martes, 2 de febrero de 2016

¡VIVE PORQUE SON SEMILLA SEMBRADA Y MÁS TEMPRANO QUE TARDE PODREMOS COSECHAR!

A 44 años del asesinato de Genaro Vázquez Rojas
El 2 de febrero de 1972 muere asesinado el profesor y guerrillero Genaro Vázquez Rojas en el estado de Guerrero. De origen campesino, fue maestro normalista egresado de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, formó parte de la disidencia magisterial. En los años 60s fue fundador de la Asociación Cívica Guerrerense (ACG), y la Central Campesina Independiente (CCI) dentro de la legalidad que permitía el sistema, tratando de modificar y reformar las cosas, pero de esta lucha lo único que se obtuvo fue el brutal asesinato de muchos guerrerenses por el XXIV y el VI batallón del ejército.
La lucha organizada por la ACG contra los cacicazgos y por la democratización de los Ayuntamientos Municipales de la Costa Chica de Guerrero, logró hacer de los procesos electorales un instrumento para la desarticulación del poder caciquil y la construcción de un poder popular alternativo. Sin embargo, el fraude electoral, la represión gubernamental y la violencia de estado dieron lugar que al igual que muchos otros grupos, optara por el levantamiento armado revolucionario como el único camino posible para crear una nueva patria; originando así la transformación de la ACG en ACNR (la Asociación Cívica Nacional Revolucionaria).
Finalmente, el 2 de febrero de 1972, el Profesor Genaro Vázquez Rojas fue asesinado por el ejército mexicano, tras haber quedado inconsciente y mal herido, a consecuencia de un accidente automovilístico.
Han transcurrido 4 décadas y el país sigue esperando lograr justicia para los caídos, sin embargo, la historia parece repetirse una y otra vez, aunque de diferentes formas, con nuevos métodos que el estado resurge.
Genaro se ha convertido en una leyenda del pueblo y un ejemplo de decisión y entrega. Reafirmamos los principios e ideales del partido de los pobres, por la recuperación de la memoria colectiva, ya que ella es la que hace libres a los pueblos.
Hoy recordamos la frase que alguna vez pronunció y que aún sigue teniendo vigencia:
“Lograr la liberación de México y una patria nueva o morir por ella”.
¡Maestro Genaro el pueblo ya te extraña!
¡Vive porque son semilla sembrada y más temprano que tarde podremos cosechar!