miércoles, 21 de junio de 2017

PUEBLOS WIXÁRIKA Y NÁYERI: no a la Presa Las Cruces en el Río San Pedro, Nayarit


Pueblos wixárika y náyeri en contra de la afectación a sus sitios ceremoniales en Río San Pedro
Redacción Desinformémonos
Periodismo de abajo
Con información de Serapaz 
Fotos: Alfredo Martínez Fernández 
21 junio, 2017
Ver video:
Río Libre @sanpedromezquital
Los pueblos náyeri, cora, huichol y wixárika se unieron a finales de mayo para realizar una ceremonia en el sitio sagrado Keeyasta, localizado en el Río San Pedro en Nayarit, uno de los últimos ríos vivos de México amenazado por la construcción del proyecto hidroeléctrico Las Cruces de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).  De construirse, la presa inundaría 15 sitios ceremoniales destruyendo su cultura y la naturaleza del río, alterando las marismas y manglares en su desembocadura en el Océano Pacífico. Según lo reconoce la misma manifestación de impacto ambiental: “la afectación a los sitios ceremoniales no es mitigable”
En conferencia de prensa en la Ciudad de México, las autoridades tradicionales, civiles y agrarias, en representación de los pueblos wixárika y náyeri presentaron un amparo en contra de la planeación, construcción y operación de la presa hidroeléctrica Las Cruces, en el cauce del río San Pedro, en el estado de Nayarit.
La solicitud de amparo señala que el proyecto Las Cruces viola su derecho a la libre determinación, autonomía, territorio e identidad cultural, así como el derecho a un medio ambiente sano, al pretender construir dentro de su territorio sagrado, en la cuenca del río San Pedro, una cortina de 188 metros de altura que impactará más de 4 mil 500 hectáreas, y modificará por completo y de manera irreversible la hidrografía, la morfología, los sedimentos y minerales, y la fauna y la flora de su territorio ancestral al que acceden para llevar a cabo sus tradiciones culturales y espirituales.
A lo largo del territorio que recorre el río San Pedro se encuentran distintos lugares sagrados, los cuales se conforman por elementos naturales de vital importancia en las costumbres y tradiciones de los pueblos porque entre todos conforman un sólo cuerpo espiritual. Por todo esto, y honrando los compromisos de lucha pactados desde 2011, los consejos náyeri y wixárika realizaron una ceremonia en el lugar sagrado de Keeyasta con la que se visibilizó la importancia que esta región tiene para su cultura y su existencia, además de demandar a los gobiernos estatal y federal el respeto a sus derechos como pueblos originarios.
El proyecto hidroeléctrico Las Cruces de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), cuenta con autorizaciones emitidas por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y la Comisión Nacional del Agua (Conagua) (1), sin que se tomara en consideración el uso, aprovechamiento y disfrute de estos recursos que los pueblos náyeri, wixárika, o’dam y nahua ostentan en dicho territorio y sin que los hayan consultado de forma libre e informada según lo establece la Constitución mexicana y los tratados internacionales suscritos por México (2)
La Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) reconoce que la presa generará una afectación a sitios ceremoniales de grupos indígenas: “Se prevén impactos en el ámbito cultural de las poblaciones, en su mayoría de ascendencia indígena cora (náyeri) y en menor porcentaje huichol (Wixárika), tepehuana (O’dam) y mexicanera (nahua), asentadas alrededor de sus respectivos embalses, particularmente, debido a la inundación de sitios ceremoniales y lugares sagrados. La MIA señala que “el impacto provocado por la afectación de sitios ceremoniales no es mitigable”.
La presa Las Cruces también ocasionará afectaciones ambientales al ecosistema de Marismas Nacionales del que es parte el río San Pedro Mezquital. Al respecto, la propia Semarnat, a través de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) reconoció que: “la construcción de la presa Las Cruces es un problema potencial que constituye una amenaza para las marismas porque pone en riesgo la estabilidad de las cuencas que corren hacia el Pacífico…” (3)
El amparo presentado solicita al poder judicial federal detener la ejecución las obras de la presa Las Cruces y demanda la protección a los derechos humanos que el Estado mexicano contempla para los pueblos indígenas.

13 de junio del 2017
 CONSEJO REGIONAL WIXÁRIKA POR LA DEFENSA DE WIRIKUTA”.
CONSEJO NÁYERI”.
a) Resolución número B00.808.02.-0200 de la Conagua. 23/01/2014;
b) Oficio resolutivo SGPA/DGIRA/07893 del 18/09/2014 de la DGIRA de Semarnat que autoriza el Proyecto Hidroeléctrico Las Cruces;
c) Permiso con número de folio 4374, para la construcción o modificación de obras en cauces y zonas federales del 16/01/2015 de la Conagua;
d) Permisos de extracción emitidos por la Conagua del 12/06/2015 de material de la corriente o vaso denominado Río San Pedro;
e) Oficio número SGPA/DGGFS/712/4257/15 del 16/12/2015, bitácora 09/DS-0069/11/14, de la Dirección General de Gestión Forestal y de Suelos de la Semarnat que autoriza el cambio de uso de suelo en terrenos forestales, por una superficie de 1,665.03 hectáreas;
f) Resolutivo de Impacto Ambiental número SEMANAY/DEA/833/13 del expediente EA-MIA-073-13 del 18/12/2013 para el Proyecto del Campamento La Florida destinado a establecer la residencia del personal de supervisión de la CFE para todas las actividades previas de la Presa, dictado por la Secretaría del Medio Ambiente de Nayarit.
Artículos 13, 14 y 15 del Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (Convenio 169) en donde se reconoce que las tierras y territorios de los pueblos indígenas deberán ser protegidas a cabalidad por los Estados firmantes, y que la protección deberá tomar en cuenta la concepción que para los pueblos signifiquen los territorios en los que habitan o a los que tienen acceso.
Semarnat, 2013. Programa de Manejo Reserva de la Biosfera Marismas Nacionales Nayarit, Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), Pág. 59