miércoles, 20 de julio de 2016

CINCO FUERZAS Y TRES RITMOS EN EL MOVIMIENTO MAGISTERIAL–POPULAR

x Jesús Valdez
13 de julio de 2016
A dos semanas de la sangrienta represión en Nochixtlán, Hacienda Blanca y Viguera; una vez agotada la disposición al diálogo de parte del gobierno federal, el secretario de gobernación Miguel Ángel Osorio Chong (el chino Chong) anuncia que la paciencia se había agotado y se desbloquearán las 37 arterias carreteras del estado de Oaxaca, así como todos los bloqueos en el estado de Chiapas a cualquier precio.
El sábado 01 de julio de 2016, un equipo de compañeros viajamos a Nochixtlán por tareas que el movimiento, en nuestro trayecto no vimos ningún policía desde nuestra partida en la ciudad de Oaxaca, hasta llegar a Nochixtlán. La amenaza de Chong no fue cumplida, pues nuevas fuerzas entraron a la contienda: los estados de México, Distrito Federal (ahora Ciudad de México según pulgarcito), Nuevo León. En el Distrito Federal se realizaron paros desde el nivel preescolar hasta nivel superior, padres de familia realizaron bloqueos en varias avenidas de la ciudad. También tras la represión en Nochixtlán, se han dado importantes manifestaciones en repudio a la barbarie en Tehuacán y el centro de Puebla, así como en algunas ciudades de Veracruz, acompañada de bloqueos carreteros en Michoacán.
El pasado viernes 08 de julio la sección 40 y 7 de la CNTE en Chiapas decidieron en sus asambleas estatales desbloquear las carreteras para no irritar a la opinión pública, pero sobre todo “en apego a los acuerdos –emanados- de la Asamblea Nacional Representativa de la CNTE” sobre el diálogo entablado entre la Secretaría de Gobernación y la Comisión Nacional Única Negociadora (CNUN).
Poco a poco se habían ido aflojando los bloqueos, se dejaron pasar los carros de 30 en 30, poco a poco esto se convirtió en un caos, donde los maestros y padres de familia parecían más agentes de tránsito que un ejército poderoso en guardia. Esa es la información que nos dieron los maestros de Chiapas sin entrar en mayor detalle. Todos los contingentes se replegaron al Zócalo de Tuxtla Gutiérrez, aunque consideramos que es un error estratégico de primer orden desbloquear las carreteras y dejar paso libre a la Policía Federal o Ejército Mexicano para que rodeen y cerquen el zócalo de Chiapas, lo cual daría al estado las condiciones óptimas para una represión sangrienta, aunque por el momento no creemos que ese sea el escenario inmediato.
En Oaxaca los bloqueos a pesar de ser una forma de organización contundente (barricada), el movimiento ha tenido la sensibilidad de dejar pasar automóviles particulares, alimentos orgánicos bajados directamente de los pueblos, a quienes se les ha negado el paso, es a las empresas trasnacionales que son quienes están de acuerdo con la masacre de nuestro pueblo. Desconocemos en qué condiciones estén luchando los chiapanecos y sabemos que ante cualquier represión el pueblo respaldará al magisterio, aunque a veces de tanto mojar la pólvora, esta se puede cebar cuando sea necesaria.
En el POS de Oaxaca hemos elaborado una caracterización con fines prácticos sobre la etapa actual en el movimiento magisterial y popular, el cual según nosotros, está compuesto por 5 sectores:
1. El magisterio agrupado en torno a la Sección 22. Esta fuerza es la más conocida y golpeada por los medios masivos de comunicación, desde el pasado 15 de mayo, algunos pensamos en un principio que los grupos de interés habían impulsado este paro de cara al proceso electoral del 6 de junio (y así fue, ellos iban por el hueso), pero había otro factor no considerado por la cúpula sindical: los padres de familia de la mixteca y Sierra Sur que se habían estado movilizando durante todo el año pasado en demanda de que no se les cobraran los recibos de luz de las escuelas, como el pago a los 6 mil maestros homologados que desde entonces no han recibido su sueldo y viven de préstamos de familiares, amigos y el apoyo de padres de familia. Esto desde el principio dio a la jornada un tono extra-gremial, de hecho muchos profesores estaban enfadados porque sus padres de familia los obligaron a ir al plantón (no al revés) bajo la consigna: maestro que no está en el paro, el plantón y las actividades sindicales, maestro que no es recibido en su centro de trabajo. Como caracterizamos antes del 6 de junio, el movimiento vivió un auge sin precedentes a nivel estatal, decenas de miles de padres de familia se fueron adhiriendo en defensa de la educación pública y gratuita a lo largo y ancho de las 7 regiones de Oaxaca. Este auge fue interrumpido por grupos oportunistas como la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE-FPR) o la CODEMO (entre otros que se desgarraban las vestiduras por Salomón Jara, candidato de MORENA), quienes llamaron desde el anonimato en redes sociales y en la asamblea estatal, a recesar la jornada de lucha para cuidar las urnas.
