miércoles, 29 de marzo de 2017

GOLPEAN Y DETIENEN ILEGALMENTE A INDÍGENAS ZAPOTECOS DEFENSORES DE SU TERRITORIO

Imposición violenta de megaproyectos en San Blas Atempa
Redacción Desinformémonos
28 marzo, 2017
Istmo de Tehuantepec.- Indígenas zapotecos defensores del territorio fueron agredidos y detenidos sin que hasta el momento se conozca su paradero por policía municipal de San Blas Atempa, Oaxaca.
El día 27 de marzo, cerca de las 9:30 horas, Juan López, Juan Jarquín López, Jesús Luis López y David Hernández Salazar, indígenas zapotecos que defienden su territorio contra la explotación minera del Cerro Igúu, fueron agredidos violentamente y detenidos por agentes de la policía municipal de San Blas Atempa. Se sabe que Jesús Luis López está herido de gravedad y requiere atención médica profesional inmediata. No se sabe acerca de su paradero, no se ha recibido comunicación alguna por lo que se teme por su vida.
En la comunidad de San Blas Atempa, en el Istmo de Tehuantepec, la afectación al territorio se ha generalizado con la devastación del Cerro Igúu, del cual extraen ilegalmente material para la construcción de un nuevo aeropuerto en Ixtepec y un parque eólico más por parte de la empresa Tradeco, vinculada a personajes del panismo.
La agresión y detención de los cuatro indígenas zapotecos de la comunidad de San Blas Atempa y sus agencias municipales Rancho Llano y Puente Madera, se produce cuando fueron a verificar la situación en el Cerro Igúu, que se ubica en tierras comunales y donde la explotación se realiza de forma ilegal porque no cuenta con la autorización de las comunidades afectadas ni de la asamblea de comuneros.
El 25 de marzo, junto a varias decenas personas de la comunidad, los cuatro comuneros defensores del territorio fueron a expresar su inconformidad contra la explotación minera ilegal del Cerro Igúu por parte de la empresa privada mexicana Tradeco. Esta empresa explota el cerro para la extracción de material para la construcción del aeropuerto en Ixtepec, de la subestación de la Secretaría de Defensa Nacional (SEDENA) y del parque eólico de esta misma institución del Estado. Es importante mencionar que la empresa Tradeco trabaja para Vestas, empresa danesa, y Gamesa Eólica, empresa española, para la construcción de parques eólicos en el Istmo de Tehuantepec, incluido el que se está haciendo para la SEDENA informa Istmopress.
Ni estos trabajos de explotación y extracción de materiales del cerro Igúu, ni la construcción de la subestación en territorio zapoteco, en San Blas, cuentan con autorización alguna. El cerro se encuentra en territorio de comuneros y comuneras indígenas zapotecos y a las personas impactadas por dichos trabajos no se les ha informado, ni han dado su consentimiento libre, previo o informado, como lo ordena el derecho mexicano en el artículo 2 de la Constitución Nacional y el Convenio 169 de Organización Internacional del Trabajo de las Naciones Unidas.
Los hechos descritos se dieron luego de una reunión para la construcción de estrategias que se realizó el 26 de marzo en la presidencia municipal de San Blas donde estuvieron presentes: Augusto Acevedo Osorio (también conocido como Tito Teófilo, y quien es el presidente municipal de San Blas), Antonino Morales Toledo (dirigente del Frente Único de Comunidades de Oaxaca y suplente del Diputado Federal José Antonio Estefan Garfias) y el dirigente de la Confederación de Trabajadores de México.  Augusto Morales y Antonino Morales son ambos del PRD.

