viernes, 12 de mayo de 2017

MÉXICO: reordenación del crimen organizado + ineficacia gubernamental = más violencia

México se encuentra en los peores niveles de violencia desde el 2011: The Economist
Redacción Desinformémonos
12 mayo, 2017-05-12
Foto de abajo: Insyde
Ciudad de México/Desinformémonos.- Desde 2011, México registra los “peores niveles” de violencia con el mayor número de asesinatos cometidos en el marco de la guerra contra el narcotráfico, iniciada hace diez años por el entonces presidente Felipe Calderón, y de continuar con esa tendencia, rebasará el total de homicidios registrados a finales del segundo gobierno panista, reveló el semanario inglés The Economist.
De acuerdo con las cifras ofrecidas, el 2011 fue el año más violento que azotó al país, con 22 mil 852 asesinatos registrados. “Mientras las bandas de narcotraficantes luchaban contra las fuerzas de seguridad -y para el control de las rutas de tráfico hacia Estados Unidos- los estados del norte eran los campos de exterminio de México”, destacó el seminario.
Sin embargo, a seis años del periodo más violento de México, “el asesinato está ahora de vuelta a sus peores niveles”, y además con posibilidades de superar la cifra de muertos por homicidio del 2011.
Tan sólo en el primer trimestre del 2017, se registró 6% más homicidios que en el mismo periodo en el 2011, sólo que ahora la distribución de los grupos delictivos se encuentra en cambio: las guerras de pandilla al norte se reducen, pero “las batallas a menor escala estallan en el sur”, arrojó The Economist.
El semanario resaltó que “es improbable que Peña comience cualquier programa de lucha contra el crimen”, lo que contradice cualquier discurso político del presidente del país.
De acuerdo con la fuente, el robo de combustible es ahora otra forma delictiva imperante en el país. Señaló que en el 2006 la red de oleoductos operada por Pemex tenía reporte de 213 tomas ilegales, pero tan sólo el año pasado ese número saltó a más de 6 mil 800.
Entre las causas de acentuado incremento, el semanario consideró que se debe “en parte por la decisión del gobierno a finales del año pasado de subir el precio de la gasolina, que había sido subsidiada”.
Por último, resaltó que el modo de operar de los grupos delictivos en México ha cambiado, lo que propició el aumento de la violencia en las entidades federativas. “Los gánsteres de nivel inferior luchan por el control o dejan de formar sus propios grupos, lo que lleva a una reordenación violenta de la jerarquía del crimen organizado”, subrayó.