Pasado este receso, una semana después de la jornada electoral, transcurrió entre acciones tibias y ridículas como tomas de instalaciones públicas y centros comerciales, que no está mal, pues la primera acción es para impedir que el IEEPO pueda elaborar notificaciones de cese a maestros, la segunda puede tener un potencial si se sabe aprovechar bajo una táctica correcta. Se dio el cerco a la Policía Federal en el aeropuerto en esas fechas, fue entonces que el POS propuso el cierre de las 37 arterias carreteras en Oaxaca y también llevó esta propuesta a la Asamblea Nacional Representativa de la CNTE, misma que fue aprobada y llevada a la práctica en Oaxaca y Chiapas.
En un principio, la base magisterial pensó que se trataba de un paro de tres días, mismo que se extendió a dos, tres, cuatro semanas, “la última y nos vamos” como dicen en las cantinas (es como ha avanzado este movimiento), pero como sabemos los mexicanos, esa es una mentira. Sobre todo, porque es cada vez más evidente que quien está llevando adelante esta jornada de lucha, somos los padres de familia y el pueblo en general, porque hemos hecho nuestras, no sólo las demandas del magisterio, sino que también tenemos las nuestras: defensa de la tierra, el agua, el aire, la educación gratuita, el territorio y sobre todo, soñamos con otro mundo que no sea como el que conocemos ahora.
En la actual fase, el gobierno federal, después de la represión a Nochixtlán, Hacienda Blanca y Viguera, se ha dado cuenta que cada vez que golpea a este movimiento, hace que este se extienda, se vuelva más radical y más contundente. Ha comprobado empíricamente que el pueblo oaxaqueño es de respetarse, por lo que ha optado por la política del desgaste, la represión selectiva y el maiceo de corrientes a lo interno del movimiento magisterial.
Los militantes de la UTE hablaron con Mario Martínez (militante y dirigente del Partido Obrero Socialista en Oaxaca) en los últimos días de junio para pedirle que se desbloquearan las carreteras y aflojáramos la jornada de lucha para destensar el asunto, prometiendo incluso que con esa inacción, el gobierno federal liberaría a los presos políticos, incluso hubo una reunión con miembros de la CNUN donde la posición del POS fue contundente: “no vamos a aflojar, ni a desmovilizar, no confiamos en ustedes porque sabemos que son unos oportunistas de lo peor”, ya en broma “díganle a Chong que por cada preso que suelten, nosotros desbloqueamos una carretera”. Posteriormente en la Asamblea Estatal, los miembros de la UTE y grupos afines a ellos, presentaron los mismos argumentos que los chiapanecos de la Sección 40: “hay que destensar compañeros, para que el gobierno y la sociedad vean que hay disposición para el diálogo, que nosotros no somos los intransigentes”.
Para el jueves 08 de julio, los bloqueos de Hacienda Blanca lucieron semi-vacíos, sin embargo los sectores periferia y estatales se mantuvieron firmes y llamaron a la reorganización. El sector ciudad se ha movilizado de una manera muy limitada después de la huida de Carmen López (mejor conocida como la Jicayan): miembro de la UTE, supervisora de la zona, secretaria general y delegada a la ANR.
