martes, 2 de febrero de 2016

Soy hij@ de una mujer zapatista: aprendí que la autonomía empieza por no pedir permiso (sténcil y poesía)

Esténcil - soy hij@ de una mujer zapatista
Velerita Tallera
 Publicado el 12 enero 2016
6 de enero 2015. Hoy hace 10 años, nos falta Ramona. En su memoria, esta intervención sin permiso de nadie en la calle Zapotecos de la colonia Obrera, casualmente al lado del Rincón Zapatista. Este es un retrato de la mujer zapatista que se convirtió en mi familia durante la escuelita.
“Soy hij@ de una mujer zapatista” esténcil, acrílico y plumones. Este es el texto que se lee en su interior, la entenderán quienes la tengan que entender, l@s demás disfruten y compartan si les gustan los colores.

Nací soñando un mundo nuevo
un primero de enero.
Soy hij@ de una mujer zapatista,
en la escuelita me enseñaste
a sembrar mi libertad,
libertad de cuestionarme
a cada paso que doy,
mi pensamiento más crítico
es el autocrítico.
Me enseñaste que el mundo nuevo
se sueña todas las noches,
se practica todos los días.
Me enseñaste que la autonomía
empieza por ser sin pedir permiso,
aprendí de ti a desobedecer
a la policía del estado,
a la policía de la revolución.
Aprendí a desaprender
y a dejar de creer
en los patriarcas del pensamiento,
no sólo por aburridos
sino por incongruentes,
la hidra más peligrosa
es la que no se reconoce
frente al espejo.
¿Qué le puedo hacer?
si en este mundo nuevo
no necesito permiso de nadie
y mucho menos aprobación
para ser tu hij@ de mi madre)