüista estadounidense Noam Chomsky brindó una entrevista a Rusia Today (RT) donde cargó contra el neoliberalismo de EE.UU. y afirmó que en lugar de fomentar la libertad, promueve la tiranía.
“La ideología del neoliberalismo sostiene que la libertad aumenta cada vez más, mientras que en la práctica aumenta la tiranía”, resaltó Chomsky quien consideró directamente que el neoliberalismo es la tiranía y el Partido Republicano está “dedicado a destruir la vida humana”.
El filósofo resaltó que el neoliberalismo de EE.UU. se ha ocupado del interés del capital por encima del interés del pueblo y ha evidenciado una “reducción democrática” y un “estancamiento o declive de los salarios para la mayoría”.
También criticó que el neoliberalismo estadounidense haya provocado la desigualdad y puesto en competencia a la mano de obra en todo el mundo, mientras que el capital y los capitalistas gozan de total libertad y protección.
El filósofo también se refirió a la salida de Washington del Acuerdo de París sobre el cambio climático y expresó: “la posición del ala salvaje del capitalismo estadounidense, el Partido Republicano, es realmente sorprendente, en realidad están corriendo hacia un precipicio. ¿Ha habido realmente una organización en la historia que se haya dedicado a la destrucción de la vida humana?”, cuestionó Chomsky, al tiempo que consideró que: “EE.UU. corre hacia el precipicio, mientras el mundo está tratando de hacer algo”.
En una reciente entrevista con “El Espectador”, Chomsky consideró que el miedo juega un papel muy importante en el mundo de hoy, y aseguró que gran parte de eso se debe al “impacto de 30 años de políticas neoliberales” que ha llevado al  “empobrecimiento de la gran mayoría de la población, mientras que la riqueza se ha concentrado de forma impresionante en un pequeño grupo y la democracia ha decaído”.
De todas maneras, el lingüista estadounidense consideró que son los ciudadanos comunes quienes pueden “cambiar este nuevo orden mundial y de manera significativa si quieren un futuro decente”.
“Los ciudadanos tienen muchas oportunidades, seguramente en las sociedades más libres pueden educarse, organizarse para alcanzar fines comunes, unirse al activismo comprometido para abordar los problemas que les conciernen, etc.”, explicó.
En la entrevista Chomsky también se refirió a la campaña de Bernie Sanders en las últimas elecciones presidenciales de EE.UU.. “Se le ha dado una gran publicidad a la elección de Trump, pero mucho más notable es el éxito de la campaña de Bernie Sanders”, consideró y explicó que ese éxito “significó una ruptura muy aguda de la historia política de los EE.UU.”, debido a que “durante más de un siglo las elecciones se han comprado”.
“El éxito electoral y las estrategias se pueden predecir conociendo las fuentes de financiación de la campaña, ya sea si provienen de corporaciones o de financiación privada, como ha mostrado una extensa investigación”, dijo y recordó que “Sanders era escasamente conocido, no tenía financiación privada o corporativa, fue descartado por los medios de comunicación e incluso usó una palabra que para algunos produce miedo: ‘socialismo’”.
Finalmente el filósofo se refirió al accionar del presidente de EE.UU. Donald Trump y su política hacia Latinoamérica y consideró que el magnate republicano mantendrá “la postura tradicional de hostilidad de Estados Unidos hacia los gobiernos independientes de base popular en América Latina”. Chomsky recordó que esa postura se manifestó bajo el mandato de Barack Obama “quizás con mayor intensidad”, siendo Honduras un “ejemplo dramático”.
“Hasta ahora, poco se ha hablado sobre América Latina, aparte de agitar los puños en México. Pero esto es lo que sugeriría la orientación general de la política”, concluyó.