El control corporativo (payola) de este bloque era tradicional, a partir de que hay hostigamiento y no hay billetes, estos seudo-dirigentes magisteriales (los chavos de Carmen López) no se mueven, ellos sólo se mueven para candidaturas por MORENA y puestos en los gobiernos en turno. Sin embargo también hay sectores (aunque son pocos) de maestros que desde el sector ciudad siguen en esta jornada de lucha y llaman a sus compañeros para que salgan de sus madrigueras y se pongan a luchar, a esos sindicalistas de whats app y facebook que nos dejaron solos en Viguera y Hacienda Blanca el 19-junio cuando pedimos refuerzos ante la inminente entrada de la policía federal.
Como analogía de esta experiencia, también en el año 2006, cuando el movimiento magisterial y popular estaba en pleno auge, el Frente Popular Revolucionario y su brazo magisterial, la UTE, llamaron a relajar el movimiento para que entrara una comisión del senado con un representante de las 3 principales fuerzas políticas de entonces por aquellas fechas (PRI, PAN y PRD) para verificar que en Oaxaca no había gobernabilidad y se decretara la desaparición de poderes. El POS llamó a no relajar el movimiento, pero la tendencia oportunista ganó en las asambleas estatales de la APPO y del magisterio, los resultados fueron funestos, el movimiento se fue relajando, se desbloquearon calles, se quitaron barricadas, se liberaron estaciones de radio como muestra de “buena voluntad”. La comisión del senado dijo que Oaxaca estaba en paz, contradictoriamente, el 2 y 25 de noviembre, lanzaron dos ofensivas brutales contra el pueblo de Oaxaca: el 2 y el 25 de noviembre, pulverizando, lo que quedaba del movimiento magisterial y popular, hoy día, pretenden repetir la jugada para dejar solo a Nochixtlán, esperar a que la sangre se seque, que el olvido se apodere del inconsciente colectivo y el gobierno federal pueda asestar un nuevo golpe cuando el movimiento esté débil, cuando este baje la guardia y se sienta confiado. Esa es la intención de Osorio Chong en estos momentos, por eso ha prolongado las mesas de diálogo, pero la tenacidad magisterial y popular vuelven a alzar la guardia con el recuerdo de esta amarga experiencia vivida en el 2006.
Incluso la clausura de ciclo escolar ha venido a mermar la jornada de lucha, pero pensamos que mientras el pueblo y los padres de familia sigan adelante, el magisterio no puede retroceder, además que el movimiento puede repuntar en estas semanas. Debemos tener en cuenta también que la misma Sección 22 tiene 6 mil homologados sin pago y otros tantos miles que tienen pagos retenidos (ya los cesaron, pero no han recibido su notificación), este es el caso de todo el nivel preescolar en el Istmo de Tehuantepec, pero el fenómeno es en todas la regiones. Si dejan solos a estos compañeros, la existencia misma de la Sección 22 como sindicato de clase estaría en tela de juicio.
2. Los padres de familia, y pueblo en general. Como venimos relatando, este sector se ha movido de manera contundente en esta jornada, incluso los 11 compañeros asesinados en Nochixtlán son padres de familia, el compañero asesinado en Viguera no era maestro, la mayoría de los heridos de bala por la represión del 19-J son gente del pueblo y padres de familia. Son los que han estado al pie del cañón en cada bloqueo carretero, este sector aunque es heterogéneo, es más contundente, después del 19-J vimos comunidades enteras movilizándose desde la Sierra Mixe, Sierra Norte, Sierra Sur, en todo el estado listos para entrar a una nueva e movilizándose desde la Sierra Mixe, Sierra Norte, Sierra Sur, en todo el estado listos para entrar a una nueva etapa en el movimiento magisterial y popular. En Nochixtlán se les ve firmes, contentos y orgullosos de ser la punta de lanza en este  movimiento.
3. Las autoridades municipales y comunitarias. Este sector abarca a 45 autoridades municipales y quizá otras 45 autoridades comunitarias de agencias municipales, así como autoridades agrarias. Es un sector que lleva ya 3 encuentros, el último fue el sábado 9 de julio, donde se incluyeron organizaciones sociales, de derechos humanos, ONG’s, comités de padres de familia de todo el estado, donde se ratificó que maestro que no está en la lucha, maestro que no será recibido en su escuela, ni en su comunidad. Además se acordó el boicot a la Guelaguetza oficial, la jornada será interesante, quizá haya más enfrentamientos, uno que otro compañero asesinado, más heridos, pero ello quiere decir que a pesar de la represión descarada de los gobiernos títeres, el movimiento en el grueso del pueblo no sólo no ha menguado, sino da nuevos pasos adelante con una actitud temeraria y retadora.
