sábado, 8 de julio de 2017

MARIO LUNA, VOCERO DE LA TRIBU YAQUI: atacado junto a su familia

Agreden en su domicilio a Mario Luna, líder de la tribu Yaqui
Redacción Desinformémonos, periodismo de abajo
07 julio, 2017
Vicam, Sonora I  Agreden a Mario Luna Romero, líder indígena de la Tribu Yaqui la madrugada del 27 de junio cuando incendiaron, en la madrugada, el automóvil de su compañera, Victoria Anahí, Ochoa Domínguez. Agentes ministeriales que Mario buscó establecieron que el incendio se debió a un dispositivo elaborado con una botella de vidrio cargada con gasolina, envuelta en ropa, la cual fue encendida y colocada debajo del auto. La denuncia la hace Serapaz en un comunicado emitido el 6 de julio.
Aquí el texto del comunicado:
Mario Luna, uno de los líderes indígenas de la Tribu Yaqui, en el Estado de Sonora, noroeste de México, sufrió un ataque junto con su familia. La agresión es parte de una serie de acciones de hostigamiento en represalia por la oposición de comunidades yaquis al funcionamiento de un acueducto que pone en riesgo su acceso al agua y su supervivencia como pueblo indígena. Si bien Mario Luna cuenta formalmente con medidas de protección por parte de autoridades federales y estatales, éstas son inadecuadas e insuficientes ya que no logran detener las agresiones en su contra. Se solicitan urgentes medidas de protección e investigación.
Los hechos:
El 27 de junio de 2017, alrededor de las 5am, Victoria Anahí Ochoa Domínguez, pareja de Mario Luna Romero, vio cómo su auto comenzaba a incendiarse en el patio de su casa en el pueblo de Vicam, estado de Sonora. Con la ayuda de un familiar logró apagar el incendio momentos después. Mario Luna reportó el incidente de manera inmediata al Mecanismo de Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, del cual es beneficiario. Representantes del Mecanismo le aseguraron que llegarían policías estatales en su auxilio, pero la ayuda nunca llegó. Ante la falta de respuesta, Mario Luna buscó a policías ministeriales locales para que acudieran a su hogar, logrando que unos agentes visitaran su casa. Luego de una breve investigación, los agentes establecieron que una o varias personas habían ingresado al patio de la casa saltando la barda perimetral. También establecieron que el incendio se debió a un dispositivo elaborado con una botella de vidrio cargada con gasolina, envuelta en ropa, la cual fue encendida y colocada debajo del auto. Momentos después, los policías ministeriales se retiraron de la casa de Mario Luna afirmando que la denuncia había quedado registrada.
La respuesta estatal desde el 27 de junio:
Al día de la fecha, las autoridades no han implementado medidas suficientes y adecuadas para garantizar la seguridad de Mario Luna y su familia. A pesar de la promesa del Mecanismo de Protección en la mañana del 27 de junio, la protección policial aún no ha llegado a su casa. Mario Luna continúa con las mismas medidas que contaba antes del 27 de junio, a pesar de que él había comunicado al Mecanismo de Protección y a las autoridades de Sonora que eran insuficientes. El 30 de junio y el 3 de julio Mario Luna fue recibido por autoridades federales y estatales, respectivamente, sin que esas reuniones hayan tenido aún consecuencias concretas. Existe una evidente descoordinación entre autoridades federales y estatales.
La Procuraduría General de Justicia del Estado de Sonora ha registrado la denuncia, pero hasta ahora no hay resultados concretos en la investigación.
Contexto y antecedentes:
Mario Luna es uno de los líderes de la Tribu Yaqui, la cual se ubica en el Estado de Sonora, al noroeste de México. Se desempeña como secretario de la autoridad tradicional del pueblo de Vicam y realiza la labor de interlocución entre las autoridades tradicionales y las oficiales. Mario Luna ha tenido un destacado rol en la defensa de los derechos colectivos de la Tribu Yaqui en el contexto de la construcción del Acueducto Independencia, el cual desvía agua del Río Yaqui al Río Sonora. El desvío reduce considerablemente el acceso a agua potabilizable para el consumo de las comunidades yaquis, así como el agua necesaria para regar sus cultivos. Mario Luna da seguimiento a las acciones de la Tribu Yaqui ante autoridades de gobierno, medios de comunicación, organizaciones de la sociedad civil y organismos internacionales incluyendo la ONU y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). Esta instancia ha pedido reiteradamente a México proteger a Mario Luna y familia desde abril de 2016.
Cuatro días antes de la agresión, el 23 de junio, Mario Luna y las autoridades tradicionales del pueblo de Vicam enviaron un documento de respuesta a un requerimiento de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) en el contexto de la ejecución de la sentencia de amparo sobre la operación del acueducto. El documento constituye un paso importante en el contexto del juicio de amparo ya que evidencia que CONAGUA desea realizar una supuesta consulta indígena lejos del territorio de la Tribu Yaqui, entre otras irregularidades que violentan el derecho a la Consulta y el Consentimiento.
En mayo Mario Luna participó y tomó la palabra ante el Foro Permanente de las Naciones Unidas para las Cuestiones Indígenas, celebrado en Nueva York. También desde mayo, Mario Luna es miembro del Concejo Indígena de Gobierno del Congreso Nacional Indígena (CNI), el cual se dispone a inscribir a una candidata independiente para las elecciones presidenciales de 2018.
En enero de 2017 Anahí Ochoa sufrió un incidente automovilístico en el cual un auto desconocido le cerró el paso cuando manejaba de regreso a su casa. Ante el temor, desvió su camino y fue por Mario Luna donde éste se encontraba. Cuando llegaron a su casa, encontraron la puerta principal abierta, a pesar de haberla dejado cerrada con llave. Ingresaron a la casa con acompañamiento policial pero no detectaron objetos faltantes.
En febrero de 2016 Carlos Luna, hijo de Mario, fue arrojado de su moto por hombres que circulaban en una camioneta. Sufrió lesiones en cara y cuerpo. La investigación no avanzó. Como resultado de este incidente Mario Luna decidió incorporarse al Mecanismo de Protección y la CIDH solicitó al gobierno mexicano implementar medidas cautelares.