martes, 2 de mayo de 2017

ACADÉMICAS Y ADMINISTRATIVAS DE LA UNAM DENUNCIAN PENALMENTE A PERELLÓ

Universitarias exigen se sancione penalmente a Marcelino Perelló Valls por hechos que pueden ser constitutivos de delito
Fuente: Cimacnoticias.
Foto: César Martínez López /CIMAC 
Desinformémonos, periodismo de abajo
26 abril, 2017
Académicas y trabajadoras administrativas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) denunciaron penalmente al ex locutor de Radio UNAM, Marcelino Perelló Valls, ante la Fiscalía Especial para Delitos de Violencia contra las Mujeres y Trata de Personas (FEVIMTRA) por “hechos que pueden ser constitutivos de delito”, según la denuncia cuya copia tiene Cimacnoticias.
La denuncia fue presentada el lunes 24 de abril por 32 mujeres trabajadoras de la UNAM y está dirigida al procurador general de la república, Raúl Cervantes Andrade, y a la fiscal de la FEVIMTRA, Adriana Lizárraga González, para exigir se sancione a Perelló Valls, quien fue destituido del programa “Sentido Contrario” el pasado 7 de abril por realizar expresiones ofensivas y misóginas contra víctimas de violencia sexual en la emisión del 28 de marzo.
Señala la denuncia -con acuse de recibido de la FEVIMTRA el 24 de abril- que deben sancionarse las expresiones en defensa de la violencia sexual hechas por el académico de la Facultad de Ciencias de la UNAM, porque “provocan más violencia contra las mujeres, especialmente la violencia sexual, y agravan un problema social y vulnera los Derechos Humanos de las mujeres”.
Entre las denunciantes se encuentran la investigadora del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, Alicia Elena Pérez Duarte y Noroña (ex fiscal especial para atender delitos de violencia contra las mujeres); la investigadora del Centro de Estudios sobre la Universidad, María Gabriela Delgado Ballesteros (primera directora de Inmujeres DF).
La secretaria Técnica del Centro de Estudios Europeos, Leticia Arroyo Peláez, la coordinadora de la Licenciatura de Pedagogía, Margarita Beatriz Mata Acosta, y la técnica académica de la Licenciatura en Historia, Dolores Latapí Ortega, son otras de las denunciantes.
Perelló Valls ha minimizado el impacto en las víctimas de violación a través de expresiones como “incluso en la violación no hay para qué desgarrarse las vestiduras”, dicha durante la transmisión de “Sentido Contrario” del 28 de marzo para referirse a la denuncia de la menor veracruzana, Daphne Fernández, por este delito. Con esto, según se lee en la exposición de hechos de la denuncia, el académico hace apología a los delitos de violación y acoso sexual.
También reiteró esta postura en el programa “Ciro Gómez Leyva por la mañana”, el pasado 17 de abril: “¿Por qué la violación es tan grave? porque produce placer en la víctima”. Y lo mismo ha hecho  a través de sus cuentas en Facebook y Twitter.
Las denunciantes presentaron como pruebas los archivos de audio del programa “Sentido Contrario”  del 28 de marzo y la entrevista que Perelló Valls dio en la emisión de “Ciro Gómez Leyva por la mañana” del 17 de abril, y solicitaron que la PGR requiera a la UNAM y a Radio Fórmula los archivos originales sin ediciones; también entregaron un análisis de los publicado por el ex locutor en sus cuentas de Facebook y Twitter.
Además, llevaron como prueba el comunicado de prensa DGC/107/17 de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), con fecha del 7 de abril, en donde la instancia denuncia que la libertad de expresión no puede amparar señalamientos misóginos, porque “ofenden, descalifican, incitan, promueven o justifican la violencia de género contra las mujeres”. En él la Comisión consideró que las expresiones de Perelló Valls del 28 de marzo contribuyen “a la normalización del acoso callejero y la violencia sexual”.
Las mujeres también se comprometieron a otorgar, en caso de ser necesario, el testimonio del psicoanalista Juan Tuber-Oklander sobre los posibles efectos en la población mexicana de los comentarios emitidos.
Las firmantes solicitaron al procurador Cervantes Andrade que ordene iniciar la investigación correspondiente de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 20 de la Constitución, donde se establece la responsabilidad de los Ministerios Públicos para recibir todos los datos o elementos otorgados por las víctimas, tanto en la investigación como en el proceso y que se realicen las diligencias correspondientes.