4. Las organizaciones sociales, de derechos humanos y ONG’s. El trabajo de las organizaciones sociales es muy diverso, pues las hay quienes luchan por demandas de vivienda y continúan afiliadas al PRD (caso del Frente Amplio de Lucha Popular-FALP) a pesar de que este partido firmó el pacto por México que dio pie a la Reforma Educativa en 2013.
También están los estalinistas del Frente Popular Revolucionario (FPR) que unas veces negocian con el gobierno del estado prebendas como concesiones de mototaxis, candidaturas a diputaciones (incluso plurinominales), presidencias municipales, gestiones, etcétera. Así cuando no logran acuerdos con los gobiernos en turno, presionan desde su frente magisterial (la UTE) para que el gobierno cumpla sus demandas en otros frentes.
Otro grupo que se ha insertado en los encuentros de autoridades municipales es el Movimiento de Unificación de la Lucha Triqui, MULT, quienes han sido acusados junto al PRI-UBISORT por la masacre a San Juan Copala en el año 2010, además de cientos de asesinatos en la zona triqui, ahora pretenden lavarse la cara apoyando al movimiento magisterial, sin embargo, aunque sus dirigentes son caciques y asesinos, su base social todavía cree que milita en una organización de lucha y de hecho los pueblos triquis se han caracterizado por una larga tradición de resistencia desde tiempos inmemoriales. También han estado activas las comunidades autónomas de la región triqui a pesar de que sus activistas han sido acribillados una y otra vez por el MULT.
Siguiendo con los referentes en las organizaciones sociales que puede insertarse en este proceso, encontramos a la organización Servi-Mixe (Servicios Mixes) que dirige el ex – secretario de asuntos indígenas Adelfo Regino Montes, conocido por un activismo notable, además de traicionar a simpatizantes del zapatismo en comunidades de Oaxaca. Adelfo Regino renunció a su puesto como secretario de asuntos indígenas tras la masacre de Nochixtlán, después se le vio en el segundo encuentro de autoridades municipales en Nochixtlán.
El mismo caso es del ex diputado por el PT Flavio Sosa Villavicencio, que dirige a la organización COMUNA, que también se ha querido subir a este barco a través de sus personeros, ya que después de su actuar oportunista en el movimiento de 2006, no se le ha aceptado en ninguna asamblea del movimiento magisterial y popular, por ejemplo, en junio de 2010 quiso dar un discurso en el juicio político popular a Ulises Ruiz en la Plaza de la Danza, pero fue abucheado por la multitud presente, pretendió seguir su discurso tras una breve pausa, pero fue abucheado de nuevo e insultado por los presentes. Recientemente, tras la desaparición del IEEPO y el anuncio del magisterio de boicot a la evaluación punitiva y al proceso electoral, Flavio declaró a los medios de comunicación: “no respaldaremos las acciones radicales de la Sección 22, ya estuve una vez en la cárcel y no quiero volver a pasar por ahí”, sin embargo cuando escuchó de un posible resurgir de la APPO en 2016, se formó en primera fila, cuando 6 años antes, había renegado de la APPO, porque en su segundo congreso no se le permitió apoyar la candidatura de Gabino Cué Monteagudo, ni utilizar el nombre de la APPO como trampolín político. Anteriormente, Flavio había renunciado a su militancia perredista el año 2000 para sumarse a la campaña de Vicente Fox en aras del “voto útil”.
Al igual que los antes aludidos, hay muchas organizaciones que tratarán de montarse en el proceso actual, de influir a algunos presidentes municipales y hacer política a través de ellos, en el pasado estas organizaciones se caracterizaron por vender al movimiento en 2006, después se sumaron a la campaña del ex priísta Gabino Cué en 2010, que primero se manchó las manos hace exactamente 20 años cuando fue secretario de gobernación de Diódoro Carrasco, estando a cargo de la masacre de Loxicha, ahora es el tercero al mando después de Peña y Chong en la masacre de Nochixtlán.
