sábado, 22 de abril de 2017

JUICIO AL ESTADO MEXICANO POR LA VIOLENCIA ESTRUCTURAL CAUSADA POR EL LIBRE COMERCIO

La Coordinadora de los Pueblos en Defensa del Río Atoyac es una organización de lucha que surgió para proteger este afluente, además de buscar preservar nuestros recursos naturales y culturales para beneficio de las próximas generaciones. Somos un grupo de personas de los municipios que están a lo largo del cauce del Atoyac: Amatlán de los Reyes, Atoyac, Yanga, Cuitláhuac, Carrillo Puerto, Cotaxtla, Jamapa, Medellín de Bravo y Boca del Río, en el estado Veracruz.
Participamos en la defensa de nuestro río organizando reuniones, pláticas, talleres y actividades para denunciar la devastación ambiental y de nuestras comunidades. Por ese motivo, participamos en el Tribunal Permanente de los Pueblos (TPP) Capítulo México, junto con más de 500 organizaciones sociales, de diferentes comunidades, pueblos, barrios, colectivos y movimientos urbanos. Nuestra participación fue en la audiencia temática sobre Devastación Ambiental y Derechos de los Pueblos, en mayo de 2012. Asimismo participamos en una caravana que recorrió varios kilómetros y pasó por diferentes lugares, exponiendo la problemática del Río Atoyac hasta llegar a Cd. Juárez y, ante el TPP en pleno, presentamos la acusación formal del caso del Río Atoyac en la audiencia general por la destrucción hídrica nacional.
Hicimos reuniones locales y regionales en las cabeceras de los municipios por donde cruza el Río Atoyac, difundiendo con charlas informativas, a la vez que íbamos recabando y documentando información de la problemática. Con esas denuncias, realizamos una pre-audiencia de Devastación Ambiental y en  Defensa Integral de la Macro Cuenca del Río Atoyac, en el municipio de Cuitláhuac, los días 26 y 27 de octubre de 2013.  Además participamos en la audiencia temática final sobre Devastación Ambiental y Derechos de los pueblos, en la Cd. de México.
El Estado mexicano es responsable de la violación masiva y sistemática del derecho a un ambiente sano y adecuado para el desarrollo sustentable de las comunidades. También es responsable de la violación del derecho a una calidad de vida adecuada, del derecho al agua y al saneamiento. Con especial gravedad, el Estado mexicano es responsable de la destrucción del sistema hídrico mexicano, en la cual tiene un papel central, debido a que el modelo de uso y manejo del agua, de la agricultura y el acaparamiento  de las cuencas hidrológicas, así como la contaminación de decenas de acuíferos y la intoxicación y destrucción de la salud.

Estos graves problemas son responsabilidad de los gobiernos que están entregando nuestros recursos a las grandes empresas privadas nacionales y extranjeras.