La académica Pérez Duarte y Noroña expuso en la denuncia que las trabajadoras de la UNAM firmantes cumplen con el artículo 222 del Código Nacional de Procedimientos Penales que establece la obligación de las personas de denunciar ante el Ministerio Público un hecho “probablemente constitutivo de un delito”.
¿Quién fue Marcelino Perelló en 1968?
La Voz del Anáhuac
27 abril, 2017
Respecto a estos hechos, los medios de paga se han regodeado resaltando que Perelló es “exlíder del movimiento estudiantil de 1968”.
         Hay que aclarar: efectivamente Marcelino Perelló Valls en 1968 era estudiante de la Facultad de Ciencias de la UNAM, fue uno de los delegados de esa escuela ante el CNH. Pero ya desde entonces hay una serie de hechos que en su momento fueron fuertemente cuestionados:
1.- Desde el mes de septiembre de ese año, cuando escaló la ofensiva represiva del gobierno (toma militar de CU, Casco de Santo Tomás y otros planteles) fue uno de los principales impulsores del llamado “repliegue táctico”, consigna política del Partido Comunista Mexicano (PCM) del cual Perelló era militante. Con el “repliegue táctico” se pretendía levantar la huelga para “reorganizar” el movimiento. En realidad se trataba de una negociación del PCM y el gobierno federal con la que se prometía a ese partido que si lograba el levantamiento de la huelga, se le otorgaría el registro electoral y sus presos serían puestos en libertad. Esa postura fue duramente criticada por la mayoría de los delegados del CNH.
2.- Tras la masacre del 2 de octubre en la Plaza de las Tres Culturas de Tlatelolco hizo declaraciones a la prensa diciendo que el ejército había llegado disparando “salvas”, en una maniobra con la que se pretendía exculpar al ejército.
3.- El 2 de octubre fueron apresados muchos integrantes del CNH y se desató la persecución contra otros. Esto facilitó que Perelló y otros militantes del PCM por fin lograran hacerse de la dirección del CNH, relanzando su propuesta de “repliegue táctico” y ofreciendo al gobierno, sin consultar a las bases estudiantiles, una “tregua olímpica”, es decir suspendiendo todo tipo de actividades durante la celebración de la XIX Olimpiada. Esa “tregua olímpica” no fue acatada por las brigadas estudiantiles, entonces se desató una criminal cacería de activistas.
4.- Terminada la Olimpiada, durante noviembre Perelló y compinches del PCM insistieron en levantar la huelga, ahora argumentando que de no ser así el gobierno clausuraría la UNAM y el IPN. Simultáneamente, mientras otros integrantes del CNH que se oponían a levantar la huelga tuvieron que pasar a la semiclandestinidad debido a la persecución policíaca, Perelló y otros miembros del PCM se entrevistaban con funcionarios gubernamentales, buscando una “salida política” al conflicto.
5.- Pese a ello, la huelga resistió hasta diciembre. Perelló y cómplices lograron que la UNAM levantara la huelga el 4 de diciembre y decretaron ese mismo día la disolución del CNH. En el IPN la huelga se mantuvo hasta el 18 de diciembre. La Normal Superior y Antropología la levantaron hasta enero de 1969. 
6.- Cumplido su cometido, Perelló se “exilió” en Europa, eso dijo. La verdad es que se fue becado para continuar sus estudios en Francia y asistió a numerosos encuentros juveniles en países del entonces llamado “campo socialista”, representando a su partido y presentándose como “líder” del movimiento estudiantil mexicano.
¿Se puede llamar “líder” de un movimiento a una persona que ha actuado de esta manera? En su momento, a quienes actuaron de esa manera, los estudiantes los llamamos traidores, esquiroles, rompehuelgas...
Por su parte, el Comité 68 ha hecho público su deslinde respecto a las declaraciones de Perelló. Repudia su misoginia, su machismo, su concepto de “violación”, etc.
Habrá que ver qué manejo político le da el Estado mexicano al escándalo desatado por las estúpidas declaraciones de Perelló, sobre todo ahora que se acerca el 50 aniversario del movimiento. Por nuestra parte no esperamos nada bueno. Es un hecho que, como desde 1968, los actos y palabras de este tipo van al servicio del poder.

Pero fundamentalmente, como ocurrió entonces, quienes tuvimos el honor de ser activistas de base en el Movimiento Popular-Estudiantil de 1968, sabremos demostrar que no todos se vendieron, que no todos claudicaron, que muchos seguimos, como entonces y con todo lo que hemos aprendido de las luchas del pueblo en el transcurso de casi medio siglo, en pie, consecuentes con nuestra palabra: "¡por nuestros compañeros caídos no un minuto de silencio, sino toda una vida de lucha!".
No olvidamos al maestro José Revueltas. Viene al caso recordar las palabras que escribió a los presos políticos del movimiento, pocos días antes de que él mismo fuera encarcelado:
“…resulta imposible que nuestra generación del año 68 traicione su destino. Ante nosotros se plantea, en el mundo y en México, un único dilema insoslayable y rotundo: VICTORIA O MUERTE. La victoria para nuestro país será un México libre, democrático, sano, donde se pueda respirar, pensar, crear, estudiar, amar. La muerte –así quedemos para nuestra desgracia vivos- será la noche del alma, las torturas sin fin, el candado en los labios, la miseria del cuerpo y del espíritu…”

(7 de noviembre de 1968)