martes, 31 de diciembre de 2013

Edward Snowden: "Misión cumplida; ya gané"; su único temor es enfrentar la apatía de la gente

x Agencias / La Haine
28/12/2013
Edward Snowden, el analista de sistemas que este año entregó a la prensa pruebas del masivo espionaje estadounidense a ciudadanos comunes de su país y de otros, y a altos funcionarios de gobiernos aliados de Estados Unidos, dijo al diario 'Washington Post' que su misión está cumplida, porque la difusión de documentos secretos y confidenciales de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA, por sus siglas en inglés) permitirá a la sociedad decidir si desea impulsar un cambio.
La entrevista de Snowden con Barton Gellman, del 'Post', es la primera que concede a un periodista desde que comenzó en junio la divulgación de informaciones en ese diario estadounidense y en el periódico británico 'The Guardian' (que posteriormente fue obligado por los jueces a entregar toda la información cedida por Snowden y a cesar en su publicación), en los que fue expuesta la manera en que el régimen de Washington, por medio de la NSA, espía a sus propios ciudadanos.
"Para mí, la misión está cumplida. Ya gané. Tan pronto como los periodistas estuvieron en posibilidades de trabajar, todo lo que yo traté de hacer fue validado, porque yo no quise cambiar a la sociedad. Yo quise dar a la sociedad una oportunidad para determinar si debería cambiar por sí misma", afirma Snowden.
A pesar de las presiones del régimen estadounidense (quedó ante el mundo como un fracaso más de su hombre fuerte, Obama), Snowden recibió asilo temporal del gobierno de Rusia –donde se realizó la entrevista– el 1 de agosto pasado, casi dos meses después de que el Departamento de Justicia del régimen levantó cargos penales en su contra por espionaje y robo de propiedad estatal.
Para el ex consultor, lo trascendente de su misión fue haber llevado al descubierto que la gente común de Estados Unidos es blanco del espionaje del gobierno y que se colecta más información sobre los ciudadanos de ese país que de los rusos.
Antes de entregar la información a los periodistas del 'Post' y del 'Guardian', recordó Snowden, el único temor que tuvo fue el de enfrentar la apatía de la gente, que no dieran importancia a las revelaciones y no estuvieran interesados en un cambio.
"No hay evidencias que prueben que yo tengo lealtades para Rusia o China o para cualquier otro país que sea Estados Unidos", sostuvo. "Si yo deserté, lo hice del gobierno para el público".