jueves, 30 de marzo de 2017

ASESINATO DE GABRIELA MOLINA y amenazas de muerte a su madre. ¡Alerta de género en Yucatán!

Feminicidios se incrementan en Yucatán. Amenazan a la madre de Gabriela Molina, asesinada recientemente
Redacción Desinformémonos
29 marzo, 2017
Yucatán/Desinformémonos. En Yucatán el feminicidio también se incrementa.  En México, el feminicidio  se extiende de forma alarmante. Cuando hace algunos años, la situación crítica se ubicaba en Ciudad Juárez, ahora alcanza a varias entidades del territorio nacional en las que, inclusive se ha tenido que activar la alerta de género.
En 19 estados se han activado Alertas de Violencia de Género contra las Mujeres (AVGM) para implementar acciones que permitan disminuir el fenómeno y mejorar la atención a las víctimas. Algunos de los estados son:  Chiapas, Estado de México, Guanajuato, Morelos, Michoacán, Colima, Baja California, Sonora, Querétaro, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sinaloa, Puebla, Tabasco, Guerrero, Nayarit, Nuevo León y Tlaxcala. En Veracruz, la alerta se ha declarado dos veces, una por violencia feminicida y otra por agravio comparado.
El Diario La Verdad de Yucatán reporta que solo en 2016 se contabilizaron cinco casos de feminicidio en el estado. En los primeros meses de 2017, los casos ya son dos más. El 7 de febrero fue asesinada Daniela del Rosario Núñez Rosado  de 31 años y el 27 de marzo, hace unos días, asesinaron a Gabriela Molina Canto.

En el caso de Rosario, el marido, Daniel Chuc Cuxim, en Peto, interceptó a la que era su esposa al salir de la casa de su madre donde ya vivía para hacerle reclamos y luego agredirla a machetazos hasta dejarla sin vida.  A pesar de que Rosario intentó huir y una vecina quiso ayudarla, la saña de Daniel acabó con ella. Chuc Cuxim casi fue linchado por los habitantes de la comisaría Xpechil perteneciente a Peto.
El caso de Gabriela Molina Canto
Emma Gabriela Molina Canto fue interceptada por sus asesinos cuando recién descendía de su auto y se disponía a entrar a su domicilio, ubicado en la calle 28 entre 35 y 39 del fraccionamiento San Luis, cerca de la Preparatoria Nº 1 de la Universidad Autónoma de Yucatán.
Emma Gabriela luchó durante años por obtener la custodia de sus hijos y fue asesinada de forma brutal al llegar a su domicilio en Mérida la tarde del 27 de marzo por dos sicarios tabasqueños de unos veinte años en promedio los que le dieron muerte a cuchilladas,  confirmaron personas cercanas a la familia.
Emma Gabriela Molina Canto y su familia, durante años pidieron protección a las autoridades estatales y federales. Además, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos recomendó al Gobierno del Estado de Yucatán dar protección a Emma Gabriela, lo que evidentemente, nunca se cumplió. Emma Gabriela nunca tuvo la protección policial, a pesar de sufrir todo tipo de amenazas, agresiones, persecución judicial y la detención ilegal de su madre lo cual habla de tortuguismo o complicidad informan medios locales, tanto de autoridades de Yucatán como de otros estados donde en la batalla legal por tener la custodia de sus hijos que le fueron arrebatados por su ex marido en 2012, le integraron expedientes falsos.
Emma Gabriela estuvo casada con Martín Medina Sonda, socio y lavador de dinero del ex secretario de Administración y Finanzas de Tabasco, José Manuel Sáiz Pineda, del ex gobernador tabasqueño, Andrés Granier. Medina Sonda creó varias empresas fantasmas para desviar, desde 2007, dinero del erario de Tabasco a través de una vasta red de empresas que formó parte de la ingeniería contable del gobierno de Granier Melo.
Sus tres hijos fueron desaparecidos en 2012 tras ser secuestrados por su padre en un violento operativo realizado en Mérida a plena luz del día. En dicho operativo ilegal, que las autoridades fueron incapaces de impedir, los niños fueron llevados a varios lugares, Tabasco, Cancún, el Distrito Federal. Emma Gabriela fue recluida en un penal de Tabasco con la acusación falsa de haberse apropiado de una camioneta de Medina Sonda.
Molina Canto durante mucho tiempo emprendió compleja lucha legal contra Martín Alberto Medina Sonda, a quien le quitaron la custodia de sus hijos para entregárselos a su madre dos años después de sufrir todo tipo de acusaciones, acoso judicial y tener que vivir escondida.

En mayo del 2012, Medina Sonda acusó de robo a Emma Molina, por lo que fue detenida y encarcelada por autoridades tabasqueñas, mientras su ex esposo retuvo a los menores. Cuando fue puesta en libertad intentó recuperar a sus hijos, pero la Juez Primero de lo Familiar de Yucatán, Sandra Bermejo Burgos, negó la petición pese a que existía un fallo a favor de la madre de febrero del 2011. De acuerdo a información de la revista Proceso, en octubre del 2012, la juez nombró a los abuelos paternos, Juana María Sonda Herrera y Julio Alberto Medina Gurubel, como tutores de los menores.
Emma presentó una apelación ante esta decisión, e inició una campaña social para recuperar a sus hijos. En 2014, su madre, doña Ligia Canto,  también fue acusada de robo y aprehendida, pero fue liberada cuando se comprobó que las acusaciones eran falsas. Fue en ese año cuando la Procuraduría General de la República (PGR) rescató a los menores y detuvo a Medina Sonda. Ligia Canto comentó que cuando fueron rescatados sus nietos, las autoridades ni siquiera hicieron revisiones de rutina, ni comprobaron el estado de los menores.
La tarde del 27 de marzo Emma Gabriela fue asesinada afuera de su casa.  El martes 28 de marzo, a las 8:00 horas, su madre recibió el siguiente mensaje telefónico: “Tú eres la siguiente”.

Ligia Canto, madre de Emma Gabriela, dio este martes una conferencia de prensa para denunciar que las autoridades federales, yucatecas y tabasqueñas son corresponsables del asesinato de su hija, ya que desde 2014 la Comisión Nacional de Derechos Humanos les ordenó proveer a Emma y a su familia de todas las garantías de la Ley General de Víctimas, entre las cuales debían garantizar su seguridad y en consecuencia su vida.