lunes, 27 de marzo de 2017

A CUATRO AÑOS DE LA DESAPARICIÓN FORZADA DE TEODULFO TORRES SORIANO “EL TÍO”

Ciudad de México, 24 de Marzo de 2017.- El 24 de marzo de 2013, Teodulfo Torres Soriano, “El Tío”, adherente a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona, fue víctima de Desaparición Forzada por agentes del Estado mexicano. El móvil, documentar violaciones graves a los derechos humanos por parte de las Fuerzas Armadas. No lo establece la Constitución, no lo expresa ningún código pero en la práctica así es, documentar es un delito y se paga con desaparición o muerte.
El desarrollo de los hechos:
Viernes 18 de Enero de 2013, presentan denuncia los hijos de Kuykendall ante el Ministerio Público Federal por los hechos ocurridos durante la toma de posesión de EPN.
Sábado 26 de enero, solicita el EZLN solidaridad para el compa Kuy, herido de gravedad el 1º de diciembre.
Miércoles 13 de marzo, denuncia formal ante la PGR, con motivo de los hechos acontecidos el 1DMx, por parte del Buffet Jurídico Tierra y Libertad representando a la familia de Juan Francisco Kuykendall en contra de MIGUEL ÁNGEL OSORIO CHONG, MANUEL MONDRAGÓN y los policías que resulten responsables de haber disparado al artista, que permanece grave.
Jueves 14 de marzo, conferencia de prensa anunciando la acción jurídica del día anterior.
Miércoles 20 de marzo, brigada de trabajo con personal de la PGR y Dirección General de Derechos Humanos de la Comisión Nacional de Seguridad de la Secretaria de Gobernación, visita instalaciones con la finalidad de recabar la información necesaria e integrarla al expediente CNDH/2/2012/10338/Q.
Jueves 21 de marzo, ratifican primer denuncia ante delegación de PGR, denunciante llama a víctima desde instalaciones PGR, se genera compromiso para presentar testigo y video en el término de 5 días. Además ese día ocurrió el traslado de JFK de la UM Venados al conjunto Colonia ambos del IMSS, denunciante y víctima comieron juntos y este último estuvo de acuerdo en aportar testimonio y video.
Viernes 22 de marzo, por razón de queja la CNDH insiste a través de llamada telefónica a delegación de PGR recaba datos.
Sábado 23 de Marzo, presumiblemente “El Tío” envío un correo electrónico en el que notifica no acudirá a sus tareas habituales el día domingo. La investigación del teléfono refiere que la última llamada pega en una antena al sur de la ciudad.
Domingo 24 de marzo (para los creyentes, Domingo de Ramos). De acuerdo al protocolo de internet, refleja dos movimientos en el chat presuntamente realizados por “El Tío” o no.
Lunes 25 de marzo, no hay respuesta a llamadas ni a mensajes MSN.
Martes 26 de marzo, se cumplen los 5 días del compromiso para aportar pruebas. Denunciante intenta localizar vía celular a la víctima y este ya no funciona. Se activa alerta.
La Fiscalía Especializada de Búsqueda de Personas Desaparecidas (FEBPD), dependiente de la Subprocuraduría de Derechos Humanos, Prevención del Delito y Servicios a la Comunidad es competente para perseguir los delitos relacionados con la desaparición de personas, cuenta con datos que establecen que la Víctima estaba sujeto a vigilancia y seguimiento previo a su detención-desaparición por personas con características particulares.
Pero la Fiscalía se empeña por enésima ocasión en buscar a los perpetradores entre los familiares y amigos de la víctima. No lleva a cabo un análisis de contexto y conexidad, no confronta, ni observa pruebas en conjunto, la base de su investigación son los testimonios. No insta a autoridades federales para que colaboren con la investigación, bajo la idea de que en este país las Fuerzas Armadas son intocables. El objetivo, fabricar culpables y diluir la responsabilidad del Estado.
Hace 4 años cuando agentes del Estado Mexicano desaparecieron a “El Tío” no contábamos con una Ley General contra la Desaparición Forzada de Personas, a este día y luego de Ayotzinapa han pasado más de 180 días de la reforma al artículo 73, fracción XXI, inciso a) de la Constitución y no hay muestra de voluntad política para erradicar esta práctica, por el contrario los legisladores están más preocupados por aprobar la Ley de Seguridad interior que representaría la legalización de un Estado de Excepción y no erradicará la desaparición Forzada.
¡Verdad y Justicia para Teodulfo Torres Soriano!
¡Cese a la persecución política hacía familiares y amigos!
¡Desaparecieron su cuerpo pero no su esencia!
Familiares, Compañeros y Amigos de “El Tío”

“Luchamos por el miedo a morir la muerte del olvido”