Posiblemente muchas de estas organizaciones oportunistas tratarán de llevar el proceso acorde a sus intereses de grupo, por lo que tendremos que tener mucho cuidado con ellos. Es cierto que en Nochixtlán dos de los caídos eran militantes del FALP, pero más allá de las siglas, vemos que son pobladores que dieron la cara por el movimiento, difícilmente veremos a un Flavio Sosa en las barricadas, a un Rogelio Vargas Garfias (UTE-FPR), a un Uriel Díaz Caballero (MULT), a un Adelfo Regino (Servi-Mixe), porque para eso estamos los de abajo, para poner los muertos, y ellos las negociaciones en la mesa, o por abajo del agua.
En lo que respecta a las ONG’s y organizaciones de derechos humanos, también las hay del mismo corte que las organizaciones arriba mencionadas, aunque no podemos decir que sea así en todos los casos, las organizaciones de derechos humanos pueden ser de ayuda para documentar todos los abusos policiales y ser parte de la ruta jurídica, proteger a las familias de Nochixtlán que fueron hostigadas después de la represión por tener a su gente herida “los vamos a ir a matar uno por uno, los vamos a exterminar” decían las llamadas a los heridos de bala por la represión del 19 de junio.
5. Los heridos por la represión del 19 de junio y sus familias, incluidas la de los compañeros asesinados. Ya iniciado este tema, después de la represión del 19 de junio de 2016, podíamos contar a por lo menos 11 compañeros asesinados en Nochixtlán, 30 heridos de bala, pero conforme los días fueron pasando, se fueron reportando más heridos de bala de lo que se pensaba, la cifra alcanzó 54 compañeros que estaban escondidos y con las balas adentro del cuerpo a casi dos semanas de la represión del 19 de junio. En los primeros días, como relatamos más arriba, el hostigamiento contra sus familias y contra ellos mismos fue brutal, la policía federal gaseó los módulos que atendían a los heridos el 19 de junio en Hacienda Blanca y Nochixtlán, en esta última comunidad, gente de la comunidad nos narró el caso de un chico que estudiaba en el CECyTE, quien estaba al frente de una barricada junto a sus compañeros fue herido por varios impactos de bala en su cuerpo, los policías federales lo creyeron muerto y lo tiraron a una barranca, ahí llegó una ambulancia para llevarse el cuerpo, pero los paramédicos fueron balaceados también por los federales, entonces llegó la familia del chico, también fue balaceada, pero esta se aferró y logró llevarse el cuerpo. Una semana después de la represión nos enteramos que el compañero seguía con vida, pero su mamá no quiso revelar su ubicación por temor a las represalias del gobierno federal y estatal.
Transcurridas ya dos semanas, la mayoría de los heridos de bala se habían atendido en clínicas privadas, pues el presidente municipal de Nochixtlán les negó la atención en las clínicas públicas de la población. Este presidente municipal fue desterrado y se formó un nuevo gobierno del pueblo. A pesar de ello las amenazas seguían contra los heridos y sus familias. En una de esas ocasiones, los padres y madres de Ayotzinapa realizaron una visita a los pobladores de Nochixtlán, donde llamaron a no confiar en los organismos de derechos humanos del gobierno federal y estatal, pues en el caso de Ayotzinapa, estos organismos sirvieron para ubicar y seguir hostigando a la familia de los 43 jóvenes “sólo vinieron a sacarnos información para ubicarnos”, lo mismo para con los observadores que envió la ONU, pues a decir de los pobladores de Nochixtlán, la ONU obedece a los intereses del imperialismo, específicamente de los Estados Unidos, por eso a sus observadores no les dieron una sola gota de confianza.