La Articulación de Pueblos Originarios del Istmo Oaxaqueño en Defensa del Territorio (APOYO) emitió un comunicado dirigido a Enrique Peña Nieto, al gobernador Murat y a los organismos nacionales e internacionales de Derechos Humanos. Aquí el texto del mismo:
ACCIÓN URGENTE
Detención arbitraria, sin comunicación y posible tortura de cuatro indígenas zapotecos defensores del territorio
- Se desconoce su paradero y se teme por su vida e integridad física y psicológica
- Exigimos su presentación inmediata y liberación incondicional
HECHOS
El 27 de marzo, alrededor de las 9:30 am., los indígenas Zapotecos defensores del territorio Juan López López, Juan Jarquín López, Jesús Luis López y David Hernández Salazar (también agente municipal de Puente Madera, San Blas Atempa, Oaxaca) fueron agredidos físicamente y detenidos arbitrariamente por agentes de policía municipal de San Blas Atempa, estado de Oaxaca, México. Según la información que se conoce hasta ahora, Jesús Luis López está herido de gravedad y requiere atención médica profesional inmediata. En este momento se desconoce su paradero, no se ha recibido comunicación alguna por parte de ellos y se teme por su vida e integridad física.
Estos hechos se dan en el contexto de la defensa del territorio por parte de la comunidad indígena zapoteca de San Blas Atempa y sus agencias municipales Rancho Llano y Puente Madera. Su detención violenta y arbitraria se produjo precisamente cuando los cuatro defensores del territorio fueron a verificar la situación en el Cerro Igúu, el cual se ubica en tierras comunales de la comunidad indígena Zapoteca que habita la zona y se está explotando de manera ilegal, sin contar con la autorización de las comunidades afectadas y de la asamblea de comuneros.
El 25 de marzo, junto con otras 50 personas más de la comunidad, los cuatro comuneros y defensores del territorio, actualmente detenidos arbitrariamente fueron a expresar su inconformidad contra la explotación minera ilegal del Cerro Igúu por parte de la empresa privada mexicana Tradeco. Esta empresa ha estado explotando el cerro para la extracción de material para la construcción del aeropuerto en Ixtepec, de la subestación de la Secretaría de Defensa Nacional –SEDENA- y del parque eólico de esta misma institución del Estado. Es importante mencionar que la empresa Tradeco trabaja para Vestas, empresa danesa, y Gamesa Eólica, empresa española, para la construcción de parques eólicos en el Istmo de Tehuantepec, incluido el que se está haciendo para la SEDENA.
Ni estos trabajos de explotación y extracción de materiales del cerro Igúu, ni la construcción de la subestación en territorio zapoteco, en San Blas, cuentan con autorización alguna. El cerro se encuentra en territorio de comuneros y comuneras indígenas Zapotecos y a las personas impactadas por dichos trabajos no se les ha informado, ni han dado su consentimiento libre, previo o informado como lo ordena el derecho mexicano en el artículo 2 de la Constitución Nacional y el Convenio 169 de Organización Internacional del Trabajo de las Naciones Unidas, entre otras normas relevantes.
Los hechos descritos se dieron luego de una reunión para la construcción de estrategias que se realizó el 26 de marzo en la presidencia municipal de San Blas donde estuvieron presentes: Augusto Acevedo Osorio (también conocido como Tito Teófilo, y quien es el presidente municipal de San Blas), Antonino Morales Toledo (dirigente del Frente Único de Comunidades de Oaxaca y suplente del Diputado Federal José Antonio Estefan Garfias) y el dirigente de la Confederación de Trabajadores de México. Augusto Morales y Antonino Morales son ambos del PRD –Partido de la Revolución Democrática-.
La Articulación de Pueblos Originarios del Istmo Oaxaqueño en Defensa del Territorio (APOYO) pedimos de manera urgente e inmediata:
1.- La presentación y liberación inmediata e incondicional de los indígenas Zapotecas defensores del territorio Juan López López, Juan Jarquín López, Jesús Luis López y David Hernández Salazar
2.- Se proteja y garantice la vida e integridad física y psicológica de los indígenas Zapotecas defensores del territorio detenidos arbitrariamente e incomunicados.
3.- Que se proporcione atención médica inmediata, adecuada y profesional a los detenidos por la agresión física sufrida durante la detención y su posible tortura;
4.- Que se lleve a cabo una investigación exhaustiva e inmediata sobre la detención arbitraria y sin comunicación, las agresiones físicas sufridas al momento de la detención y los posibles actos de tortura contra los tres defensores indígenas; esa investigación debe incluir la realización de exámenes médico forenses que cumplan plenamente las normas internacionales; los agresores deben ser sancionados por estos hechos;

5.- Que se cancelen de forma inmediata los trabajos de explotación y extracción de materiales del Cerro Igúu pues no cuentan con autorización alguna.