miércoles, 10 de mayo de 2017

ROMPIENDO LA NOCHE (Memorias y Revelaciones de un Bolchevique, O Piatnitzki)


ROMPIENDO LA NOCHE.
Ayer.., y hoy: el mundo mañana.
O. Piatnitzki
Aquí puedes bajar el libro completo en formato PDF:
O. Pinitzki y otros
Ediciones de la Revolución Ecuatoriana
Colección: 40 Aniversario del Partido Comunista Marxista-Leninista del Ecuador
Publicación a cargo del
Comité Provincial de Pichincha del PCMLE 
1º de agosto de 2004
Quito, Ecuador
PRESENTACIÓN:
(FRAGMENTO)
La clase obrera tiene y asume la responsabilidad histórica de colocarse a la cabeza de las demás clases trabajadoras, para oponerse y combatir al capitalismo y al imperialismo, para derrocarlos e implantar el poder popular, la dictadura del proletariado y construir el socialismo.
Esa tarea es una hazaña gigantesca que incorpora como protagonistas a millones de seres, a las masas trabajadoras, a los pueblos y a la juventud.
Esa gran proeza es la revolución social del proletariado, significa el derrumbamiento del viejo mundo de la propiedad privada, los privilegios y la explotación, y su sustitución por el mundo de la igualdad social, por la sociedad de los trabajadores.
Se trata de la primera revolución hecha por las mayorías en
beneficio de ellas mismas.
El cumplimiento de ese compromiso por parte de la clase obrera requiere la guía de la teoría revolucionaria, de la doctrina del proletariado, del marxismo leninismo.
El marxismo leninismo es la teoría revolucionaria más avanzada que ha sido elaborada por la humanidad a lo largo de su milenario devenir.
Es un sistema filosófico, la concepción del mundo de la clase obrera.
A  través del marxismo leninismo los proletarios explican el mundo, pero, fundamentalmente, con su guía, con sus principios son capaces de transformar el mundo, de organizar y hacer la revolución
El marxismo-leninismo se encarna, se convierte en fuerza material, en la existencia y la lucha del partido comunista, en los combates de los trabajadores y los pueblos.
“El marxismo leninismo no es un dogma, es una guía para la acción”. Esta es una afirmación de los clásicos, es una verdad corroborada por la práctica social de millones de trabajadores, por varias revoluciones victoriosas…