La mayoría de los compañeros que fueron heridos en Hacienda Blanca, Viguera y Nochixtlán se encuentran ya en rehabilitación, el 7 de julio, hubo una mesa de diálogo de los familiares de los caídos y los heridos en tierras mixtecas con el enviado de la Segob: Roberto Campa Cifrián (un personaje gris cercano a Chong, que se formó en las filas del SNTE bajo la dirección de Elba Esther Gordillo, quien fue además miembro del partido anal -PANAL-), quien se presentó como representante de derechos humanos. Un día antes de esta reunión, los familiares de los heridos y caídos del 19 de junio, se reunieron para acordar puntos en común, vencieron el miedo, el primero fue la derogación de la reforma educativa, mismo que no fue retomado por Campa Cifrián, quien les respondió que eso compete a la cámara de diputados, senadores y a la Secretaría de Educación Pública. Los otros dos puntos centrales eran:
- Indemnización y pensión permanente para las viudas de los compañeros caídos, así como becas para sus hijos.
- Reparación de daños para los compañeros heridos.
- Reparación de los daños materiales.
Como era previsible, la Secretaría de Gobernación dividió los temas en mesas para hacer tiempo, su apuesta ha sido el desgaste y la simulación. La SEGOB y la CNTE nacional que se abrirán 3 mesas:
1. Mesa política, que se instalará el 13 de julio de 2016
2. Mesa educativa, 19 de julio
3. Mesa de carácter social, 21 de julio
El ánimo de la mayoría de los heridos del 19 de junio es de una rabia absoluta, muchos siguen firmes en la lucha, llaman a no aflojar en esta jornada de lucha, no esperar a que haya otros 11 asesinados para que el gobierno vuelva a abrir otra mesa, sino de presionar hasta obtener las demandas del movimiento cumplidas.
Conclusión
En conclusión, podemos observar 5 fuerzas y 3 ritmos:
1. El magisterio que no está accionado con todas sus fuerzas
2. Los padres de familia, heridos del 15 de junio, familiares de los caídos, autoridades municipales y pueblo en general son quienes están sosteniendo esta jornada de lucha y llevándola hacia adelante.
3. Los grupos oportunistas a lo interno del movimiento magisterial y popular, que tratarán de ver por sus propios intereses, y de los cuales el movimiento debe cuidarse. Es cierto que hay organizaciones muy honestas y pequeñas que están luchando con sinceridad sin esperar nada a cambio, pero la mayoría lo hace en el semi-anonimato no esperando los reflectores ni dirigir este proceso de lucha, algunas sí, pero no son lo suficientemente fuertes para poder hacerlo.
Desde el Partido Obrero Socialista pensamos que mientras el segundo ritmo se mantenga, nuestros militantes en el magisterio no pueden llamar a destensar la jornada de lucha, mucho menos a replegarse, a esa conclusión hemos llegado en nuestras últimas reuniones, pensamos que lo mejor que podemos hacer, es estar al lado del pueblo y seguir activando desde nuestras trincheras, pues hay otro sector que no ha sido tomado en cuenta por la CNTE: los electricistas, petroleros, trabajadores del sector salud, servicios, telefonistas, SAPAO, es decir, quienes podrían convertir una huelga magisterial, en una huelga general de la clase obrera, de los explotados, estos sectores le pondrían un nuevo sello a la lucha. El magisterio ha sabido ganarse a la población en lo abstracto, ha ganado el corazón de los campesinos y pueblos originarios, pero ha sido incapaz de atraer a su causa a la clase obrera con acciones concretas, esto se debe a que la huelga general y el paro magisterial no fue preparado de antemano con sindicatos de clase, con la clase obrera, el apoyo al magisterio ha sido espontáneo porque su causa es justa, además porque todos estos sectores nos sumamos a la defensa de la educación pública, gratuita, obligatoria y laica independientemente que haya maestros que no quieran luchar y estén escondidos en sus cuentas de facebook y whats app. Por otra parte, la dirección magisterial y la Comisión Nacional Única Negociadora han jugado un papel pésimo e inepto en esta jornada de lucha, se ha desperdiciado la sangre de nuestros caídos, pero de eso hablare en otra columna.
¡CUANDO EL PUEBLO SE LEVANTE, POR PAN, LIBERTAD Y TIERRA, TEMBLARÁN LOS PODEROSOS DE LA COSTA HASTA LA SIERRA!
¡EN LA LUCHA CALLEJERA, VENCERÁ LA CLASE OBRERA!