domingo, 1 de mayo de 2016

OBREROS Y PATRONES/José De Molina/ Una canción que refleja la realidad del obrero mexicano

Subido el 13 junio 2008
Una canción de José de Molina que refleja la realidad del obrero, campesino o cualquier trabajador mexicano.
No hacemos otra cosa más que trabajar,
y las ganancias no las vemos jamás,
nuestros hijos son carne de vecindad,
expuestos a toda la calamidad.

Mientras la familia del patrón se va,
cada vez que quiere a vacacionar,
nuestros hijos juegan entre lodazal,
tal condenados a perpetuidad.

Si nosotros generamos producción,
que es la base de toda felicidad,
por qué no tenemos la oportunidad,
de obtener tan solo una buena ración.

Nos dicen que es por el bien de la nación,
que la patria exige amor y abnegación,
habría que ver que entienden por amor,
y desde luego por abnegación.

El patrón razones nunca entenderá,
a la fuerza bruta acostumbrado está,
que es un sinvergüenza le puedes gritar,
como ya lo sabe no le importará.

Puedes insultarlo y solo se reirá,
pues tiene una concha como de caimán,
si emplazas a huelga entonces si verás
cómo es posible oírlo rebuznar.

Cambia de color es como el camaleón,
según lo que trame y según la ocasión,
frente al poderoso parece ratón,
pero ante los débiles es un león.

Es blanca paloma con piel de reptil,
cuando le conviene ser ruin y servil.
A los animales yo les pido perdón.
por haber hecho esta comparación.

Les recordaré lo que le paso a Juan,
cuando una rebaba ciego lo dejó,
ni siquiera un médico de guardia halló,
y el patrón lo echó cuando no le sirvió.

Más de 25 años de trabajar,
no le dieron ni siquiera indemnización,
historias como estas se repetirán,
si no tenemos organización.

Vamos aceitando los engranes ya,
de nuestra conciencia que dormida está.
Que la producción, produzca bienestar,
para el obrero que vida le da...
que vida le da...
José de Molina fue el nombre artístico de José de Jesús Núñez Molina, cantautor mexicano de protesta de tendencia guerrillera. Nació en la ciudad de Hermosillo, Sonora en 1938. Fue el creador de canciones populares como "Obreros y Patrones", "Ayeres", entre otras más. Durante su trayectoria de 30 años como artista y compositor de temas sociales lanzaría por lo menos 12 álbumes.
José de Molina sobrevivió a la masacre del 2 de octubre en Tlatelolco, y al halconazo del 10 de junio de 1971. Fue víctima de amenazas, secuestro y golpes, propinados por la policía política mexicana. El poder político trató de comprarlo, pero jamás cayó en la tentación, procurando llevar una vida consecuente con sus ideas. Se consideraba un socialista libertario, ya que pensaba que todo Estado-Gobierno, a la larga se corrompe y se vuelve despótico, represivo y tiránico. No creía en caudillismos, ni aceptaba dioses, mucho menos amos.
En la década de los 90's, la marginación contra este cantautor se agudizó, razón por la cual se haría un llamado para que se organizaran eventos en barrios, sindicatos y auditorios con el fin de romper el cerco de silencio que lo rodeaba. Quizá fue el compositor popular urbano de protesta más conocido en México, solo precedido por León Chávez Teixeiro y la aguerrida cantora revolucionaria Judith Reyes.
En los últimos años se dedicó solo a la venta de su material musical, ya que nunca cobró por cantar. Desde el levantamiento en 1994 decidió plantarse a cantar en el Zócalo todas las tardes como apoyo al movimiento zapatista.
Fue secuestrado y torturado por la policía política en mayo de 1997, durante la visita a México de Bill Clinton, entonces presidente de los Estados Unidos. Como consecuencia de los golpes recibidos en este episodio, debió ser internado y operado meses más tarde. La muerte de este cantautor, como lo ha declarado públicamente su hijo Arturo de Molina, fue el resultado de la política represiva y criminal del ex presidente mexicano Ernesto Zedillo Ponce de León. Pero su voz no será callada y acompaña las luchas del pueblo mexicano en esta hora. Finalmente en el 2007 se le rindió su merecido homenaje en el que participaron familia, amigos y colaboradores del músico.
“Su música seguirá vigente en tanto exista injusticia”, estas fueron las palabras de su esposa Araceli Abud (fragmento: https://es.wikipedia.org/wiki/Jos%C3%A9_de_Molina)